La edad en que todo hombre debiera comenzar a ejercitarse

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Si no fuera por las clases de Educación Física cuando estábamos en el colegio, o cuando nos invitan a jugar un partido de fútbol entre amigos, varios no tendríamos cómo respaldar que realizamos actividad física.

Seamos francos, a mucho nos da flojera dedicarle aunque sea una hora de nuestras vidas a una rutina de ejercicios, por más que sepamos que nos hace bien.

Pero aunque no lo queramos, lo cierto es que nuestro cuerpo lo pedirá en algún momento, en una época en que juramos que la juventud es eterna y la vejez un asunto de varias décadas más adelante. Lo bueno eso sí, es que no será de un día para otro, pero sí un mal que a la larga se notará.

Hablamos de la sarcopenia, que no es otra cosa que la pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza, y que todos los hombres comenzamos a sufrir, casi de forma invisible, a la edad de 25 años.

Para combatir este problema, precisamente es necesario eso de lo que hablamos al comienzo: ejercitarse. Y la clave es comenzar a cierta edad, una bastante simbólica, que nos revela Andrea Lobos, jefa de carrera de Técnico Deportivo Nivel Superior de la U. del Pacífico.

Según explicó a BioBioChile la especialista, la sarcopenia parte desde “los 24, 25 años y se hace más notorio desde los 60. Si uno quisiera detener esta pérdida o disminuir el avance debiera comenzar desde los 18 años, con entrenamientos más periódicos y a conciencia“.

Comenzar a los 18 no es antojadizo, y es que a esa edad se logra la madurez con la que poder ejecutar “entrenamientos con sobrecarga, que son efectivos para evitar la disminución de masa muscular”.

Los ejercicios

A pesar de que lo recomendado es partir a los 18 años con los ejercicios periódicos, si no estás dentro de ese rango, no te preocupes, que aún puedes comenzar a evitar este mal sea la edad que sea.

Si te decidiste a comenzar con alguna rutina, Lobos -quien es Kinesióloga de profesión- aconsejó partir “en primera instancia con un entrenamiento con pesas, para trabajar fuerza, y así aumentar la masa muscular de manera progresiva”.

“Siempre acompañado este entrenamientos con ejercicios del tipo aeróbico, como el trote, andar en bicicleta o nadar, y una rutina que incluya elongaciones previas y post actividad física”, aclaró.

Si quieres y tienes los recursos para inscribirte en un gimnasio, hazlo, puesto que podrás mejorar el rednimiento del trabajo físico. “El entrenamiento con sobrecarga, el entrenamiento con fuerza, requiere cierta posición, cierta técnica de levantamiento y ejercicios que tienen que ser supervisados por un profesional. Puede ser un profesor de Educación Física, un Técnico Deportivo o un Preparador Físico”, observó.

Tiempo

Cosa importante a la hora de alistarnos a trabajar el cuerpo es pensar en la intensidad y la frecuencia.

“Lo recomendable es de tres veces a la semana con una duración ojalá más allá de media hora la sesión. Que comience con el ejercicio aeróbico y termine con la sobrecarga. Lo ideal es que las pesas no sean todos los días, sino más bien que tengan un reposo de 24 horas”, afirmó.

Dieta

La sarcopenia tendrá mayor o menor incidencia según tu estilo de vida y alimentación. Si estás con sobrepeso, eres sedentario o consumes mucha comida alta en grasas, lo que estás alistando es un cuerpo flácido que de seguro no te gustaría tener, sin mencionar los problemas a la salud que trae no alimentarse bien.

Entonces, ¿qué hacer? Claramente todo lo contrario a lo mencionado. Una dieta balanceada y sin grandes excesos te pueden servir para llevar una vida en la que te sentirás sano y bien contigo mismo.