temas del día

Sociedad


Útiles escolares en mal estado pueden generar desde retraso intelectual hasta parálisis

Francisco Flores | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

Más allá de la siempre necesidad de los padres por buscar los precios de los útiles escolares más acorde a sus bolsillos, lo que nunca hay que perder de vista es la seguridad de los artículos escolares, ya que estos están directamente relacionada con un conjunto de factores que pueden tornarlos peligrosos, advierte Fernando Torres, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello.

Los artículos escolares defectuosos y de mala calidad, conllevan a peligros relacionados con la presencia de ciertos compuestos tóxicos en el producto: “Los artículos requieren un especial cuidado cuando están destinados al uso infantil como plasticinas, témperas y pegamentos, ya que estos son productos que pueden contener plomo y tolueno”, advierte el químico farmacéutico.

Lee también: Greenpeace detecta tóxicos en ropa para niños de grandes marcas

Efectivamente, los pigmentos que se utilizan para dar color a témperas, acuarelas, plasticinas, lápices de cera y otros, pueden contener plomo en cantidades consideradas y no seguras.

“A consecuencia de la natural manipulación de los útiles mientras son usados por los niños, el plomo puede ingresar al organismo, provocando contaminación y daño. Dependiendo de la cantidad y tiempo de exposición, el plomo genera efectos tóxicos agudos o crónicos en el cuerpo humano”, explica el también profesor de Toxicología.

Efectos nocivos

En los niños, el principal efecto nocivo del plomo es el retraso intelectual. También está asociado a anemias, hipertensión arterial, estreñimiento, parálisis de muñecas y tobillos, comportamiento agresivo, entre otros. En Chile, existe una normativa que establece el nivel máximo permitido para plomo en pinturas, sin embargo, existen útiles escolares de bajo costo que no respetan esta norma.

Por otro lado, algunos pegamentos pueden contener en su composición, solventes orgánicos tales como benceno, tolueno o xileno. El tolueno es un líquido que por contacto prolongado, puede provocar daños neurológicos permanentes en niños menores de 3 años. Desde el 2004 la presencia del tolueno y su proporción están reguladas en juguetes y artículos de uso escolar mediante los Decretos Supremos 158 y 135 del MINSAL.

Para mayor seguridad, dice Fernando Torres, la información de los envases y las instrucciones para el uso del producto deben contener datos específicos que garanticen la seguridad de su utilización y permita que el consumidor pueda realmente elegir en base a dicho criterio. “El rotulado de los artículos escolares que ingresan al mercado chileno debe estar expresado en idioma castellano, de forma legible e informar sobre las características del producto, declarando la condición de no tóxicos o atóxicos cuando corresponda”, dice.

La información debe también identificar el nombre y dirección del fabricante o distribuidor que se hace responsable del artículo, así como de la exactitud y veracidad de la información del producto. En definitiva, la primera regla para una compra segura, es adquirir artículos rotulados adecuadamente, de marca conocida y en lugares de venta establecidos. “Después de usar los productos se deben lavar las manos y retirar los restos de estos materiales, así se pueden usar siempre en forma segura”, concluye el académico de la U. Andrés Bello.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados