¿encontraste un error?
avísanos

La verdad tras 5 mitos comunes sobre la flacidez de los senos

0VISITAS
Joel Nilsson Nelson (CC) Flickr

Publicado por

En una entrevista a la revista femenina InStyle, la actriz estadounidense Halle Berry recomendó a las mujeres usar sostén en todo momento, incluso en la noche, para evitar los senos caídos en la madurez.

Sin embargo, el consejo de la estrella de Monster’s Ball en realidad no tiene mucho de cierto, según los expertos. Conoce la verdad tras éste y otros mitos en torno a la flacidez de las mamas, recogidos por la revista de salud Health.com.

Lee también: 3 teorías que explican la fascinación de los hombres por los senos femeninos

1. “Tus pechos se caen a medida que envejeces”

VERDADERO. Esto ocurre debido al estiramiento de los ligamentos de Cooper, que es un tejido conectivo en tus senos que ayuda a mantenerlos erguidos. “Al igual que todos los tejidos en el cuerpo, que están hechos de colágeno y elastina, se descomponen con la edad”, explica el doctor Dan Mills, vicepresidente de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética.

Además, tras la menopausia, el tejido glandular denso se sustituye por grasa, lo que aumenta las posibilidades de que se tornen flácidos.

2. Usar sostén puede prevenir flacidez de los senos

FALSO. Contrariamente a lo que afirmó Halle Berry, en realidad los sostenes no ayudan a mantener los senos firmes. “Un sostén soportará tus pechos para darle la forma y el aspecto que deseas, pero no pueden evitar una mayor flacidez, causada por la edad y la gravedad”,explica Mills.

De hecho, el médico francés Jean-Denis Rouillon realizó un estudio en el que concluyó que usar sostén puede debilitar el tejido de soporte de la mama. “Si una mujer se pone sostén por la apariencia de sus senos, el aparato suspensorio (natural del cuerpo) deja de funcionar correctamente”, por lo que surge una dependencia del sostén cuando el cuerpo no lo necesita, señaló el investigador en la oportunidad.

La única excepción a este mito, es el sostén deportivo, ya que correr o hacer otros ejercicios aeróbicos de alto impacto hace que los senos suban y bajen, lo que con el tiempo puede romper el tejido conectivo.

3. Las flexiones pueden ayudar a mantener los pechos firmes

FALSO. Hacer flexiones no ayuda a reducir la caída de los senos, ya que éstos se componen de grasa y no de músculo, por lo que técnicamente no hay nada que tonificar. Sin embargo, los ejercicios de pecho pueden ayudar a mejorar la apariencia de su área pectoral mediante el fortalecimiento de los ligamentos circundantes, incluyendo los de Cooper, señala Anne Taylor, profesora clínica de cirugía plástica en la Universidad Estatal de Ohio.

4. La lactancia materna puede causar flacidez

FALSO. Una investigación publicada en la revista académica Aesthetic Surgery Journal concluyó que la lactancia materna no es un factor de riesgo para la caída de los pechos. Quienes ven sus senos más flácidos después de tener un bebé en realidad no es por la lactancia, sino que por el aumento de peso durante el embarazo, que puede causar que los ligamentos se estiren y se produzca mayor flacidez.

Esto se puede prevenir, cuidando la alimentación durante el embarazo para evitar subir excesivamente de peso, asegura Taylor.

Lee también: Actriz Keira Knightley posa semidesnuda para protestar contra el retoque de senos con Photoshop

5. Fumar y broncearse afectan la apariencia de los senos

VERDADERO. La luz ultravioleta es un importante factor de riesgo para la caída de las mamas, de acuerdo con el estudio mencionado en el punto anterior. Lo mismo ocurre con cualquier mal hábito que descomponga el colágeno de la piel, como llevar una dieta alta en grasas y pobre en nutrientes, o fumar, señala Mills.

URL Corta: http://rbb.cl/bdjs