Fernando Balcells: “Con el barro hasta las rodillas”

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Una confianza acrítica en cualquier institución o persona, es lo que define un espacio susceptible de corrupción. Si la gente fuera indiferente a los enriquecimientos ilícitos, si no pudiera manifestar su enojo, en su propio lenguaje indignado; si por necesidades procesales no fuera necesario que los jueces justificaran sus fallos, entonces la institución judicial, tal como la conocemos, sería superflua.

En estos tiempos, el enojo ciudadano junto a la voluntad de espectáculo de los medios son la mayor fuerza de control de la política y de la rectitud de los negocios.