temas del día

Hombre


9 errores comunes que los hombres cometen en la intimidad

heddaselder (cc)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Existen muchas opiniones respecto a qué es tener un buen sexo y qué no lo es. Pese a los distintos gustos y preferencias, hay algunas reglas generales que afectan a la mayoría de los amantes y muchos errores que se cometen durante el acto sexual.

Es por lo anterior que el sitio de vida masculina Men’s Journal, realizó un listado junto a cinco expertos, sobre los errores más frecuentes del género masculino en la cama.

La pregunta fue expresada abiertamente, de manera que los entrevistados aprovecharon de aconsejar sobre los distintos puntos.

1. Barba incómoda

Es verdad, para muchas personas la barba es un elemento de seducción, el problema es cuando está muy larga o en crecimiento y ésta lastima a la pareja sexual.

Especialmente cuando se trata de sexo oral, la barba puede resultar muy incómoda para algunos amantes. El contacto con zonas sensibles del cuerpo (incluso con la mejilla) puede causar irritación y malestar, y convertir el acto sexual en una mala experiencia.

Consejo de los expertos: Para los hombres con barba, preguntar a su pareja si les molesta o irrita la piel, si es así, la mejor opción es afeitarse.

2. Concentrarse en el orgasmo

Tal vez gracias a los medios y la pornografía, los orgasmos son vistos como el final del acto sexual. Si bien es bueno querer entregar a tu pareja ese placer, obsesionarte con el orgasmo no es una buena decisión.

“A veces los hombres están tan concentrados en que su pareja llegue al orgasmo, que la ansiedad dificulta el rendimiento sexual e incluso puede provocar disfunción eréctil”, señaló Christine Milrod, investigadora sexual y co-editora de la Cultural Encyclopedia of the Penis.

La solución: Milord sugiere que, simplemente, no hay que pensar en ello. Dejas de juzgar y razonar sobre las reacciones de tu pareja durante el sexo y dedicarte a disfrutar. “Las personas deben entender que no todos los orgasmos son iguales y que un montón de personas disfrutan del sexo inmensamente sin él”, contó.

3. Ir directo a la penetración

Muchos hombres no pueden esperar y van de inmediato a la penetración, sin juegos previos. Lo anterior es un error muy común, responsable de que muchas mujeres no logren disfrutar el sexo en totalidad.

“Muchos hombres heterosexuales creen que la penetración y la propulsión (por ejemplo, ir profundas y rápidas) conducirá a las mujeres al orgasmo,” comenta Milrod. La verdad es que la mayoría de las mujeres no tienen orgasmos vaginales y además necesitan unos 20 minutos de juego previo para alcanzar la excitación física privilegiada, detalla la experta.

Si la mujer no se encuentra excitada, no estará lubricada ni preparada para ser penetrada. “Durante la fase de excitación, también se ‘alarga’ la vagina. Sin este alargamiento, es probable que el pene golpee dolorosamente contra el cuello uterino durante la penetración”, dijo la investigadora.

Como solución, Christine Milrod recomienda mantener relaciones sin penetración (juegos previos) por al menos 20 minutos: esto puede implicar masaje, sexo oral, y caricias.

4. Enfocarse en el clítoris

Ya sea durante el sexo oral o la estimulación manual, los hombres suelen darle demasiada atención al clítoris. Si bien este punto provoca sensaciones muy fuertes, no es el mejor lugar para empezar, dijo Shanna Katz, sexóloga. Además, centrarse demasiado en el clítoris deja fuera a una gran cantidad de partes importantes de la vagina.

¿Qué hacer? Shanna aconseja explorar partes cercanas al clítoris y no estimularlo de manera tan brusca e insistente.

“No hay que olvidar las otras partes de la vulva incluyendo la parte exterior del clítoris, labios internos y externos, y el perineo (el área entre el ano y el orificio vaginal)”, dice Malone. También la experta recordó que algunas personas disfrutan del sexo oral-anal, puesto que hay una gran cantidad de terminaciones nerviosas en ese sector.

5. No estar preparados

Este punto se refiere a no estar preparado con objetos que son necesarios para el acto sexual. Por ejemplo, la falta de lubricante o de algún objeto de sex shop, lo hará perder tiempo y excitación mientras lo busca.

La falta de preparación también puede crear problemas más serios. Por ejemplo, si vas a tener sexo con un extraño y no cuentas con preservativos.

“Las enfermedades de transmisión sexual y el VIH no discriminan, puedes estar en riesgo si lo haces sin condón”, afirma Malone.

La solución: estar preparado para el acto sexual. “Si necesitas almohadas o un poco de lubricación, prepáralo antes”, dice Katz. También recomienda elongar el cuerpo si se está pensando en nuevos movimientos. Además, la experta insta a hacerse la prueba de enfermedades de transmisión sexual, al menos una vez al año.

6. Imitar a los actores porno

Si en una película porno la actriz realiza una posición complicada y, aún así, parece disfrutarla, no significa que a tu pareja le gustará también. Sucede también cuando a una compañera sexual anterior le gustó una postura, no necesariamente le parecerá placentera a tu actual pareja.

¿Qué recomiendan los expertos? Hablar sobre lo que excita y lo que no. “Charlar sobre cómo los dos pueden nutrir y mejorar sus vidas sexuales juntos, construye un repertorio y el cofre del tesoro para la diversión y emoción”, asegura Malone.

7. No probar cosas nuevas

Cuando una pareja realiza siempre la misma posición, en el mismo lugar, a la misma hora y de la misma duración, se ha perdido totalmente la capacidad de reinvención, convirtiendo el acto sexual en una rutina.

La experta recomendó probar cosas nuevas, hablar sobre las distintas fantasías que ambos avergüenzan de contar y luego realizarlas, eso sí, considerando siempre la comodidad de otro. “Recuerda parar si algo está haciendo sentir incómodos o duele a tu pareja”, advierte Katz.

8. Ser demasiado serio

Suena extraño, pero muchos de los hombres son culpables de olvidar que el sexo es divertido. Ya sea porque están demasiado enfocados en cómo lo están realizando, en cómo se ven, o lo que deberían estar haciendo. Por esto, muchos de los expertos están de acuerdo en que la gente necesita relajarse un poco más.

La solución: Soltarse mentalmente, no sólo físicamente. “La gente olvida reír y el sexo es divertido y gracioso. Está bien reírse cuando hay ruidos extraños, o su perro salta sobre la cama, o alguien que se cae de la cama”, dice Katz.

9. No dar espacio a la comunicación

Este es el punto de que todos los expertos estuvieron de acuerdo. Sea cual sea la situación, las experiencias sexuales de todo el mundo pueden beneficiarse con una mejor comunicación. “Incluso si se trata de algo incómodo, tienes que ser capaz de tener un cierto nivel de comunicación a fin de que ambas (o todas) las personas puedan obtener sus necesidades cubiertas”, dice Katz.

¿Qué hacer? El experto recomienda dedicar un tiempo para que la comunicación se convierta en una prioridad. Si eso suena demasiado desalentador, esta comunicación no necesariamente tiene que ser en persona. Katz cuenta que WhatsApp o Skype pueden ayudar también: algunas personas se sienten más cómodas detrás de una pantalla.

Eric Marlowe, un sexólogo clínico y autor de Mastering Multiple Position Sex, dice que las personas deben comunicarse antes, durante y después del sexo. Durante el sexo, pequeños consejos como “mover a la izquierda” o “frenar” pueden ser útiles. Antes de sexo, Garrison sugiere a los amantes entrar en más detalle.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados