“Eduardo Contreras no debió decir eso ni siquiera borracho y a su mejor amigo”

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Es el primer embajador del PC en 40 años y probablemente por eso perdió de vista algunos criterios básicos del protocolo… o quizás, está en conocimiento de antecedentes que ni el Ministerio del Interior ni la ANI ni la PDI tienen, porque afirmó (en entrevista concedida a un medio uruguayo) no tener “ninguna duda de que estos actos terroristas son de ultraderecha” y más precisamente “de la derecha empresarial”.

Como si eso fuera poco, la explicación que dio a la Presidenta fue que se trataron de declaraciones hechas en privado al periodista que lo entrevistó; o sea, en off. El problema no habría sido, por tanto, el tenor de sus declaraciones sino la publicidad de las mismas. En la misma línea, Tellier dijo que se estaba exagerando, que había que distinguir entre el fondo (que era “algo de uso común”), y la forma, asociada al cargo que ocupa. O sea, la imputación de un delito sería grave solo si se hace en público o si se es embajador…si no, su carácter injurioso es irrelevante.

En el programa de hoy, ME-O afirma que si hubiera estado en el lugar de Bachelet, no habría dudado en pedirle la renuncia. Y Gabriel Silver, que el gesto de la Presidenta no fue ofensivo para la DC, porque el partido se había manifestado conforme con el llamado a consulta, dándole de esa forma libertad para que le pidiera o no la renuncia.

¿Dónde están las lealtades de Bachelet? ¿Por qué la falta de idoneidad para el cargo, la irresponsabilidad de las declaraciones, las explicaciones mentirosas, no justificaron la salida de Contreras?

También tocamos la reforma educacional, el carácter ideológico de la discusión y el financiamiento de la política, aderezado por la noticia sobre el aumento de sueldo de la mujer de Andrade a Gendarmería después de la llegada de Bachelet al Gobierno.

Panel: Marco Enríquez Ominami, Eugenio Guzmán y Gabriel Silver bajo la conducción de Teresa Marinovic.