temas del día

Cultura


Fiesta de Andacollo celebró que los Bailes Chinos son Patrimonio de la Humanidad

Fiesta grande de Andacollo, CNCA (c)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Con la presencia de Claudia Barattini, Ministra de Cultura, invitada por las agrupaciones de Bailes Chinos, se celebró la tradicional Fiesta de Andacollo, la que se celebra hace cuatro siglos.

Hace un mes esta particular, profunda y arraigada forma de expresión, de religiosidad, de manifestación cultural fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Comunicado

Ministra Barattini participó en Fiesta de Andacollo y celebró con los Bailes Chinos su condición de Patrimonio de la Humanidad

Las agrupaciones de Bailes Chinos invitaron a la Titular de Cultura a esta tradicional fiesta, en la que pudieron celebrar a un mes del ingreso de su expresión a la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de Unesco.

Esta fiesta religiosa, que se desarrolla todos los años entre el 23 y 27 de diciembre, es una de las instancias de participación más grandes e importantes para los Bailes Chinos de varias regiones del país, que se reúnen para rendirle cultura a la también conocida Virgen Morena o Chinita.

Hasta la comuna de Andacollo, Región de Coquimbo, llegó la Ministra de Cultura, Claudia Barattini, para acompañar a las distintas agrupaciones de Bailes Chinos que participaron de la fiesta de la Virgen del Rosario, una de las más antiguas y concurridas de América, en la que después de más 400 años, las cofradías celebraron su ingreso a la Lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, expediente presentado por el Consejo de la Cultura y acogido hace un mes por Unesco.

Incluso la Presidenta Bachelet tuvo palabras para las agrupaciones, haciéndose presente a través de un saludo en el que festejó el mes en el que “esta expresión le pertenece a todo el mundo, no solamente a Chile. Son ustedes los que han permitido que este patrimonio salga de las fronteras de nuestro país, y les quiero agradecer a cada uno de ustedes por su contribución a este hermoso logro que nos llena de orgullo, e invitarlos a continuar enseñando y transmitiendo esta hermosa manifestación a las futuras generaciones, con ese mismo fervor y energía”.

Así también lo destacó la Ministra de Cultura, Claudia Barattini, quien participó de la fiesta luego de ser invitada por las mismas agrupaciones que le dan vida a esta tradicional celebración. “Estar aquí reunidos para celebrar el reciente ingreso de los Bailes Chinos a la Lista de Patrimonio de la Humanidad es un deber para mí como Ministra, y una responsabilidad para nosotros como Consejo de la Cultura, por haber llevado adelante la postulación con el apoyo y patrocinio de las mismas agrupaciones de chinos que están interesadas en preservar y salvaguardar su maravillosa expresión”, indicó.

Además, la Secretaria de Estado destacó que “nos alegra mucho ver que en esta fiesta participa toda la comunidad andacollina, reunida en diversos grupos que cumplen funciones específicas. Demostrando así que el patrimonio se vive y mantiene gracias al trabajo colaborativo de toda una comunidad comprometida con su propia celebración, donde cada uno cumple un rol importante”.

De esta manera, el baile se estructura con la función de Anderos, quienes trasladan a la Virgen; la Guardia del Santuario, que atienden a peregrinos y realizan un cordón humano en torno a la Virgen en la procesión; los Encargados del Atrio, quienes se preocupan de su vestimenta y decoración; los miembros de la procesión (andacollinos y peregrinos foráneos); además de los principales Bailes Religiosos del tipo Chinos, Danzantes, Turbantes, entre los que cabe resaltar al Baile Chino N°1 Laureano Barrera, el más antiguo de Chile.

Cuatro siglos forjando cultura popular

La adoración de la Virgen del Rosario de Andacollo tiene un origen y un carácter esencialmente minero. La leyenda en que se sostiene el culto atribuye el hallazgo de la imagen a Juan Goyo, un minero indígena de la región que la habría encontrado al interior del pique de una mina un día 26 de diciembre de 1559. De ahí en adelante se inició su adoración, con antecedentes de la constitución del primer baile chino en honor a la Virgen en el año 1584, cuyo culto se masificó de manera tan acelerada, que en 1893 se construyó la gran basílica donde se le adora actualmente.

El objetivo de la fiesta son las rogativas y agradecimientos a la Virgen de Andacollo, también conocida como Virgen Morena o Chinita. Tiene dos instancias: la llamada Fiesta Chica, que dura dos días, y la grande Cuatro. Durante el evento, hay misas y visitas a las iglesias. Los Bailes Religiosos, ordenados según su antigüedad y jerarquía, saludan a la Virgen que está instalada fuera de la Basílica, bailando frente a la imagen, ocupando la plaza central.

La salida de la Virgen, da inicio a la procesión y es celebrada con lanzamiento de flores o papel picado y el aumento del volumen e intensidad del sonido de los instrumentos de los bailes. Durante la procesión, los Anderos pasean a la Virgen por el centro de Andacollo, antecedidos por los Bailes Religiosos y precedidos por los demás participantes. Se hacen pausas para saludar a los altares que familias instalan fuera de sus casas. Finalmente la procesión retorna y se da por finalizada con una celebración similar a la del comienzo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados