temas del día

Internacional


Partido de Netanyahu gana legislativas israelíes según resultados preliminares

AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

El partido del primer ministro saliente Benjamin Netanyahu ganó las elecciones legislativas israelíes del martes con casi un 24% de votos, según resultados preliminares que desbarataban los pronósticos y parecían dar ventaja a Netanyahu para formar gobierno.

El Likud iba por delante de la lista de centro izquierda de su principal rival Isaac Herzog, que obtenía un 19,06% de sufragios, indicó la Comisión Electoral Central la mañana del miércoles una vez escrutadas un 70% de papeletas.

La Comisión no precisó lo que representaban esos resultados en escaños en la Knesset (parlamento), compuesta por 120 diputados.

La radio pública israelí calculó que los porcentajes comunicados por la comisión equivalen a 30 escaños para el Likud y 24 para la Unión Sionista.

Netanyahu reivindicó la victoria la noche del martes, y estos resultados parecen asegurarle un tercer mandato consecutivo, cuarto contando el de 1996-1999.

“Contra todos los pronósticos, hemos logrado una gran victoria para el campo nacional bajo la dirección del Likud”, proclamó Netanyahu ante sus seguidores enardecidos en Tel Aviv a pesar de unos resultados muy apretados, y “ahora debemos construir un gobierno fuerte y estable”.

“Todo está abierto”, dijo en cambio Herzog a sus partidarios, también en Tel Aviv. “Lo estoy intentando todo para construir un verdadero gobierno social en Israel”, afirmó.

Los árabes israelíes festejan

Al Likud de Netanyahu le habían atribuido 28 escaños, de 120 que tiene la Knesset, es decir, uno más que a la lista de centro izquierda Unión Sionista de Herzog, en el sondeo a pie de urna de la televisión Canal 2. En cambio, Canal 1 y Canal 10 daban 27 escaños a ambos campos.

La dispersión de los votos entre una decena de partidos y la complejidad de las alianzas posibles hacían incierto el nombre del próximo primer ministro, que tendrá que gestionar las relaciones degradadas con el gran aliado estadounidense, encarar la ofensiva diplomática palestina y responder a las expectativas económicas y sociales expresadas durante la campaña.

Netanyahu, en el poder desde marzo de 2009, parece mejor colocado que Herzog para que el presidente Reuven Rivlin le encomiende la formación de un nuevo gobierno. Sería su tercer mandato consecutivo como primer ministro, el cuarto contando el de 1996 a 1999.

“Netanyahu lo ha conseguido. Ha logrado subir la pendiente al final. Puede formar un gobierno de derecha con los partidos religiosos y Avigdor Lieberman, o bien un gobierno de unión nacional”, dijo a la AFP Claude Klein, especialista de derecho constitucional en la Universidad hebraica de Jerusalén. “Sobre el papel, Herzog no tiene ninguna posibilidad de constituir una mayoría que dependería del apoyo de la lista árabe”.

“Estamos decepcionados”, admitía un simpatizante de Herzog, “Netanyahu se ha recuperado estos tres últimos días. Ha arrebatado muchos votos a Lieberman y a (Naftali) Bennett”, dos cabezas de lista derechistas.

Todo era fiesta en Nazaret, en el cuartel general de la lista que representa a los árabes israelíes, descendientes de los palestinos que se quedaron en sus tierras cuando se creó Israel en 1948.

Esta coalición ha sido noticia al lograr el tercer lugar, con 12 a 13 escaños, según los sondeos, es decir, el mejor resultado de esos cuatro partidos en la historia de Israel. Pero su apoyo a la lista de centro-izquierda podría hacer que Herzog pierda otros socios posibles.

Los sondeos confirmaban el papel crucial de Moshé Kahlon, un ex del Likud que se dirigía al centro y se ha cuidado mucho de anunciar sus intenciones. En su ofensiva de última hora, Netanyahu le ha prometido la cartera de Finanzas.

Una vez proclamados los resultados oficiales, puede que esta misma semana, Rivlin tendrá siete días para cumplir con la tarea capital elegir a cual de los 120 diputados confiar la formación del gobierno. Las consultas empezaron el mismo martes.

Estas elecciones, en las que participaron un 71,8% de electores (67,8% en 2013), eran en gran medida un referéndum sobre Netanyahu.

Fue el propio Netanyahu el que precipitó estas elecciones anticipadas, convocadas dos años antes de lo previsto, cuando a fines de 2014 rompió la coalición gubernamental, creyendo estar en posición de fuerza frente a sus adversarios, en particular Herzog, abogado de 54 años, varias veces ministro.

Ofensiva diplomática palestina

Durante la campaña, Netanyahu se ha presentado como garante de la seguridad de su país. Antes de las elecciones, estos discursos alarmistas y su intervención excepcional ante el Congreso estadounidense sobre el expediente nuclear iraní parecía no bastar ante los ataques de Herzog y su aliada centrista Tzipi Livni en el terreno de la carestía, de los precios de la vivienda y las desigualdades.

Ante los sondeos desfavorables, Netanyahu se las arregló los últimos días para recuperar a los desengañados del Likud y ganarse a los indecisos.

El lunes subió el listón al enterrar la idea de un Estado palestino coexistiendo con Israel si conservaba su cargo.

En cuanto se conocieron los primeros resultados, los palestinos advirtieron de que intensificarán sus esfuerzos diplomáticos contra Israel.

“Está claro que el primer ministro Benjamin Netanyahu formará el próximo gobierno y por eso decimos claramente que iremos ante la Corte Penal Internacional de La Haya. Vamos a acelerar, proseguir e intensificar” los esfuerzos en ese sentido, declaró a la AFP el negociador jefe palestino, Saeb Erakat.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados