Internacional
Israel destruye miles de casas de familias árabes sin permiso de construcción
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“¬ŅAd√≥nde vamos a ir?”, se pregunta Tiba Qeren, de ocho a√Īos, despidi√©ndose de su casa en Ramla. Israel orden√≥ su destrucci√≥n, puesto que, como miles de otras familias √°rabes, la suya no pudo obtener un permiso de construcci√≥n.

“Tengo miedo. S√© que van a destruir nuestro hogar como han destruido otros en Ramla”, dijo la peque√Īa en una ciudad en la que conviven √°rabes y jud√≠os israel√≠es, a unos 18 kil√≥metros de Tel Aviv.

Estoy molesta porque me digo a m√≠ misma: ¬Ņqu√© derecho tienen de destruir nuestra casa?“, agrega, con su joven voz temblando de ira. “La tierra no es de ellos. Es de mi familia y la casa no es de ellos, porque la construy√≥ mi familia“, explica.

Los árabes israelíes, descendientes de los 160.000 palestinos que se quedaron en sus tierras tras la creación del Estado de Israel en 1948, son hoy en día más de 1,3 millones de personas, el 20% de la población total israelí.

Representantes de la ultraderecha israelí, como el canciller saliente Avigdor Lieberman, han acusado a una parte de la minoría árabe israelí de constituir un peligro para la seguridad del país. Estas opiniones no reflejan la posición oficial del gobierno israelí, pero defensores de los derechos de los árabes israelíes, como el grupo Adalah, consideran que el gabinete del primer ministro saliente Benjamin Netanyahu los discrimina.

Así, Adalah recalca que sólo 4,6% de las nuevas viviendas que se construyen en Israel están en ciudades y pueblos árabes.

Los colonos judíos israelíes de Cisjordania ocupada y de Jerusalén Oriental -la parte de la ciudad anexada por el Estado de Israel, pese a las protestas de la comunidad internacional, la cual no reconoce esta anexión- que son alrededor de 580.000, se benefician de cuatro veces más viviendas que los árabes israelíes, agrega el grupo en su portal internet.

El miércoles, cinco apartamentos en el pueblo árabe de Bahmash, entre Ramla y Lod, fueron demolidos por carecer de permiso de construcción, indicó a la AFP un habitante de la zona.

El lunes, una vivienda en el pueblo de Kfar Kana, en Galilea, en el norte del Estado de Israel, se demolió por las mismas razones. Mientras que en Ramla, 11 familias recibieron avisos de demolición la semana pasada.

Ante esta situación, líderes de la comunidad árabe israelí llamaron a una huelga general el miércoles.

A lo largo y ancho del pa√≠s, la amenaza potencial es elevada, estim√≥ un exparlamentario √°rabe, Hana Sweid. “Unos 25.000 hogares √°rabes est√°n en la mira de las √≥rdenes de demolici√≥n”, declar√≥ a la AFP.

“La polic√≠a vino hace una semana y nos dijo que ten√≠amos que abandonar la casa tranquilamente, sin resistencia”, dijo el padre de Tiba, Yusef Qeren, de 49 a√Īos. “Les dije que 12 personas viv√≠an aqu√≠”, afirm√≥, agregando que hab√≠a pedido permisos de construcci√≥n en vano en cuatro oportunidades.

Un comit√© local que se opone a las demoliciones previstas puso una tienda de campa√Īa, con un cartel muy grande en el que reza en √°rabe y hebreo: “Est√°n destruyendo las casas de los √°rabes y construyendo otras para los colonos”.

URL CORTA: http://rbb.cl/c4d4
Tendencias Ahora