¿encontraste un error?
avísanos

Matthias Sindelar: La historia del ‘Mozart’ del fútbol que se dio el gusto de humillar a Hitler

Stadt-Wien.at
Publicado por

Hay personajes en la historia del fútbol que destacan por su gran talento. Otros, que sobresalen por actitud o alguna característica en especial de su vida que trasladaron hacia el terreno de juego.

Pero existen otros cuyo nombre ha quedado grabado en la historia de esta disciplina por reunir todas las anteriores menciones. En este grupo se encuentra Matthias Sindelar, reconocido como el mejor jugador de fútbol que ha dado Austria y uno de los 10 europeos más destacados de todos los tiempos.

Y es que Sindelar -que brillara en el Austria Viena- fue tan crack que a los 16 años ya defendía sus colores de su selección, la cual deslumbraba en la década de los 30′ del pasado siglo, como cuenta una biografía elaborada por History Channel.

Sin ir más lejos, con Sindelar a la cabeza, Austria cumplió una brillante participación en el Mundial de 1934, evento donde fue eliminado injustamente en semifinales por el local, Italia.

Según los reportes de la época, se cree que el propio Benito Mussolini influyó en el marcador, debido a que el árbitro del cotejo tuvo un horrendo cometido que afectó a los visitantes.

El rechazo a Hitler

Sin embargo, los conflictos políticos y bélicos de la época acabaron con el sueño de Austria de ganar la Copa del Mundo.

El régimen nazi decretó la anexión de Austria en marzo de 1938, con lo que, el combinado austriaco prácticamente ‘desapareció’.

Así se reactivó la idea de Adolf Hitler de utilizar el deporte como propaganda de sus ideas (en especial la superioridad de su raza) tal como había acontecido -aunque sin tantos frutos- en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936.

Por ello, Hitler y sus capitanes planearon formar una selección única de Alemania de cara a Francia 1938, en la cual incluirían a las máximas figuras de Austria.

Entre ellas, obviamente, Matthias Sindelar, apodado el ‘Mozart’ del balompié debido a su clase y elegancia para desempeñarse en el campo.

Eso sí, el plan no resultó como el líder germano esperaba. Sindelar, que no comulgaba con el pensamiento ‘nazi’ y era la gran figura de Austria, decidió no formar parte del combinado.

De hecho, los textos antiguos cuentan que el deportista simuló lesiones y dio todo tipo de excusas cuando era citado a entrenar o reforzar el ‘equipo unificado’.

Con esto Sindelar se daba el gusto de su vida: humillar a Hitler, el mismo que obligó a que funcionarios y ex compañeros debieran abandonar el Austria Viena por tener origen judío.

El partido histórico de 1938: Austria vs Alemania

Pero Sindelar no solo rechazó a los alemanes. El ‘golpe de gracia’ al regimen nazi lo registró el 3 de abril 1938, en el marco de los llamados Juegos Germánicos.

Ese día los combinados de Austria y Alemania se enfrentaron sobre el terreno de juego, con los capitanes militares observando en las tribunas. Un escenario intimidante.

¿Que esperaban todos? Una fácil victoria del cuadro germano. O quizás, en señal de paz, a lo mucho un empate entre ambos. ¿Derrota alemana? Eso era imposible de pensar.

Pero Sindelar no pensaba de la misma manera. El que era considerado como el mejor ’9′ del Mundo en ese momento condujo a su equipo a un memorable triunfo de 2 goles a 0.

De hecho, el ‘Mozart’, que en la primera parte burló hasta el cansancio a los rivales pero a la hora de rematar erraba -supuestamente- a propósito, anotó la apertura de la cuenta.

Con el pitazo final llegaría el momento más destacado de Sindelar: Acompañado por un compañero se dirigió a la mitad de cancha y comenzó a realizar un burlesco baile hacia el palco, donde estaban los generales, una acción que, según los entendidos, le terminó costando caro.

La misteriosa muerte de Matthias Sindelar

Casi un año después, a la edad de 36, Sindelar fue encontrado muerto junto a su novia en su apartamento en el centro de Viena, explica el documental.

¿La razón? Una intoxicación por emanación de monóxido de carbono. ¿Cómo ocurrió? Es algo que nunca se supo y difícilmente se sabrá, aunque las tesis son dos: homicidio de los nazis o un suicidio por depresión (vinculado también al regimen de Hitler, pues no lo dejaban jugar fútbol).

Lo que está claro es que con su muerte Sindelar se transformó en todo un símbolo de resistencia al nazismo en Austria. Así, no extrañó que más de 15 mil personas participaran de sus funerales.

En la actualidad, la tumba de Matthias Sindelar es una de las más visitas en Austria, mientras que su nombre sigue creciendo.

A continuación, te dejamos con un extracto del documental de Sindelar emitido por History Channel.

https://youtu.be/zf7XsdtQzQY

URL Corta: http://rbb.cl/c3lo

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP