¿encontraste un error?
avísanos

Todo lo que debes saber sobre Reconstrucción Vaginal

0VISITAS

Publicado por

El auge de la vida saludable, ligado a patrones estéticos actuales que promueven la perfección física, han provocado que muchas mujeres se sometan a intervenciones quirúrgicas con el propósito de mejorar ciertas zonas del cuerpo, que por temas personales o de salud les ocasiona más de un dolor de cabeza.

Dicho pensamiento provoca que muchas féminas a pesar de ser bellas, enfoquen su mirada en las cirugías como la mejor herramienta para solucionar problemas de autoestima. Escenario en que se hacen presentes los implantes mamarios, la inyección de botox para tapar las arrugas y la vaginoplastia o rejuvenecimiento genital, que consiste en la remodelación del Monte de Venus, cirugía de labios mayores y menores, tensado vaginal, reparación del introito genital y su correspondiente blanqueamiento.

“Cabe indicar que esta intervención se utiliza para curar tejidos que estaban dañados y mejorar las funciones de ciertas partes del cuerpo. Sin embargo, hay quienes acceden a este tipo de técnicas exclusivamente por un tema estético, situación en que se modifica la forma normal y natural del organismo”, sostuvo Héctor Figueroa Rebolledo, Ginecólogo Obstetra de Clínica Sanatorio Alemán Concepción.

Pese a que muchas mujeres ven a este procedimiento como una necesidad superflua, la cirugía vaginal puede ser recomendable para casos específicos, en los cuales hay problemas físicos o de salud; el ejemplo más común es la agenesia vaginal, defecto de nacimiento que imposibilita el desarrollo de la vida sexual y la maternidad.

Asimismo, para muchas mujeres esta operación es la mejor forma de evitar molestias o dolores generados por la tracción de labios menores hipertrofiados (demasiado grandes). De esta forma, se logra una mayor satisfacción durante las relaciones sexuales, ya que permite incrementar el rozamiento logrado con un estrechamiento del canal vaginal o una reconstrucción himeneal.

A continuación el experto detalla los tipos de cirugías vaginales más comunes en la actualidad:

Labioplastía

Cirugía que corrige una hiperplasia de labios menores de la vulva y reduce la flacidez exuberante de los labios mayores presente en aquellas mujeres que tienen una fuerte caída de peso. Situación que junto con generar un inconveniente desde el punto de vista estético, ocasiona trastornos en la actividad normal por rozamiento e irritación de los mismos, inflamación y alteraciones al hacer deportes como andar en bicicleta.

Rejuvenecimiento Vaginal o Himenoplastía

Es la reconstrucción de la parte de los bordes residuales del himen y el estrechamiento del canal vaginal, zona que puede haber sufrido un ensanchamiento excesivo producto de los partos.

Una himenoplastia rehace este tejido y le devuelve esa cualidad de virgen a la mujer. En algunas circunstancias inusuales, una fémina puede romper su himen haciendo deportes como ciclismo, equitación o gimnasia. Aunque la función biológica del himen es todavía desconocida, su función social es considerada un símbolo mitológico en muchas culturas.

Reconstrucción del Clítoris

Se realiza en aquellas mujeres que presentan un clítoris muy prominente que les genera molestias en las relaciones sexuales o al utilizar ropa ajustada. En esta intervención se reduce el tamaño del clítoris en pos del bienestar de la paciente.

Relleno de Labios Mayores

Es un procedimiento pensado para aquellas mujeres que presentan labios mayores muy finos o como complemento de la labioplastía. Acá, se les inyectan en dicha zona sustancias biocompatibles de duración transitoria como ácido hialurónico o grasa.

Hay que recordar que todas las intervenciones son de carácter ambulatorias, con anestesia local sedativa y no requieren de una posterior interacción. Asimismo, tras acceder a uno de estos procedimientos se sugiere evitar las relaciones sexuales por tres semanas y someterse a un reposo de al menos 48 horas.

Asimismo, el especialista sugiere que antes de someterse a cualquier intervención se debe hacer una evaluación previa, donde tras un análisis se detecta qué tipo de tratamiento es el más idóneo para la paciente. Por ejemplo, en las más jóvenes se recomienda: plastía de labios menores, blanqueamiento genital, labioplastía y lipo aspiración genital

En cambio, para la mujer mayor hay que sumar el rejuvenecimiento genital. Por otro lado, para quienes están en periodo de menopausia, hay que agregar corrección prolapso y tratamiento de incontinencia urinaria.

“Si bien la cirugía trata de mejorar la vida sexual aumentando el goce a través del orgasmo clitoriano o Punto G, un rejuvenecimiento genital con estrechamiento o cirugía de vagina podría afectar el parto normal en caso de un futuro embarazo. Sin embargo, el 100% de las mujeres que solicitan dicha intervención, ya han cumplido su paridad”, afirmó el profesional de la salud.

Debido a la alta demanda de los servicios, la última novedad presente en el área es el rejuvenecimiento genital con láser. Técnica que se caracteriza por ser indolora, sin anestesia, ambulatoria y sin complicaciones de ningún aspecto.

Por eso, si estás preocupada por cómo se ve tu vagina y estás considerando someterte a una de estas cirugías, se recomienda que lo consideres muy seriamente y que antes de cualquier determinación te dejes asesorar por especialistas en la materia, quienes te orientarán a tomar la mejor decisión.

URL Corta: http://rbb.cl/c6u4