temas del día

Hombre


8 hombres que han destacado por sus excéntricos caprichos

Johnny Depp | Nicogenin (CC) – Wikipedia
Publicado por
Envíanos tu corrección

Autos de lujos, mansiones, joyas, islas paradisíacas y yates de último modelo, son sólo algunas de las excentricidades que cualquier hombre desearía tener, pero que sólo unos pocos han conseguido.

Y no sólo se trata de estrellas de Hollywood, quienes comúnmente hacen noticia por sus llamativas compras, sino que también algunos empresarios e inventores han podido darse ese “gustito” que tanto querían.

A continuación te mostramos la lista de algunos hombres que llaman la atención por sus gustos exóticos.

Bill Gates

Archivo | AFP

Archivo | AFP

El fundador de Microsoft y uno de los hombres más ricos del mundo, en el año 1994 pagó una importante suma de dinero para ser acreedor de un bloc de notas original de Leonardo Da Vinci llamado “Codex Leicester”.

En la instancia pagó USD$30,8 millones por el cuaderno que fue escrito entre los años 1506 y 1510, el cual contiene dibujos y relevantes anotaciones del genio inventor.

La obra la exhibió en países como Alemania, Italia y Francia, mientras que posteriormente la llevó a su mansión de Washington Lake en Seattle.

Johnny Depp

Archivo | AFP

Archivo | AFP

El popular actor que protagonizó Piratas del Caribe compró un sitio especial el cual utiliza como su destino de vacaciones.

Se trata de una isla paradisíaca que mide 14.000 metros cuadrados, la cual se llama “Little Hall’s Pond Cay“. Este trozo de tierra contiene seis playas de arena blanca, lugar que disfruta junto a su esposa e hijos.

Si bien compró el terreno hace algunos años, en ese momento pagó la no despreciable suma de USD$3,5 millones.

David Duffield

David Duffield

David Duffield

El fundador de PeopleSoft gastó una suma importante de dinero en sus adoradas mascotas.

Como una forma de regalonearlos les construyó una casa de lujo la cual costó cerca de siete millones de dólares. El inmueble que utilizan sus perros tiene paredes de vidrio, televisores y alfombras.

Howard Hughes

Howard Hughes

Howard Hughes

Uno de los hombres más ricos del mundo, a sus 60 años, compró un hotel de Acapulco completo para él solo. Como no le gustaba que lo molestaran, tiempo después decidió adquirir también dos hoteles que se encontraban próximos al que vivía.

Howard Hughes no acostumbraba a salir de su importante adquisición, a partir de ello decidió controlar todo desde un teléfono con el cual se comunicaba sólo con personas específicas.

Roman Abramovich

CARL COURT / AFP

CARL COURT / AFP

El multimillonario ruso como era fanático del deporte, decidió comprar en el año 2003 uno de los clubes de fútbol más importantes de Europa. Fue así como adquirió el Chelsea, fichando a algunos de los mejores jugadores del acontecer de aquella época con la intención de los campeonatos.

En tanto, hace algún tiempo Roman hizo noticia por un excéntrico regalo que le dio a su novia Dasha Zhúkova. El enamorado hombre compró 40 hectáreas en el hemisferio sur de la luna, una extensión que la comparan con 40 campos de fútbol.

Jasper Sanfilippo

Captura de pantalla

Captura de pantalla

Como Jasper era fanático de la música, el dueño de una empresa de nueces, decidió gastar una importante suma de dinero en construir el órgano más grande del mundo.

En este particular capricho, el cual instaló en su propio hogar, gastó una suma de 2 millones de dólares.

Príncipe Al-waleed Bin Talal Bin Abdul-Aziz

Prince Al-Waleed bin Talal | Facebook

Prince Al-Waleed bin Talal | Facebook

El príncipe de Arabia Saudita, conocido por ser uno de los árabes más ricos según la revista Forbes, posee un jet privado, considerado uno de los aviones más grandes jamás creados. Se trata del Airbus A-380 el cual contiene 551 metros cuadrados.

Dentro de la nave se puede encontrar un jacuzzi, una sala de cine, sala de oración, gimnasio, un garaje para dos Rolls Royce y cerca de 20 habitaciones.

El jet, que además está bañado en oro, se estima que tiene un valor de 500 millones de dólares.

Frederic Baur

Frederic Baur, el creador del tubo de las papas fritas Pringles, pidió en vida un particular deseo. Cuando falleciera quería que sus restos fueran depositados en uno de los contenedores cilíndricos.

Tras llegar la hora de su muerte, sus hijos honraron la petición del inventor, por lo que de camino al cementerio tuvieron que comprar un tubo de papas fritas y depositar allí las cenizas de su padre.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados