temas del día

Tecnología


¿Es el streaming el fin de la TV tradicional?

AFP / Stephane de Sakutin
Publicado por
Envíanos tu corrección

Desconecte su servicio de cable o satelite para ver la televisión solamente por internet. La idea alentada por dos grandes cadenas estadounidenses parece augurar el fin de esta tradicional forma de entretenimiento.

El gigante HBO, productor de series exitosas como “Juego de tronos” o “Girls”, y CBS, de “The good wife” o “Twin Peaks”, anunciaron hace una semana que sus programas estarán disponibles en internet sin que el usuario tenga que suscribirse a su oferta por cable o satélite, como ocurría hasta ahora para sus servicios en línea.

“Vamos a ver a Showtime (la principal competencia de HBO, que produce “Dexter” y “Homeland”) y a otros hacer lo mismo”, estima Neil Macker, experto en medios de la firma Morningstar.

La cadena estadounidense en español Univisión ya está pensando en poner sus programas disponibles en línea o en una aplicación, desvinculada del abono de televisión tradicional, dijo una fuente.

En los últimos años, servicios en línea como Netflix -que ya lanza sus propias series y películas-, Hulu y Amazon han estado ganando espectadores a costa de los servicios de televisión paga por cable, satélite o un operador de telecomunicaciones.

Disney y Viacom también han abierto la puerta en sus recientes acuerdos con los operadores de satélites Dish Network y el grupo Sony.

Su objetivo es sobre todo los 10 millones de hogares estadounidenses con acceso a internet de banda ancha, pero sin servicio de TV paga, cuyo total de abonados retrocedió por primera vez el año pasado, según datos de la sociedad SNL Kagan.

Aunque sigue siendo alto el impacto de este tradicional servicio (84% de los hogares), sus cifras disminuyen desde 2010, en paralelo al auge de la tecnología digital, según la investigadora LRG.

Un 11% de las personas que no tienen televisión paga citan como razón principal que prefieren usar internet o el servicio de video en línea Netflix (contra un 3% en 2009), según sondeos de esta firma en septiembre.

- Hacia una TV a la carta

Los telespectadores “quieren ver los mejores programas en el dispositivo que ellos quieran y cuando quieran”, subraya James McQuivey, analista de la investigadora Forrester.

Con el auge del video en línea, “la gente puede encontrar suficientes cosas (que ver) sin pagar por 100 canales que no quieren”, observa a su vez Jeffrey McCall, profesor de comunicación de la universidad de DePauw.

Esto debería conducir a “una programación a la carta” en internet en lugar de los costosos paquetes multicanales de los cable-operadores.

AFP / Jonathan Nackstrand

AFP / Jonathan Nackstrand

“Esto no quiere decir que los consumidores pagarán menos”, previene McQuivey. Sobre todo si los proveedores de servicios de internet suben sus tarifas en reacción al consumo creciente del ancho de banda.

Pero la televisión clásica todavía no ha muerto. La oferta de CBS, por ejemplo, no da acceso a los partidos de la liga de fútbol estadounidense (NFL). “Mientras las personas no tengan otro medio para acceder al deporte, ellos conservarán su abono a la televisión”, asegura McQuivey.

CBS como HBO “no intentan desacelerar los desabonos”, pero sí buscan “una manera de obtener el dinero de la gente que no se suscribe”, dándoles una forma de que vean sus programas “sin recurrir a piratería”, opina Macker de Morningstar.

Este experto subraya que la oferta de CBS es “poco revolucionaria” porque Disney, Fox y NBC ya hacen lo mismo con su servicio de video en línea Hulu, que permite ver sus programas en directo o verlos al día siguiente.

HBO se lanzará en 2015 en Estados Unidos y no ha precisado por el momento su tarifa, los contenidos que serán incluidos o el modo exacto de distribución.

- Pulso con los distribuidores

Las cadenas no tienen interés en cortar los lazos con las difusoras tradicionales, que constituyen sus principales derechos de distribución y, por lo tanto, las negociaciones avanzan “muy prudentemente”, dice Neil Macker.

Sin embargo, las cadenas parecen ser cada vez más conscientes del valor de sus contenidos y tratan de utilizarlos para retomar el control.

Para CBS o HBO no hay necesidad de tratar con las compañías de cable. Cuando ellos ponen sus contenidos en internet, pueden llegar a los consumidores en sus propios términos“, indica McCall.

De acuerdo con una nota de RBC Capital Market, CBS, por ejemplo, podría buscar demostrar cuánto están dispuestos a pagar los consumidores por sus programas, con la mira puesta en futuras negociaciones con las difusoras.

Esto “inquieta a los distribuidores”, opina Roger Kay, analista de Endpoint Technologies, augurando una recomposición en el sector.

Eso ya ha comenzado, con el matrimonio anunciado de los cable-operadores Comcast y Time Warner Cable, o entre el gigante de telecomunicaciones AT&T con el operador satelital DirecTV.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados