¿encontraste un error?
avísanos

Sexualidad femenina: ¿Cuánto sabes de tu zona íntima?

0VISITAS
Nyuhuhuu (CC) Flickr

Publicado por

Parece increíble, pero muchas mujeres saben muy poco sobre su zona íntima. Así lo afirma Odette Freundlich, kinesióloga especialista en disfunciones del piso pelviano y sexualidad y directora del Centro Miintimidad, quien señala que a menudo es testigo de la falta de conocimiento al respecto.

“Una paciente me preguntó si el tubo de la vagina estaba conectado con la boca. (…) Ella me explicó que ni en el colegio ni en su casa le habían enseñado sobre los genitales y que la clase de sexualidad que tuvo era sobre el uso de anticonceptivos. Le pedí que urgentemente estudiara sobre anatomía de los genitales y en la próxima sesión la interrogaría sobre el tema. Muy avergonzada llegó a la sesión siguiente expresando su ignorancia y agradeciendo lo que había aprendido. Ella pensaba que se le llamaba vagina a toda la vulva y que había un solo orificio por donde se orinaba y se tenían relaciones sexuales”, comenta la experta.

Lee también: 5 mitos sobre las mujeres y su sexualidad que debes dejar de creer

Tal como explica Odette, “la vagina es un tubo o cavidad vacía, de paredes muy elásticas rodeadas de elementos fibromusculares. Tiene forma de embudo, más angosto en su inicio y más ancho en la parte final. Nace en su exterior en el vestíbulo y desemboca en el cuello uterino”.

La especialista añade que “en la parte más externa de la vagina se encuentra el famoso himen, una membrana delgada y frágil de tejido conjuntivo y elástico, muy irrigado y con mucha inervación, que tiene diferentes formas y es incompleto, o sea no cierra el canal vaginal”.

“A través de la vagina se realiza la penetración (este mismo conducto es por donde nacen los bebés, llamándose canal del parto) y además es por donde menstruamos”, complementa.

“Cuando le pregunto a mis pacientes cuánto creen que mide la vagina, algunas me dicen 20 ó 30 centímetros ¿Cuánto crees tú?
La longitud de la vagina es entre 8 a 11 cms. en los humanos, normalmente está plegada uniéndose su pared anterior con la posterior. Ésta se distiende durante la excitación, preparándose para el coito”, indica la profesional.

“Ustedes se preguntarán ¿cómo es que se puede concretar la relación sexual si la vagina solo mide 11 cm de largo? La pared posterior de la vagina está unida al útero en su extremo más superior formando una especie de saco, llamado fondo de saco de Douglas, el cual se despliega durante la penetración, permitiendo que el pene pueda entrar en este saco. Durante la fase de excitación el útero se inclina, facilitándolo aún más”, aclaró.

Con respecto a la inclinación que tiene la vagina, Odette indicó que “en posición ginecológica, la vagina tiene una inclinación hacia abajo, es decir, hacia el sacro. La vagina se divide en tres tercios, en donde el más externo es más estrecho y tiene una especie de esfínter o anillo muscular con músculos estriados o voluntarios, que pueden contraerse o relajarse, permitiendo la apertura o cierre voluntario de este canal”.

Por otro lado, “en el resto de la superficie existe musculatura lisa o involuntaria, además de existir una capa mucosa y otra adventicia que le dan mucha elasticidad a este órgano. La vagina tiene un PH ácido, entre 4 a 5, para prevenir el desarrollo de bacterias y hongos, en cambio el líquido seminal, expulsado en la eyaculación, es más alcalino para neutralizar el ambiente y proteger la sobrevivencia de los espermatozoides”.

“La vagina tiene la función de colaborar con la lubricación a través de exudado que se produce en sus paredes. ¿Sabías que la vagina tiene la mitad de las terminaciones nerviosas que tiene el clítoris?”, dice Odette, añadiendo que, “por lo tanto su sensibilidad es mucho menor que la del clítoris. Este dato te ayudará a entender porqué -muchas veces- se siente menos placer con la penetración vaginal que con la estimulación en el clítoris”.

URL Corta: http://rbb.cl/b6mu