¿encontraste un error?
avísanos

Especialistas explican los daños físicos y emocionales tras una discusión de pareja

0VISITAS
Flickr (CC)

Publicado por

Las discusiones de pareja siempre se transforman en un mal rato que muchas veces pueden sacarte de tus casillas, lo ideal es tomarse con más relajo esta situación porque además de dañar tu relación, puede que pase la cuenta física y emocionalmente.

Un estudio publicado por ABC, señala que los hombres y mujeres que mantienen discusiones con sus cónyuges están más propensos a desarrollar depresión, además de incrementar el riesgo de obesidad en adultos, porque se altera el modo que el cuerpo procesa los alimentos ricos en grasas.

Jan Kiecolt-Glaser, director del Instituto de Medicina del Comportamiento en la Universidad de Ohio, indicó que las parejas que mantienen fuertes discusiones, tuvieron mayores niveles de insulina y triglicéridos tras tomar una comida pesada, comparados con otros participantes sin estos factores de riesgo. “Quemaron 118 calorías menos, siete horas después de una única comida, lo que se traduce en un aumento de peso de unos cinco kilos al año”, explicó.

El autor del estudio dijo que la importancia de éste no radica sólo en advertir que se puede desarrollar problemas de obesidad, sino que identificar que los procesos de estrés tienen que ser tratados para no generar trastornos del ánimo.

En la investigación 43 parejas entre 24 y 61 años, rellenaron cuestionarios sobre su satisfacción en el matrimonio, trastornos del ánimo y depresión. Luego de esto los participantes tomaron un menú compuesto por huevos, salchichas de pavo, galletas y y salsa.”En total, 930 calorías. dos horas después se les presentaba a las parejas una serie de temas susceptibles de acabar en conflicto para que debatieran” explicó el médico.

Las personas con trastornos de ánimo o que tenían discusiones más fuertes, quemaron una media de 31 calorías menos por hora y tuvieron de media un 12% más de insulina en sangre que las personas más calmadas.

Martha Belury, profesora de nutrición humana en la Universidad de Ohio, agregó que los altos niveles de insulina y triglicéridos elevados “indican que el metabolismo de los azúcares y grasas está dañado y son señales del incremento del riesgo enfermedad cardiovascular y diabetes”.

URL Corta: http://rbb.cl/b089