temas del día

Internacional


Abuelas de Plaza de Mayo encuentran al nieto 116 y dan apoyo a familias de estudiantes mexicanos

ARCHIVO | Daniel García Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

La presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina, Estela de Carlotto, expresó este viernes su alegría por la recuperación del nieto número 116, hijo de una pareja desaparecida durante la última dictadura (1976-1983), a quien espera abrazar a su regreso de México.

“Él ahora recibe información de quién es y ya recupera sus derechos humanos. Posiblemente el martes tengamos una reunión en la Casa de Encuentro. Este es un momento de brindis, de sacar copas y de alegría”, dijo De Carlotto durante un evento sobre Derechos Humanos en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (al oeste de México).

El nieto identificado era hijo de Ana Rubel, una maestra y estudiante de la carrera de Ciencias Económicas “secuestrada con un embarazo de dos meses” a los 27 años, detallaron las Abuelas de Plaza de Mayo en un comunicado.

Su padre fue Hugo Castro, un estudiante de arquitectura. “Ambos militaban en el (izquierdista) Frente Argentino de Liberación y fueron secuestrados en enero de 1977″ en Buenos Aires, precisó el comunicado.

La pareja fue llevada primero a un centro clandestino de detención dependiente del Ejército hasta que Ana fue trasladada a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), un campo de exterminio por donde pasaron unos 5.000 detenidos.

“En la enfermería del sótano dio a luz a su hijo, que nació sietemesino y con un peso de menos de dos kilos” en un parto que fue presenciado por Sara Solarz de Osatinsky y Alicia Milia, sobrevivientes que dieron su testimonio, señalaron las Abuelas.

En Guadalajara, De Carlotto precisó que el mismo nieto se acercó a las Abuelas porque “estaba buscando saber quién es”.

Tras confirmarse su identidad, “mi hija lo llamó y le dijo ‘te habla Claudia Carlotto’, y él gritó ¡Soy un nieto!”, relató visiblemente contenta De Carlotto, quien en agosto logró encontrar a su propio nieto.

Séptimo nieto recuperado en 2014

El último nieto identificado supo también este agosto que “no era hijo de quienes decían ser sus padres”, explicaron las Abuelas.

“Al principio le negaron información pero finalmente el hombre que lo crió, un médico, le confesó que durante una de sus guardias en el Hospital Pedro Elizalde dos hombres entraron con un bebé prematuro en brazos y que como nadie lo reclamaba se lo quedó”, inscribiéndolo como hijo propio, detallaron.

Tras saber de su origen dudoso, el joven se acercó a las Abuelas y luego de realizarse un ADN en forma urgente, el Banco Nacional de Datos Genéticos, que reúne las muestras de todas las familias que buscan niños robados en la dictadura, determinó su verdadera identidad.

El joven “recibió la noticia con alegría y tranquilidad, habló con sus tíos por teléfono y conoció personalmente a Alicia Milia”, precisaron las Abuelas.

Con este caso, la organización humanitaria anunció la restitución de siete nietos en 2014, incluido Ignacio Guido Montoya Carlotto, el nieto de Estela de Carlotto, un caso que conmovió a Argentina y recorrió el mundo.

Unas 30.000 personas fueron desaparecidas o asesinadas en la dictadura argentina, según organismos humanitarios. Las Abuelas de Plaza de Mayo, grupo fundado en octubre de 1977, estima que unos 500 niños nacieron en centros de detención clandestinos y luego fueron apropiados por cómplices del régimen.

México: “no se rindan”

En la feria de Guadalajara, el evento literario más importante en español, De Carlotto también animó a las familias de los 43 estudiantes desaparecidos en México a que no se rindan en su búsqueda.

“En este momento y en este lugar dejo mi compromiso de apoyar a los padres de los 43 y decirles que no aflojen, que exijan. Aún hay alguien que tiene que dar respuestas y es el Estado”, subrayó.

México vive una indignación sin precedentes por los ataques, el 26 de septiembre pasado, de policías de la ciudad de Iguala (sur) contra decenas de estudiantes, en los que desaparecieron 43 de los jóvenes.

Según las investigaciones, los policías entregaron a los 43 estudiantes a sicarios del narcotráfico que los habrían asesinado e incinerado sus cadáveres. Los padres se niegan a creer esta versión y claman al gobierno que redoble la búsqueda de los jóvenes.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados