¿encontraste un error?
avísanos

Cómo el estrés también puede manifestarse en tu suelo pelviano

0VISITAS
Lizi (CC) Flickr

Publicado por

¿Te ha pasado que sientes dolor o tensión en la parte inferior de la pelvis? Cada persona manifiesta su estado de estrés o tensión de diferentes maneras: algunos aprietan los dientes, otras sufren torticolis o espasmo en los músculos del cuello u hombros; y aunque parezca extraño, algunas mujeres contraen en forma excesiva la musculatura del periné o suelo pelviano, causando contractura y dolor en el área inferior de la pelvis.

Odette Frendlich, Kinesióloga especialista en disfunciones de la zona pelviana y sexualidad Directora del Centro Miintimidad, aclara que la zona perineal está compuesta por una serie de músculos, fascia, ligamentos, dispuesta como un paraguas invertido en la parte inferior de la pelvis. Los músculos que la componen van desde el pubis hasta el coxis, pasando en forma circular por la vagina, la uretra y el ano.

El periné cumple varias funciones, entre las cuales podemos mencionar la de soporte para todos los órganos que se encuentran dentro de la pelvis, como el útero, vejiga, intestinos. Además tienen una función esfinteriana, manteniendo la continencia de la vejiga y evitando el escape involuntario de gases, orina o fecas .

Al pasar alrededor de la vagina, tienen una estrecha relación con la sexualidad, influyendo en el tono de la vagina y en la capacidad orgásmica.

Se preguntarán entonces, ¿qué sucede cuando estos músculos están en constante hiperactividad?

- Podemos tener dolor en la pelvis, coxis, pubis, periné o área que está entre el ano y la vagina.

- Se puede generar dificultad para vaciar la vejiga o para defecar, por la falta de relajación de esta musculatura durante estos actos.

- Puede existir dolor o dificultad a la penetración vaginal durante las relaciones sexuales, por un tono aumentado y contracción involuntaria de los músculos vaginales.

- Durante el orgasmo se producen contracciones rápidas de la musculatura vaginal, periné, ano y útero.
Al estar tensos estos músculos, se puede ver disminuida la capacidad orgásmica.

La buena noticia es que existe un tratamiento para solucionar este problema, siguiendo estas recomendaciones:

Primero debemos tomar conciencia de la localización de esta musculatura, que es difícil de ubicar pues está escondida dentro de la pelvis. Luego debemos aprender a como relajarla.

“En Centro Miintimidad usamos varias técnicas de ejercicios y masaje intravaginal para ir relajando y elongando esta musculatura. Además trabajamos con un equipo médico llamado Biofeedback que logra captar la actividad eléctrica de estos músculos y llevarla a un monitor, en donde podemos visualizar en diferentes gráficos como contraemos y relajamos los músculos, para tomar conciencia y aprender a mantenerlos relajados y de esta forma evitar todas las complicaciones que podrían generarse por un aumento de la actividad muscular”, señala Odette Freundlich.

URL Corta: http://rbb.cl/c5s9