Sociedad


Beefalo: El intimidante híbrido de vaca y búfalo que puede beber hasta 45 litros de agua al día

Picshark
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Aunque no es una especie nueva, ha alcanzado notoriedad el último tiempo, debido a los problemas que causa en la zona del Gran Cañón de Colorado en Estados Unidos.

Se trata del “beefalo”, un híbrido de vaca y búfalo que apareció en 1906 en Estados Unidos, que luego de un fallido intento por ser criado quedó suelto en esta zona.

Fue Charles “Buffalo” Jones el estadounidense que comenzó a introducir estos animales, debido a la escasez de búfalos. Él cruzó los pocos ejemplares que habían con vacas, con la idea de crear una especie que se pudiera vender. Sin embargo, ante el fracaso, abandonó la idea y a los animales.

Con el tiempo, estos últimos llegaron hasta el famoso Parque Nacional del Gran Cañón -donde se prohíbe la caza- y los “beefalos” comenzaron a multiplicarse, favorecidos por el hecho de que no hay depredadores naturales en el sector.

Michigan Beefalo

Michigan Beefalo

Según estimaciones recogidas por la cadena británica BBC, en la reserva natural North Rim, ya hay alrededor de 600 ejemplares.

La estancia de este animal en la zona provoca varios problemas: Beben al menos 45 litros de agua al día por lo que una manada puede secar pozos en poco tiempo; contaminan fuentes de agua con sus fecas; tienen un peso que compacta y reseca el terreno; derriban arbustos; tienen un apetito voraz; suelen darse baños de polvo arrasando con el suelo; y su agresividad representa un peligro para los turistas curiosos que se acercan a fotografiarlos o simplemente conocerlos.

Además, producto de la alteración del ecosistema que provocan estos factores, otras especies han emigrado de la zona.

Al respecto, Martha Hahn, manager de recursos naturales del Parque Nacional del Gran Cañón, explicó que entre 200 y 300 de estos animales pueden acabar con las fuentes de agua existentes en el lugar. “El 80% de nuestras plantas y otras especies dependen de recursos hídricos muy limitados. Hay en total probablemente siete lagos en el parque y en las zonas aledañas. Si se vacían, las otras especies se verán afectadas”, indicó.

Pese a que son sólo 600, se cree que los daños provocados por estos animales son cuantiosos, pues incluso han acabado con ruinas de piedra con un alto valor espiritual para los indígenas.

“Unos pocos años atrás se escribían historias del ‘bisonte’ fantasma del Gran Cañón. Salían a buscarlos durante días. Veían su impacto pero nunca al animal. Lo que estamos viendo ahora es un aumento dramático de su población”, explicó Tom Sisk, investigador de la Universidad del Norte de Arizona, quien pretendía estudiar a los animales delimitando un área con un cerco, pero los beefalos rompieron las barreras.

Hann explica que “ocurre en promedio un accidente por día. Si un auto se interpone entre un ternero y su madre, ésta arremete contra el auto”.

Aún no se ha llegado a una conclusión respecto a cómo solucionar el problema, ya que si bien algunos han propuesto autorizar la caza del beefalo, los animalistas y grupos indígenas se oponen.

También se ha barajado la posibilidad de eliminarlos con diversos métodos o controlar la población a través del suministro de anticonceptivos, e incluso que la población indígena de la zona se quede con ellos por formar parte de su tradición.

No obstante, aún no se ha puesto en marcha ninguna de las medidas propuestas y se estima que recién al año que viene se tomará una decisión al respecto.

Chensyuan (CC) Wikipedia

Chensyuan (CC) Wikipedia

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados