Internacional


Sospechoso de ataque a semanario francés Charlie Hebdo se entregó a la policía

AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La policía francesa buscaba activamente este jueves a dos hermanos, uno de ellos yihadista, sospechosos del ataque mortífero de la víspera contra el semanario Charlie Hebdo, tras la rendición por la noche de un presunto cómplice.

La policía difundió este jueves las fotos de los dos hermanos, Cherif y Said Kuachi, de 32 y 34 años. estas personas son “susceptibles de estar armados y ser peligrosos”, advirtió la Prefectura de policía de París, y precisó que son “objeto de órdenes de busca y captura”.

Los dos hermanos son sospechosos de haber matado a 12 personas en los locales del semanario parisino antes de darse a la fuga. El ataque generó una oleada de indignación en Francia y más de 100.000 personas se manifestaron espontáneamente para denunciar el terrorismo.

Su presunto cómplice, Hamyd Murad, de 18 años, se entregó a la policía en Charleville-Mézières, noreste de Francia, “después de ver que su nombre circulaba en las redes sociales”, explicó a la AFP una fuente cercana al caso.

Chérif Kuachi es un yihadista conocido de los servicios antiterroristas, condenado en 2008 por participar en una red para mandar combatientes a Irak, donde incorporaban a las filas de la rama iraquí de Al Qaida, dirigida entonces por Abu Musab al Zarkaui. Según una fuente cercana al caso, se han practicado varias detenciones a lo largo d el anoche en el entorno de los dos hermanos.

El atentado, que diezmó la redacción de Charlie Hebdo y es el más cruento cometido en Francia en décadas, hizo pensar rápidamente en una venganza de los islamistas radicales. Charlie Hebdo publicó en 2006 caricaturas del profeta Mahoma que provocaron condenas y protestas en países musulmanes.

La brutal desaparición de ocho periodistas del semanario en este ataque provocó repulsa en el mundo entero, incluidos numerosos países musulmanes, y manifestaciones espontáneas que reunieron hasta 100.000 personas en ciudades de toda Francia.

Los agresores parecen haber seguido consignas dadas por el grupo Estado Islámico (EI) y la red Al Qaeda, a causa de la lucha de Francia contra el yihadismo.

La redacción del semanario, sorprendida en plena conferencia de redacción, ha perdido a cinco caricaturistas, -Charb, Cabu, Tignous, Wolinski y Honoré-, sumamente conocidos en Francia.

Honoré tuiteó instantes antes del ataque un dibujo que muestra al jefe de EI, Abu Bakr al Baghdadi, deseando feliz año nuevo “Y sobre todo mucha salud”.

Entre los muertos figuran dos policías, uno de ellos rematado a sangre fría cuando estaba herido en el suelo. El atentado dejó asimismo once heridos, cuatro de ellos en estado muy grave.

El presidente François Hollande decretó “jornada de duelo nacional” este jueves y tres días de luto, durante los cuales las banderas ondearán a media asta.

Un momento de recogimiento nacional debería ser observado en todo el país este jueves a las 11h00 GMT acompañado por las campanadas de la catedral Notre Dame de París.

“Nuestra mejor arma es nuestra unidad. Nada puede dividirnos, nade debe separarnos” declaró Hollande en una alocución especial televisada.

La emoción fue inmensa en todo el país.

En París, 35.000 personas acudieron a la céntrica plaza de la República, no lejos de la sede de Charlie Hebdo.

Muchos portaban una pegatina negra donde podía leerse “Je suis Charlie” (“Yo soy Charlie”, en español), algunos sostenían pancartas, otros empuñaban, mano en alto, bolígrafos o lápices, para expresar su apoyo a la libertad de expresión.

Los manifestantes eran entre 13.000 y 15.000 en Rennes (noroeste), entre 10.000 y 15.000 en Toulouse (suroeste) y unos 7.000 en Marsella, sureste, según las cifras policiales.

Miles de personas se concentraron igualmente en ciudades de toda Europa, como Berlín, Bruselas, Madrid o Londres.

La búsqueda de los presuntos islamistas era frenética al caer la noche en Francia, con miles de policías movilizados. Tras huir del lugar en dos coches, los atacantes desaparecieron en el este de París, rumbo a las afueras.

‘Hemos vengado al profeta’

El atentado se produjo cuando los hombres, encapuchados y con una resuelta actitud que parecía indicar entrenamiento militar, entraron en el edificio sede de Charlie Hebdo a tiros. Luego, al salir, siguieron disparando a los policías que llegaron al lugar de los hechos, matando a uno de ellos a sangre fría. 

Un periodista que trabaja en un local ubicado frente al de Charlie Hebdo mencionó que había visto “cuerpos en el suelo, charcos de sangre”, al describir el dantesco escenario del atentado.

Según testigos citados por la policía y filmaciones de aficionados, los agresores gritaron “¡Hemos vengado al profeta Mahoma!” y “¡Hemos matado a Charlie Hebdo!”, antes de emprender la huida.

Un vecino, Bruno Leveillé, contó a la AFP que oyó “unos 30 disparos durante unos diez minutos”.

Los muertos “son nuestros héroes y es por eso que mañana (jueves) será un día de duelo nacional”, dijo Hollande.

En un vídeo del ataque, filmado por un hombre desde un tejado, se oye a un hombre gritar “¡Alá Akbar!” (Dios es el más grande), entre los disparos.

Atentados en el pasado

En noviembre de 2011, la sede del semanario fue destruida por un incendio criminal, calificado de atentado por las autoridades francesas.

En 2013, un hombre de 24 años fue condenado a una pena de prisión condicional por haber instado en internet a decapitar al director del periódico después de la publicación de dichas caricaturas de Mahoma en 2006.

El plan de protección antiterrorista fue elevado al nivel de “alerta atentados”, el más alto posible, en toda la región parisina.

Los responsables de los diferentes cultos religiosos en Francia condenaron unánimemente el atentado. El presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), Dalil Boubakeur, afirmó que ha sido un “golpe asestado al conjunto de los musulmanes”.

Se reforzó la protección de los medios de información, las grandes tiendas, los lugares de culto, los establecimientos escolares y el transporte.

Numerosos países europeos celebraron reuniones de urgencia con sus ministros y servicios de seguridad para tomar medidas similares.

Fue un “ataque terrorista bárbaro y cobarde”, denunció el Consejo de Seguridad de la ONU. Un ataque “horrendo”, añadió el presidente estadounidense Barack Obama.

El papa Francisco exhortó en un comunicado de condena “a oponerse con todos los medios a la propagación del odio y de toda forma violencia, física y moral”.

El presidente ruso Vladimir Putin condenó “el terrorismo en todas sus formas”, el secretario general de la ONU se dijo “consternado”, la reina de Inglaterra expresó sus “sinceras condelolencias”

Irán, Arabia Saudita, Turquía y la Liga Árabe, de mayoría musulmana, condenaron el atentado. Pero, a juicio de un portavoz iraní, esos actos son consecuencia de “las malas políticas y de no medir con el mismo rasero la violencia y el extremismo”.

En Francia, el expresidente derechista Nicolas Sarkozy será recibido este jueves por François Hollande, que el viernes recibirá a otros dirigentes políticos, entre ellos la presidenta del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados