¿encontraste un error?
avísanos

Pasarelas de Milán rescatan a la mujer de carácter fuerte

0VISITAS
Filippo Monteforte | AFP

Publicado por

Los modistos propusieron este domingo en las pasarelas de Milán colecciones eclécticas para el próximo invierno que permiten a cada mujer -maternal, guerrera o roquera-, construir su identidad.

Se acabaron las imposiciones de la moda, la mujer puede rebuscar a su gusto para crearse su propio estilo, interpretando una personalidad única en cada momento.

Para Dolce&Gabbana, la mujer es ante todo una figura maternal, celebrada con un himno a la “Mamma”. Se la venera y a la que se quiere cubrir con rosas rojas, como las flores de tallo dorado en terciopelo escarlata bordadas, cosidas, incrustadas o impresas por todos lados en vestidos negros en astrakán, blancos de encaje o en rosa palo.

“Te quiero mamá”, “Eres la madre más bonita del mundo”, proclaman Domenico Dolce y Stefano Gabbana en letras gigantes en vestidos y tejidos.

Filippo Monteforte | AFP

Filippo Monteforte | AFP

En cada vestido, declaran su amor incondicional a la madre, igual que lo hacían, cuando eran pequeños, en diseños con trazos naif reproducidos en graciosos conjuntos.

Pero cuidado con los estereotipos: nada de delantales, ni paños para esta supermadre, impecable, elegante en todo momento. En sus trajes años 1950, la mujer de los modistos italianos se desliza por la pasarela con desenvoltura, mostrando sus redondeces de mujer embarazada o con un bambino en los brazos.

A veces se pone una pañoleta en la cabeza y utiliza un bolso gigante para hacer sus compras.. pero, ojo, no es un bolso cualquiera: es de visón o de piel de cocodrilo. En su panoplia, también lleva unos cascos para escuchar música incrustados con pedrería.

Samurai o roquera

En la casa Marni, la mujer es samurai, equipada para afrontar las condiciones más adversas. Su armario está integrado por algunas piezas esenciales con telas espesas (lana, fieltro, tweed, gabardina) a menudo superpuestas.

Abrigos, vestidos-abrigos y chalecos largos son construidos con grandes paneles de telas sin muchas formas, cruzadas delante como una carpeta.

La mayoría de los vestidos están ajustados en la cintura por un amplio cinturón en cuero o en piel de reptil, combinado con botas a lo Crocodile Dundee.

Filippo Monteforte | AFP

Filippo Monteforte | AFP

Aberturas laterales profundas permiten una libertad de movimiento total, al igual que los bolsos en bandolera que imitan la cartuchera de un cazador.

Las pieles acentúan este lado guerrera o como taparrabos alrededor de la cintura, en las mangas o en un cuello que se abre sobre un hombro o cosido en gigantes bolsillos cuadrados.

En Salvatore Ferragamo se recrea la misma silueta larga y majestuosa, y todo depende de las texturas y los contrastes con piezas importantes, desde el vestido corto en cuero a las grandes estolas que se transforman en capas.

Aquí, la mujer es más artista, con composiciones abstractas para jerséis y faldas patchwork de diferentes colores o abrigos puzle realizados con bandas de visón de colores.

Giuseppe Cacace | AFP

Giuseppe Cacace | AFP

John Richmond celebra por su parte una mujer roquera en el alma, exhibiendo sin tapujos una tendencia de sometimiento, con ropa ajustada supercorta, en la que el cuero es protagonista.

En las minifaldas, pantalones y cazadoras hay cuero, aunque también en los guantes con ribetes, trajes negros o azul petróleo con lazos en la espalda, o en un corset burdeos que esconde una camisa en velo transparente.

Giuseppe Cacace | AFP

Giuseppe Cacace | AFP

Espíritu roquero y look total en cuero también en la casa Trussardi, donde los maniquíes con los labios pintados en negro se esconden detrás de grandes gafas oscuras. El cuero es suave como una segunda piel, el aspecto, sobrio y sofisticado.

En la casa Missoni también la mujer quiere mantenerse joven y libre de espíritu, en vestidos y leggings con diseños jaspeados y nervaturas que recuerdan la naturaleza y las materias orgánicas como la madera.

La espiga, célebre motivo de la casa, se ha agrandado, dilatado y casi exasperado formando a su vez diseños inéditos.

Giuseppe Cacace | AFP

Giuseppe Cacace | AFP

Antes de recalar en París, el maratón milanés concluye el lunes con las colecciones de Dsquared2, Giorgio Armani y Ter y Bantine.

URL Corta: http://rbb.cl/bwkd

DÉJANOS TU OPINIÓN