temas del día

Cultura


Para “reforestar” destruyen sendero ceremonial prehispánico del Monumento Nacional Pucará de Chena

Alexis López Tapia
Publicado por
Envíanos tu corrección

Son 300 metros aproximadamente del sendero ceremonial prehispánico que fue destruido por una empresa que estaba reforestando en compensación por la destrucción de bosque nativo por parte de una inmobiliaria.

Por Alexis López Tapia
Director – Rutas de Nuestra Geografía Sagrada

La inmobiliaria Canquén Norte S.A., a través de la Consultora Ambiental Andalué, en el predio del empresario agrícola Miguel Ongaro Peña–supuestamente amparados en una resolución de reforestación otorgada por CONAF–, destruyeron con maquinaria pesada casi 300 metros del sendero prehispánico ceremonial original, que era parte del “CapacÑan” o camino del Inca, y unos 20 metros de restos arqueológicos de origen incásico, afectando además el “Punku” o Portezuelo del Sol.

Vista del Camino que destruyó el sendero ceremonial prehispánico del Pucará de Chena, fotografía de Alexis López Tapia

Vista del Camino que destruyó el sendero ceremonial prehispánico del Pucará de Chena, fotografía de Alexis López Tapia

Foto 3
Arriba:

Entre 1975 y 1976, el arqueólogo Rubén Stehberg excavó y dio a conocer por primera vez la existencia de una compleja fortaleza de origen incaico, en la cumbre de la “Puntilla de Cucará”, del Cerro Chena, entre las comunas de San Bernardo y Calera de Tango, en la salida hacia Catemito de la Autopista Longitudinal Sur.

Un año después, el 17 de Agosto de 1977, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró a la “Fortaleza Incaica de Chena y sus contornos”, Monumento Nacional, en la categoría de “Monumento Histórico”.

Conocido desde entonces como “El Pucará de Chena”, el sitio arqueológico cuenta con diversos recintos con doble muro de pircas de piedra canteada con argamasa de barro, torreones defensivos, y una “kancha” o plaza central, en la que se emplazaba un “Ushnu”, tarima elevada o altar ceremonial, que era considerado el punto más sagrado de todo el recinto.

La cumbre del cerro se encuentra rodeada por al menos dos muros perimetrales de pircas de doble muro con piedra canteada y argamasa de barro:el más bajo en la cota 600, y el superior en la cota 630. En estos muros, en los dos senderos de acceso principales, se emplazaban torreones de vigilancia cuadrados, de unos 2,5 metros de lado.

El principal sendero de acceso, de carácter ceremonial y sagrado, se encontraba en el sector norte del Pucará, y era el que comunicaba a la fortaleza con el “Puquío”, o vertiente del cerro de enfrente, a través del “Punku” o portezuelo del Sol, que unía a la “Puntilla del Cucará”, con el cerro Chena propiamente tal. A ambos lados del portezuelo, al pie del cerro, se encontraban dos cementerios incásicos de los cuales se recuperaron varias osamentas y abundantes cerámicas funerarias.

Ese sendero no sólo era la ruta más suave y expedita de acceso al Pucará, sino que además, como rasgo arquitectónico único, poseía también una pirca que descendía desde el torreón de vigilancia, y que unía el muro perimetral superior con el inferior, como puede apreciarse en el plano topográfico original realizado por Rubén Stehberg en 1976, que hemos enmarcado en color rojo.

Plano

Precisamente ese importante sector del Pucará, fue el que durante la primera semana de octubre resultó destruido por maquinaria pesada, que construyó un camino de más de 200 metros desde el portezuelo, hasta llegar a sólo 50 metros del torreón norte de la fortaleza.

De acuerdo a los antecedentes obtenidos, las obras habrían sidomandatadas por la Empresa Inmobiliaria Canquén Norte S.A., parte del Holding Inmobiliario Siena S.A.,y ejecutadas por la Consultora Ambiental Andalué en el predio del empresario agrícola MiguelOngaro Peña, colindante al Pucará de Chena; supuestamente autorizados por CONAF, a través de la Resolución N° 200 15-20/13, de la Ley 20.283, “sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal”.

Intentamos obtener la versión de Canquén Norte S.A., sin que hayamos obtenido respuesta al momento de publicar este reportaje.

Por su parte, al cierre de la edición, la Consultora Ambiental Andalué Ltda., nos hizo llegar el siguiente comunicado:

“Le informo que estamos reuniendo los antecedentes relacionados, los que aportaremos a la brevedad con la intención de aclarar y dimensionar lo sucedido.
AOA Ltda. se dedica a la recuperación de bosque nativo, por lo que estamos interesados en cooperar con todo lo que esté a nuestro alcance en lo relacionado con la protección ambiental.

Por el momento le informo que se han paralizados todas las obras relacionadas en la reforestación de bosque nativo en torno al área en comento.

Saluda atentamente”
Alex Acuña
Ingeniero Forestal
Coordinador de Proyecto
s

Dictada el 2 de Diciembre de 2013 por la Dirección Provincial de Santiago de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, la resolución aparece firmada por la ingeniero forestal Marcia Villanueva Faúndez, Jefe Provincial (S) de esa repartición a la fecha, en respuesta a una solicitud de Inmobiliaria Canquén Norte S.A., presentada el23 de Septiembre de 2013, como parte de un plan de compensación ambiental, del proyecto “Canquén Norte”.

Sin embargo, la resolución únicamente autoriza la reforestación de un total de 21,8 hectáreas de terreno, con árboles nativos, específicamente con Quillay (Quillaja saponaria) y Boldo (Peumusboldus), y en ningún acápite o párrafo autoriza la realización de obras mayores, de un camino, el corrimiento de cercos, ni mucho menos aún, la intervención, movimiento de cercoso destrucción de un Monumento Nacional como el Pucará de Chena.

De hecho, esa resolución carece de toda competencia para autorizar cualquier tipo de obra o intervención en un área declarada Monumento Nacional, ya que la única institución del Estado que posee de manera exclusiva y excluyente esa atribución, es únicamente el Consejo de Monumentos Nacionales, que no fue consultado ni requerido para pronunciarse sobre las obras que se realizaron en el Cerro Chena.

Consultada la Dirección Regional Metropolitana de CONAF, la ingeniero forestal Soledad Palma nos señaló que la resolución involucra la reforestación –lo que implica que originalmente se realizó una corta no autorizada de bosque nativo en algún área–, que requiere un plan de manejo de corrección y mitigación, el que en este caso involucraba la reforestación con Quillayes y Peumos en el predio de Catemito colindante con el Pucará de Chena.No obstante, nuevamente, esa resolución en caso alguno autoriza la intervención, modificación o destrucción de un Monumento Nacional, como el Pucará de Chena, ya que no posee competencia ni autoridad para ello.
Sin embargo, fue precisamente esa resolución la que la secretaria del empresario agrícola MiguelOngaro Peña –dueño del predio colindante al Pucará de Chena-, presentó como justificación de las obras, al Coordinador del “Centro de Estudios Andinos Pucará”, Raúl Delgado Moreno, quien la segunda semana de Octubre se presentó en las oficinas de la empresa, para reclamar por la destrucción de sendero ceremonial del Pucará de Chena.

Con esos antecedentes, el “Centro de Estudios Andinos Pucará” se presentó en la Sesión del Consejo Comunal de la Municipalidad de San Bernardo, y Raúl Delgado Moreno realizó la denuncia respectiva ante la alcaldesa Nora Cuevas Contreras, y los Concejales presentes en la Sesión.

Paralelamente, el investigador Patricio Bustamante –quien ha realizado relevantes investigaciones en el Pucará de Chena junto al arqueoastrónomo Ricardo Moyano Vasconcellos–, presentó la denuncia ante la Intendencia Región Metropolitana y envió un correo denunciando el hecho a la Municipalidad de San Bernardo el 20 de Octubre.
Consultado al respecto, el Director Jurídico de la I. Municipalidad de San Bernardo, Pedro Uribe, señaló que “tomaron conocimiento de que –previa autorización de la CONAF–, un particular inició trabajos de reforestación.En la ejecución de esos trabajos intervino en el Pucará de Chena”.

Sin embargo, aclara que “la declaratoria de “Monumento Histórico” conferida al “Pucará de Chena” excede con creces los límites específicos del predio “Puntilla de Cucará”.

“El particular intervino en el predio de su propiedad, y destruyó el parte de un muro del Pucará, y –en el camino de acceso–, perturbó el área del portezuelo, desplazando el hito de roca o “Punku”. El Municipio está en coordinación con el Consejo de Monumentos Nacionales, para hacerse parte de las acciones legales que deberán emprenderse”.

El día 21 de Octubre, se llevó a cabo una visita a terreno en el sector del Monumento Histórico “Pucará de Chena”, para constatar las denuncias recibidas, en la que participaronel geógrafo Jonathan Martínez González;el licenciado en geografía Manuel Bascuñán Tapia; y la Dra. en ciencias silvoagropecuarias y veterinarias, Soledad Muñoz Saldaña, de la I. Municipalidad de San Bernardo, realizaron de modo inmediato un plano que da cuenta de las intervenciones realizadas, y un completo informe de terreno “Revisión de los daños provocados en Monumento Histórico Pucará de Chena”, presentado el 22 de Octubre, en el que se señala:

“De acuerdo a lo denunciado, se corrobora la habilitación de un camino que parte desde el punto N°1 (coordenadas 337.888, 6279 238), el cual se comprobó que se inicia más adentro desde el muro perimetral externo del recinto arqueológico (véase en plano adjunto atravieso de camino por sobre recinto correspondiente al muro en color azul), con esto se constata la remoción de los restos de dicho muro en el sector intervenido con maquinaria pesada”.

“El camino habilitado (de color gris en plano adjunto) posee un ancho variable de 3,00 a 3,50 metros aproximadamente, el cual se encuentra confinado por dos cierros de malla, conformando una faja variable (representada de color naranjo en plano adjunto) de 5,50 a 6,00 metros aproximadamente; el cierro del lado oriente del camino fue realizado junto con la construcción del camino.

Se trazó el camino mediante la toma de puntos a lo largo de una línea central, cuyo recorrido se inició en el punto donde se alteró el Monumento Histórico hasta donde el camino se intersecta con otro camino que viene por la ladera oriente del cerro, no se prosiguió más allá debido a que esta intersección se encuentra cerrada con una cerca y candado. De las mediciones realizadas se determinó el largo del camino en 289,60 metros”.

Y agrega:

“La instalación de los dos estanques (véase en plano adjunto círculo celestes con borde y centro negro) en una parte superior del cerro está destinada para la acumulación de agua y su futuro empleo en obras de riego, esto se constató por los numerosos surcos que se han realizado en la ladera oriente, y por consultas realizadas a trabajadores de las faenas llevadas a cabo en el sector, quienes señalaron estar realizando obras de riego para un programa de forestación, y que la empresa a cargo de las obras es Andalué Ambiental S.A.”

“Tanto el camino que asciende al Pucará como el camino privado que llega a los estanques corresponden a una intervención de data aproximada de dos (2) semanas, trabajos encomendados por el propietario”.

“Los predios donde se han realizado estos trabajos son dos (2), ambos se emplazan dentro de la comuna de San Bernardo (véase plano adjunto). Los roles identificados para los predios son: N°4590-028, dentro del cual se emplaza parte del área del Monumento Histórico y los recintos del Pucará (en específico muros perimetrales); dentro de este predio se encuentra el camino y el cierro perimetral que altera la condición del monumento. En el identificado con el N°4590-027, se emplazan los estanques de acumulación de aguas, registrándose diversas intervenciones en el cerro”.

Daño Ambiental:

“La comunidad vegetal afectada por el emplazamiento del camino corresponde a una formación de Espino-Litre (Acacia caven-Lithraea caustica), con especies acompañantes arbustivas como Tevo (Retanillatrinervia), Flourensia turífera y suculentas como Puya berteroniana y Echinopsischiloensis. Otras especies comúnmente encontradas en esta comunidad son: Leucheria rosea, Pasitheacoerulea y Trisetumchromostachyum.

La pérdida de la cubierta vegetal podría ocasionar fenómenos de erosión, lo que va en desmedro de la categoría que presenta el cerro Chena, catalogado como Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad en la Región Metropolitana N°23 (Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA, 2004); y de la categoría de Área de Rehabilitación Ecológica de acuerdo al Plan Regulador Metropolitano de Santiago, PRMS”.

“Revisión en terreno de los daños provocados en Monumento Histórico Pucará de Chena”.

Informe de Terreno, I. Municipalidad de San Bernardo, Secretaría Comunal de Planificación, Departamento de Asesoría Urbana, 22 de Octubre 2014

Plano “Revisión en Terreno daño Monumento Histórico Pucará de Chena”, I. Municipalidad de San Bernardo

Plano “Revisión en Terreno daño Monumento Histórico Pucará de Chena”, I. Municipalidad de San Bernardo

Por su parte, el Encargado de la Oficina de Medio Ambiente de la I. Municipalidad de Calera de Tango, Ismael Varela, afirmó que el municipio recibió la denuncia, y derivó los antecedentes al Consejo de Monumentos Nacionales.

El municipio se encuentra trabajando hace varios años en el sitio, particularmente con acciones de conservación y protección de la flora y fauna, realizando visitas guiadas con escolares, y colaborando con el “Centro de Estudios Andinos Pucará”. De igual modo, el municipio presentó un proyecto MOP-GORE, para la creación de un parque en el sector de acceso al cerro, que considera un pequeño Museo, Sala de Conferencias y resguardo permanente del acceso. Sin embargo, a la fecha, el proyecto se encuentra detenido y sin avances.

Ambos municipios, San Bernardo y Calera de Tango, son copropietarios de la “Puntilla de Cucará”, donde se encuentra emplazado el Pucará de Chena. Pero el hecho de que la administración del sitio se traspasa cada cuatro años, alternativamente, a una u otra municipalidad, ha impedido la realización de proyectos de largo plazo.

No obstante, el pasado 29 de Octubre, la alcaldesa de San Bernardo, Nora Cuevas, y el alcalde de Calera de Tango, Erasmo Valenzuela, acompañados por más de 300 vecinos, llegaron a la Plaza de la Constitución en Santiago, para entregar al intendente metropolitano, Claudio Orrego, y al presidente del Consejo Regional Metropolitano, Jaime Escudero, la propuesta para convertir al cerro Chena en un nuevo parque urbano para Santiago a través del concurso “Cerros Islas”, promovido por la Intendencia.

En la ocasión, la edil sanbernardina afirmó que el cerro Chena: “es un santuario natural y cultural como pocos, con vestigios de cultura Inca con su Pucará, con agua para propiciar la reforestación, anfiteatros naturales únicos, la mejor conectividad y con un futuro teleférico, un puente verde peatonal, senderos, lagunas recreativas y senderos circundantes por las altas cumbres, que dan cuenta de la potencialidad de un parque que no sea sólo para San Bernardo, sino que multiplicador, con beneficios directos a Calera de Tango, Maipú, Cerrillos y Lo Espejo, así como toda la zona sur de la Región Metropolitana”.

Finalmente, el pasado 24 de Octubre, el “Centro de Estudios Andinos Pucará”, junto al investigador Patricio Bustamante, presentaron una denuncia ante el Consejo de Monumentos Nacionales, que entonces tomó conocimiento de los hechos y procedió a enviar a dos profesionales de la institución, quienes junto a funcionarios de la PDI, subieron al Pucará de Chena y verificaron in situla situación, procediendo a entrevistar al arqueólogo Rubén Stehberg y al coordinador del “Centro de Estudios Andinos Pucará”, Raúl Delgado Moreno.

A la fecha:“El Consejo de Monumentos recibió la denuncia por la destrucción de parte del sendero de acceso norte al Pucará de Chena. Posteriormente, de profesionales de la institución fueron al lugar de los hechos a constatar in situ la veracidad de los hechos denunciados. Ahora se está a la espera de los informes respectivos”,según nos indicaronvía correo electrónico desde la institución.

Coincidentemente, durante todo este mes, quien originalmente excavó y dio a conocer el Pucará hace ya casi 40 años, el Dr. en arqueología, Rubén Stehberg, del Museo Nacional de Historia Natural, se encuentra realizando una nueva investigación arqueológica en el sitio: la excavación de los restos del “Ushnu” o altar sagrado, en la “kancha” o plaza ceremonial del sitio, gracias a un proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico,FONDECYT.

Hasta ahora, el equipo de excavación, integrado entre otros participantes por el biólogo Douglas Jackson, ha logrado despejar el área del “Ushnu”, que siglos atrás fue “huaqueado” y destruido por buscadores de tesoros, dejando las rocas originales a la vista.

La nueva excavación ha descubierto hasta el momento una punta de flecha de cuarzo, trozos de piedra caliza de uso ceremonial, abundantes restos de cerámica del tipo rojo engobado, y numerosas piedras de río pequeñas, o cantos rodados, que probablemente eran ofrendas depositadas en el lugar en representación del agua.
Una vez despejadas completamente las rocas que formaban el altar, se procederá a realizar fotografías detalladas que permitan a un equipo multidisciplinario, intentar una reconstrucción digital en 3D de la estructura, como uno de los resultados de la investigación.

Para Rubén Stehberg, el Pucará de Chena “se encuentra muy mal cuidado, y las autoridades locales y otras deberían prestarle bastante más atención”, y por ello, valora la labor que están realizando grupos organizados, como el “Centro de Estudios Andinos Pucará”, para resguardar el sitio.

Esta situación podría revertirse, si el cerro Chena llega a ganar el Concurso Cerros Isla de la Intendencia, pero no es claro que tenga mayor relevancia que –por ejemplo–, el cerro Blanco o de Montserrat, que fue el primer lugar donde Pedro de Valdivia estableció su campamento en el valle del Mapocho, y con el que Santiago tiene una deuda histórica de casi 500 años.

Dr. Rubén Stehberg, fotografía de Alexis López

Dr. Rubén Stehberg, fotografía de Alexis López

El Dr. en arqueología Rubén Stehberg, del Museo Nacional de Historia Natural, junto a parte del equipo de excavación.

Por su parte, el cerro Chena está amenazado, no sólo en el sector del Pucará, sino por plantaciones de Paltos que han comenzado a proliferar en sus faldas; por la destrucción que en el sector norte provocaron décadas de uso como campo tiro y ejercicios militares, del “Cuartel N° 2, Cerro Chena”, del Regimiento de Infantería de San Bernardo; además de ser utilizado como cantera, cancha de motocross, microbasural, vertedero clandestino de escombros, y otros “usos” similares.
Además, según afirmó Raúl Delgado Moreno, coordinador del “Centro de Estudios Andinos Pucará”, el empresario agrícola Miguel Ongaro Peña, se encontraríaefectivamente captando las aguas del “Puquío” o vertiente del cerro, que se emplaza precisamente frente a la fortaleza, y que era parte integral del complejo del Pucará de Chena, precisamente a donde se dirigía el sendero ceremonial que fue destruido el mes pasado.

El próximo miércoles 26 de Noviembre, el programa “Rutas de Nuestra Geografía Sagrada”, difundido por BioBio Chile TV, estrena el Capítulo 9 de su primera temporada en el Museo Nacional Benjamín Vicuña Mackenna: “El Pucará de Chena”, que presentará la historia de este relevante sitio arqueológico, desde su descubrimiento y primeras excavaciones, hasta los recientes hechos relatados en este reportaje.

A casi cuarenta años de su declaración como Monumento Nacional, es evidente que el sitio incásico más importante de la Cuenca de Santiago, se encuentra virtualmente desprotegido, y sin que el Estado –en ningún nivel o repartición–, haya generado un plan de inversión, manejo y resguardo de largo plazo, que permita la conservación y preservación de este importante patrimonio histórico y arqueológico de todos los chilenos.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados