¿encontraste un error?
avísanos

Violencia contra la mujer: Cómo detectar si eres víctima de maltrato psicológico

0VISITAS
Helga Weber (CC) Flickr

Publicado por

Este 25 de noviembre se conmemora el Día para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, establecido por la ONU y cuyo objetivo es ‘llamar a la acción para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo’, según indica el portal oficial del organismo internacional.

Pero el maltrato físico no es el único tipo de violencia del que son víctimas algunas mujeres. Muchas sufren de violencia psicológica y no son capaces de detectarla, porque creen que es algo ‘normal’ en una relación.

¿Seré yo que me lo tomo muy a la tremenda? ¿Lo habré provocado yo? ¿Tal vez si hubiera contestado de otra forma…? Mejor no le digo que… no va a ser que… Estos diálogos son frecuentes en las personas maltratadas con relación a su agresor. Si debido al agotamiento emocional al que están sometidas las víctimas son capaces de justificar una agresión física, cuánto más no van a ser capaces de justificar una agresión no patente, aparentemente subjetiva como es el maltrato psicológico. Por ello, es importante informar a las personas acerca de qué tipo de comportamientos no deben estar nunca permitidos cuando se dan de forma repetida“, expresa en una columna, la psicológa mexicana Vanesa Fernández López.

La profesional explicó que el maltrato psicológico se subdivide en las siguientes categorías:

1. Maltrato económico o financiero

Es cuando el maltratador “quiere controlar de forma absoluta los recursos económicos de la víctima. Para ello controla sus ingresos, no le permite trabajar, le solicita que justifique los gastos, le obliga a pedir préstamos, le permite un presupuesto de gasto límite, hace las compras para que la víctima no tenga dinero, le corta el teléfono, no le permite el acceso a las cuentas bancarias, le castiga/recompensa con el dinero, etcétera“, expresa la profesional.

2. Maltrato estructural

En este caso la persona que violenta “ejerce un poder sobre la víctima basándose en la desigualdad que, según él le hace superior“.

En este caso el maltratador puede desvalorizarle, tomar decisiones sin consultarle, le cuestiona las suyas, le recuerda sus fallos de forma persistente, no se compromete a hacer nada por ella, le obliga a asumir responsabilidades, le obliga a mantener relaciones sexuales y la castiga con la indiferencia o el enfado cuando se niega a mantenerlas, dice la experta.

3. Maltrato espiritual

“Se refiere a la eliminación o ridiculización de las creencias o ideales de la víctima obligándole a aceptar las suyas propias. En este caso el maltratador no le deja elegir o minusvalora sus decisiones, constantemente le recuerda que sabe hacer las cosas mejor que ella, no le permite hacer actos acorde a sus creencias o los ridiculiza, habla mal de personas que comparten los ideales de ésta“, explica la psicóloga.

4. Maltrato social

Vanesa dice que este tipo de maltrato “tiene lugar cuando se aísla a la víctima reduciendo sus relaciones sociales, controlándolas o ridiculizándola delante de éstas“.

“Otras de las manifestaciones son escuchar sus conversaciones, leer sus mensajes de texto o correo electrónico, le restringe las relaciones con sus familiares y amigos, le acompaña de forma obligada siempre que queda con amigos, no le da oportunidades para conocer gente nueva, le ridiculiza cuando habla delante de otras personas, le saca defectos delante de sus amigos, etcétera“, señala.

¿Sufres violencia?

Según explica el portal especializado en bienestar Salud180, cuando hay violencia en una relación de pareja, una de las personas controla, daña, humilla o agrede al otro. Además, muchos agresores ni siquiera son conscientes del problema y piensan que sus malos tratos son ‘normales’ en una relación, mientras la víctima puede asumir lo mismo.

En esta línea, la organización estadounidense YWCA, que promueve el empoderamiento de las mujeres, propone un test para detectar este tipo de maltrato. Para responder, cataloga las respuestas como verdadero o falso.

1. Ambos decidimos qué queremos hacer cuando estamos juntos
2. Empiezo a sentirme aislada de los amigos que tenía antes.
3. Mi pareja a menudo critica mi aspecto
4. Si quiero participar en una actividad de la escuela o social por la tarde sin mi pareja, él / ella no se opone.
5. Me siento presionada a participar en actividades sexuales.
6. Siempre intento agradar a mi pareja, y me siento responsable si las cosas salen mal.
7. Mi pareja se burla de mí con malicia y me avergüenza delante de mis amigos.
8. Mi pareja me ha hecho daño físico, aunque él / ella se arrepentió después.
9. Mis sentimientos y deseos son importantes para mi pareja.
10. Mi pareja es muy celoso/a.

Puntuación

Si en las preguntas 1, 4 y 9 pusiste verdadero; y en las 2, 3, 5, 6, 7, 8 y 10 respondiste falso, tienes una relación saludable.

Si respondiste verdadero a una de las preguntas que debía ir ‘falso’ o viceversa, estás en medio de una relación donde no recibes el suficiente respeto. Si respondiste así a más de una, es señal de que te encuentras en una relación abusiva. Si la 5 o 8 fueron verdaderas para ti, eres víctima de abuso grave.

Cabe destacar que la violencia en una relación puede empezar en forma muy silenciosa, al punto que ni siquiera te des cuenta. Puede ser que comience con cosas pequeñas como ridiculizarte en público hasta llegar a insultos y terminar con golpes. Lo cierto, es que la mayoría de las veces la situación va en aumento, por lo que si es tu caso detente y pide ayuda antes de que sea demasiado tarde.

URL Corta: http://rbb.cl/bee8
+ Leídos