Internacional


Grecia paga al FMI, pero se mantiene la incertidumbre para el próximo mes

Primer ministro Alexis Tsipras | Alexander Utkin | Agencia AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Tras varios días de suspenso, Grecia abonó este jueves 459 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI), pero la incertidumbre sobre su capacidad para pagar sus deudas a partir de mayo se mantiene ante la falta de acuerdo con los acreedores.

“Sí, he recibido mi dinero”, contestó la directora general del FMI, Christine Lagarde, cuando se le interrogó en el Atlantic Council, en Washington.

A continuación, en una entrevista con el canal de televisión estadounidense CNBC sostuvo que “sí, hemos recibido el pago que tenía que hacerse hoy en su totalidad y me alegro de que esto se haya resuelto de forma ordenada”.

Y agregó que “lo que importa ahora es que las autoridades griegas y las tres instituciones, el FMI, el BCE y la Comisión Europea continúen trabajando y viendo cómo podemos identificar juntos las medidas que sacarían a Grecia de la muy mala situación en la que podría encontrarse si no tomamos estas medidas”.

La directora del FMI dijo que “se trata de restaurar la recuperación económica, la estabilidad financiera y de garantizar que Grecia tenga plena soberanía sobre su destino económico”.

Por su parte, en Moscú, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, hizo un llamado para un “compromiso honesto” que reabra para Grecia el acceso a los préstamos de la Unión Europea y del FMI.

Los dichos los emitió en una charla con estudiantes del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales, Tsipras dijo que su prioridad seguía siendo llegar a un acuerdo con la Unión Europea y mantener a Grecia dentro del euro.

“El objetivo del gobierno es que Grecia permanezca en el euro. Permanecer en la eurozona. Consideramos que este problema que enfrentamos es un problema común europeo y por esta razón buscamos una solución conjunta a nivel europeo”, dijo el primer ministro.

Dificultades económicas

La deuda que falta pagar incluye algo menos de 400 millones de euros de intereses y 2.400 millones de euros en letras del Tesoro a seis y tres meses que vencen el 14 y el 17 de abril.

La Agencia Griega de la Deuda (PDMA) logró emitir el miércoles 1.140 millones de euros de títulos a seis meses, en su mayoría con bancos e inversores griegos.

Grecia, cuyos recursos han disminuido todavía más desde la llegada al poder a finales de enero del partido de izquierda radical Syriza, espera desde agosto pasado un préstamo de 7.200 millones de euros.

Se trata del último tramo de la inyección de 240.000 millones de euros que la UE y el FMI empezaron a suministrar al país heleno en 2010, a cambio de drásticas reformas en el país.

Pero la espada de Damocles del impago sigue sobre la cabeza del país pues en mayo tiene que devolver 760 millones de euros al FMI, abonar 320 millones de euros en intereses y renovar 2.800 millones de euros en bonos del Tesoro.

En una carta enviada el 15 de marzo a la canciller alemana, Angela Merkel, Tsipras contribuyó a mantener el temor a un “default”.

Pequeños pasitos

En este contexto, Tsipras prosigue este jueves su visita a Moscú, donde se reunirá con el primer ministro Dimitri Medvedev después de haberlo hecho con el presidente Vladimir Putin.

En un acto de rebeldía que amenaza con “alienar” a sus socios europeos, según advirtió el sábado el presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz, Grecia reivindica su derecho a llevar a cabo su propia política exterior.

Tsipras no ha pedido ayuda financiera directa a Moscú, pero los dos países van a reforzar su cooperación económica.

Grecia podría participar en el proyecto de gasoducto Turkish Stream entre Rusia y Turquía, y de paso aligerar su factura energética.

Aunque Rusia no puede hacer una excepción con Grecia con el embargo que ha decretado a los productos agrícolas de la UE, los dos países podrían saltárselo, mediante la creación de empresas agrícolas conjuntas, según Atenas.

Mientras tanto, en Bruselas, los expertos técnicos de la zona euro empezaron el miércoles una reunión de trabajo de dos días para abordar las reformas que ha presentado Atenas a finales de marzo.

Las discusiones avanzan “a pasitos”, deploró el miércoles una fuente europea en Bruselas, aunque no excluyó que el Eurogrupo que se celebrará el 24 de abril en Riga autorice el desembolso de al menos una parte de la ayuda.

Tsipras está atenazado entre las exigencias de los acreedores y de la opinión pública griega.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados