temas del día

Opinión


Polémica bloguera vuelve al ataque : “Cómo evitar que su hijo sea un saco de weas”

Hyperorbit (cc)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Todo empieza en la niñez…

Para todas las personas que se van a ofender porque creen que le estoy diciendo saco de weas a un niño, entiendan que estoy tratando de saco de weas a los adultos . Pero que probablemente fueron malcriados por madres y padres, o madres solas o madres ambas o padres ambos. Ladeen el cráneo, junten las neuronas y entiendan lo que quiero escribir. Gracias.

Es justo que después del revuelo que causó el temita de “Salve a su hija de ser una weona de mierda”, le dedique unas líneas a esas madres y padres de “niñitos varones”

Quienes somos de hartos amigos y conocidos, de seguro tenemos el top 10 de los hombres nefastos de nuestras vidas. Amigos, exs, tíos, maridos, hermanos sacos de wea.

Yo tengo un hijo de año y un mes, y cuando veo tanto imbécil dando vueltas, me dan ganas de hacer un manual con conductas que no tengo que repetir de quienes criaron a esos mierdas.

Cuando conozco al entorno de infancia de esos hombres entiendo muchas cosas, como que nadie les enseñó a que respetar a una niña no es lo mismo que sólo no pegarle, o que no es más hombre el que le pega a mas compañeritos, etc.

Los niños, según las amigas encuestadas, son más prácticos que las niñas en cuanto a la crianza. Mientras las niñitas se complican hasta para decidir con que pinche ir al colegio, los niños salen con una gran sonrisa y una pelota de futbol en la mano. Los niños tienen de amigos a muchos compañeritos, las niñas son buenas para hacer grupos.

Pero sería bueno poner en práctica algunas cosas que se me ocurrieron. Se las dejo acá no como dogmas, porque recuerde que esto es sólo un blog, su tonto(a) grave)

1. No celebre que le pegue a todo lo que se le atraviesa: Su niñito no es más hombrecito por pegarle patadas al perro, al gato, al vecinito, a los hermanos. Evite que sea un cavernícola que todo lo arregla con violencia. Enséñele de pequeño a razonar, a conversar y a manejar la frustación con inteligencia.

Si no entiende desde su temprana infancia que no puede andar pateando todo, será de esos idiotas que se agarran a pelear por cualquier idiotez en las fiestas porque alguien le pasó a botar la piscola.

2. La limpieza es muy importante: “Ay es que como es niño no le gusta bañarse”. Más respeto por el entorno de cabro cochino que tiene que aguantarle el olor a transpiración. Siempre he pensado que eso de que a las mujeres les gustan los hombres peludos y hediondos es un cliché. ¿Cómo mierda a una le va a gustar alguien con mal aliento, mal olor en la axila, o derechamente que no huela a perfume?

No se trata del weón “pasao a AXE” pero obligue al crío a bañarse. Por útlimo piense en la nariz del prójimo.

3. Cocinar es sexy: Hay algo más que absurdo que esas mamás que les dijeron a los hombres “FUERA DE LA COCINA, NO ES LUGAR PARA LOS HOMBRES”

Qué un weon sea adulto y no sepa hacerse puré en caja es algo que ya no puede aceptarse en este siglo. A mi hermano le enseñé a hacer sushi y sólo él sabe cuántas conquistas le significó ese arte. Nada más rico que un hombre un día te sorprenda con un rico plato. Eso los hace parecer más minos incluso.

Lo bueno es que conozco muchos hombres buenos para la cocina, pues ya no se cree que el que estudia cocina era porque le quedó gustando jugar a las tacitas.

Enseñar a cocinar a su cabro chico es de lo más que hay.

4. Ser caballero no es ser amariconado: Si alguien cree que los caballeros son parte de la antigüedad o ser un machista, estamos hasta las weas como sociedad.

No confunda con que el hombre deba pagar la cuenta siempre, pero que a una le abran la puerta del taxi, o le regalen flores, son prácticas que gustan, que marcan a veces una diferencia importante.

Su hijo no será menos “macho” (preocupación de tanta mamita) si es amable con sus compañeritas de colegio, si le da el asiento a alguien en la micro. Todo lo contrario, los weones rotos e indolentes son siempre descartados a la larga.

Lee también: Bloguera aconseja a madres para que sus hijas no sean unas ‘weonas de mierda’

5. Prohíba la palabra amariconado: Es necesario ponerlo como punto porque he escuchado en más de una ocasión a algún pelotas tratar delante de sus hijos de amariconado a alguien. Lo único que conseguirá es que su hijo crea que el libro Nicolás tiene dos papás es una invitación a ser gay, que sea un discriminador, un homofóbico, un militante de la UDI, en fin, un reverendo imbécil.

6.- El cabro chico no ayuda a hacer la cama, es su deber: “¿Por qué no haces tu cama si eres grande? Porque nunca me pidieron que ayudara en la casa”.

A ver lolito… tu cama, tus sábanas, tus peos… no es que colabores amablemente haciendo tu cama (y otras tareas del hogar donde el mismo weon vive), es tu deber mijito lindo.

¿Cuántas veces no escuché “Pame, te ayudo a lavar la loza”? Qué enchuchamiento.

“Con que laves lo que ocupaste en exclusiva, lavas lo que te corresponde, estúpido”

7. Si no le gusta el fútbol, hay más deportes: Su macho alfa no se va a tirar más minas por jugar en el equipo de fútbol en el colegio. Sé que es muy importante inculcar la actividad física. No hay discusión. Pero otros deportes le harán igual o mejor para la salud física y mental.

Uno de mis hermanos es derechamente malo pa la pelota, nunca le gustó el fútbol, siendo que mi viejo es espantosamente futbolizado, y hoy si bien no es Michael Phelps le gusta nadar y eso no implica que sea menos hombrecito, o alguna de esas cosas que la sociedad “heteronazi” valora demasiado. Zzz… (Igual le aprovecho de decir a mi hermano que es pajero. Te amo Maxi.)

8. Bailar es un plus: Recuerdo a un conocido de mi época de colegio que no era muy lindo. No tenía un cuerpo atlético ni una cara preciosa. Pero bailaba Flamenco.

Por la re cresta que lo encontrabamos guapo después de verlo en alguna presentación. Tuvo las pololas que quiso porque además de Flamenco le hacía a la salsa, tango, y hasta a las canciones weonas que uno bailaba. Mientras todos los otros pelotas a penas se movían, él acaparaba todas las miradas.

Así que si a su hijo le gusta bailar, anímelo a que lo haga y que mantenga por siempre esa virtud.

A la edad de una eso puede ser muy definitorio para un polvo por ejemplo.

9. Ser fiel no es fome: Ser fiel es difícil, pero es algo que se puede lograr. No porque el weón tenga cocos está libre de este deber. A muchas mujeres les he escuchado: “Ay pero es hombre, ellos necesitan ser infieles”.

Semejante wea me da asco. O sea, ellos tienen más derecho a ser infieles por naturaleza? Bah, que raro, creí que sólo los animales funcionaban por instinto. Porque además de la cabeza del pene existe la cabeza de arriba. Esa que sostiene su cuello. Úsela también.

10. La mamá no es duela de las decisiones de su varoncito (hasta suena picante): Cuando quedé embarazada muchas me dijeron: Ay que sea hombrecito, porque LOS NIÑITOS SON DE LA MAMÁ…Ctm que miedo.

¿Por qué existe esa creencia pseudo incestuosa? ¿O hay estudios que lo comprueben? Puede que sea algo genético, pero no caigamos en que las niñas son de los padres y los niños de las madres. Cuando usted cría un hijo que cree que la mamá es lo máximo (aun después de los 7 años), usted le está haciendo un flaco favor a todas las futuras pololas de ese cabro de mierda mamón.

Tal vez es cierto eso de que “el que es buen hijo será buen marido o pololo”, pero no nos pasemos de revolciones mami. Usted es la mamá, no la dueña. Déjelo pensar y no le meta weas en la cabeza, porque eso es muy distinto a educarlo.

11. No tiene la obligación de mantener a la mujer: Y entiendan a lo que apunto. He escuchado tanto eso de el hombre proveedor, que me da la idea que algunas viven en el medioevo aun. La idea es la cooperación, buscar una compañera o compañero de vida y no un beneficiario. Si bien hay muchas parejas donde se decide en conjunto que uno no trabaje, esto no es obligación.

Lo ideal es que uno nole inculque al hijo que como el es hombre debe mantener a la mujer con la que escoja. Esa wea se aceptaba hace 588 años, pero hoy no. Y si esa niñita, jovencita o mujer que conoce a su hijo, pretende que la mantengan por el sólo hecho de que es mujer…¡espántesela! Tiene mi apoyo por tratarse de un caso de emergencia.

12. Aunque es hombre, se puede equivocar: Conozco un hombre al que nadie le decía nada en la casa. Su madre lo idolatra hasta el día de hoy y por ende no soporta ser criticado y es incluso temido. El hecho de que alguien critique, de consejos para mejorar algo no es un ataque. Todos tenemos algo que aprender, incluso usted, ídolo de su mami (viejas de mierda, no saben el daño que les hicieron a esos hombres).

Así como el hombre puede lograr muchas cosas en la vida, también puede equivocarse.

A esos hombres que criaron como ídolos de la casa, suelen inculcarles la mala costumbre de que cuando algo les sale mal salen con unas excusas imbéciles, poco consistentes, y además los acostumbran a culpar al resto.

Ser hombrecito es, antes que todo, reconocer que uno se equivoca, pedir disculpas con humildad y tartar de mejorar.

13. No es talentoso para todo: De cerca conozco un caso en que la madre de un actual treintón lo tuvo engañado por años de que tenía virtudes para el dibujo. La señora no se explica por qué su retoño no fue arquitecto o porque aún ningún salón del Bellas Artes lleva su nombre. Enmarcó cuadros de pinturas espantosas que hizo, lo cual es un gesto magnifico durante la estadía de tu hijo en enseñanza básica. Pero un weon grande no puede ser adulado por la madre si dibuja como las weas. Si no es habilidoso en algo no tiene que decirle que es malo pero no le haga el daño de mentirle comentando que es tan bueno para cierta actividad donde DE VERDAD ES NOTORIAMENTE UN DESASTRE.

Lo importante es realzar lo bueno y potenciarlo en sus reales habilidades. Ayudarlo en lo que le cuesta y apoyarlo en lo que le guste. Pero no le diga al weón que es Dalí si con cuea sabe tomar el lápiz.

Lee también: 5 errores más graves que cometen los padres de hoy

14. Los niños y hombres adultos también lloran: Volvemos al temita de descalificar sexualemente. “El que llora es niñita”. De partida ser niñita es algo positivo, ya lo dijo esa publicidad de youtube, y si los niños no pudieran llorar serían más peorros aún, porque soy una convencida de que quien no se desahoga se llena de gases.

Ver llorar a un hombre por amor, por pena, o por rabia incluso es realmente conmovedor. A mi me parte el alma ver llorar a mi papá por ejemplo, pero lejos de encontrarlo poco hombre por eso, me hace amarlo aún más. Hombres sensibles y honestos con lo que sienten es lo que el mundo necesita urgentemente para evitar guerras. Los verdaderos líderes lloran señores! (No tanto como Mark Anthony si, que se aweona llorando tanto el flacucho ese)

15. Los juegos no son exclusivamente de hombres: Mis primos arrendaban siempre una mesa de pool en el lugar donde veraneábamos. Los mierdas no nos dejaban participar a ninguna de mis primas ni a mí! La wea era de hombres obvio, “vayan a pintarse las uñas”. Un par de veces los convencí pa que me dejaran, y era pésima. Pero mi defensa al respecto era que no me dejaban practicar.

Después de adolescentes encontraban tan hot que una mujer jugara bien pool. Pero yo no tuve maestros, así que mamense que rajara el pañito verde que cubría la mesa!

16. Hacer alusión a la regla como razón de que a una mujer le parezca mal algo es una imbecilidad propia de Arjona: “¿Ay andai con la regla?” Ese weón no merece ni un beso. Ni hablar de un polvo.

Que ignorancia más grande atribuir cualquier enojo a las hormonas. A veces a una le parece mal algo y no necesariamente estamos ovulando tampoco. Y si la respuesta que va a dar ese sujeto es así de básica, como culpar a la menstruación de cualquier diferencia con una mujer, lo más probable es que sea un idiota que a diario da motivos para enojarse con él.

17. No todas las mujeres somos envidiosas, a veces simplemente damos una opinión que no es la misma que la suya: Es muy probable que una niña no encuentre linda a otra y eso no siempre es envidia mijo. Nunca ha escuchado eso de que “en gustos no hay nada escrito”?

Por qué tenemos que encontrar linda a la Luly por la mierda? Incluso tengo un amigo que encuentra rica a la Adriana Barrientos. No sé si es mina, pero yo no creo que lo sea, y creanme o no, no le tengo una pizca de envidia a semejante personaje. Ni siquiera me cae mal, pero si me gustaran las mujeres no sería mi tipo.

18. Si a una niña le gusta un niño y al otro día le gusta otro, no es maraca: Lo dije en mi post de las futuras weonas de mierda, a uno nunca le gusta uno solo! Y así como la mamita del cabro chico le celebra que en segundo básico pololee con tres compañeras, no me webee si mi hija quiere pololear con tres o cuatro a esa edad.

Yo aconsejo que antes de tratar de maraca a alguna niña delante de su hijo, recuerde que usted es mujer y que es injusta con el género denostar a otras por el simple hecho de que a una le guste más de uno y lo reconozca.

19. Jugar a quien mea más lejos puede hacerle doler el pene: Mis vecinitos hacían esta wea y siempre ganaba uno.

Hola, soy Daniel, meo súper lejos… Eso no le importa a nadie. En serio. Y sólo conseguirá ese pobre niño, un dolor horrible en el pilín.

20. Dedicar canciones de Arjona para conquistar a alguien es un error: Necesito justificar este punto? “Hola, te dedico Mujeres”… FUERA DE MI CASA.

Espero que lo entiendan, no necesariamente que les guste.

Lucharé para que mi Raimundo sea feliz siendo un hombre lo más “correcto” posible, y si hace sufrir a su hija o a su hijo, puede venir a reclamarme a mí y al padre de mi hijo, pues la crianza le corresponde a los padres, no a la mamá exclusivamente, como algunas lectoras entendieron en el post alusivo a las niñitas. Pero creanme. Las madres podemos cambiar el mundo. No con el blog, sino que entendiendo que las primeras machistas de la historia fueron mujeres.

Consejo: Conozca a la mamá del weón con el que elija pasar el tiempo. Entenderá muchas cosas.

Pamela Arce
Abogada

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados