5 reglas para que un hombre se mantenga delgado

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

El hombre comienza a preocuparse de su cuerpo generalmente cuando empieza a conocer a una chica o cuando sabe se vienen las vacaciones. Y es que claro, la idea es lucir lo mejor posible.

Esto genera en algunos drásticas dietas que nos hacen bajar entre 2 a 4 kilos, las que son logradas además con abusivas sesiones en el gimnasio. Si bien se logra el efecto, lo cierto es que tiempo después viene el rebote que termina siendo peor.

Liza DeFazio, una dietista con práctica en Los Ángeles, cuenta además que si una persona comienza una dieta rigurosa y consumes menos de 1.200 calorías al día, su cuerpo “entrará en modo de ‘peligro de inanición’”. Esto se explica en que nuestro metabolismo almacenará las calorías en forma de grasa, en vez de quemarlas como energía.

Sobre este tema, el doctor Wayne Scott Andersen, director médico de Take Shape for Life -un programa de alimentación sana de EE.UU.- agrega que “los hombres que bajan más allá de unos cuantos kilos a la semana empiezan a perder músculo, en lugar de grasa”. En otras palabras, cuando comiences a recuperar el peso, tu masa muscular se rellenará de grasa, haciéndote ver más blando que nunca.

Basándose en los comentarios de los expertos citados, la revista GQ elaboró 5 reglas con las que un hombre puede mantenerse delgado, sin los riesgos de volver a ganar peso.

1 – Puede consumir dos comidas calóricas en la semana

Generalmente quienes hacen dieta, se van a los extremos de nada permitido, pero lo cierto es que si comes balanceado, no hay problemas. Por eso se permite en estas reglas darte dos permisos y comer algún alimento rico en calorías, como una buena pasta con queso el fin de semana o una exquisita hamburguesa, el martes. Si te pasas de hacerlo más de dos veces, puede resultarte perjudicial e irte incluso a un terreno peligroso.

2 – No seas monótono

Pensando que estás ejercitándote, tienes que tener claro que si sólo tienes una rutina definida y sin alteraciones, tu cuerpo quemará menos calorías. Por ello, cámbialo cada tres o cuatro semanas, tomando en cuenta secuencia, peso y ritmo. Varía entre la caminadora y la bicicleta, junto a las máquinas de pesas.

3 – Cambia tu ropa

Si eres de los que usa ropa holgada, claramente pensarás que estás delgado, pero lo cierto es que te estarás mintiendo. Busca poleras a tu talla, o ajustalas si puedes. Notarás el cambio y el desafío de mejorar.

4 – No acumules calorías

Se aplaude que busques almuerzos ligeros, si piensas que más tarde comerás una cena llena de calorías y alcohol, pero si lo haces durante una semana para luego no tener límites el fin de semana, lo cierto es que tu metabolismo lo resentirá. Éste ademas será más lento a la hora de procesar los alimentos y eliminar las grasas.

5 – Sé frecuente en el gimnasio

Si eres de los que sólo se ejercita o asiste al gimnasio el sábado, con una rutina brutal, lo que estás haciendo es elevar los riesgos de lesiones, además de no conseguir los resultados esperados. Recuerda que lo adecuado es hacerlo al menos tres a cuatro veces en la semana, con trabajos de una hora.