Tecnología


Astrónomos de Universidad de Antofagasta descubren “cuasi-luna terrestre”

Archivo | Image Editor (CC) Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

A principios de agosto de 2014, la Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta anunciaba el fortuito descubrimiento de un asteroide cercano a la Tierra (NEA, por su sigla en inglés) por parte de Farid Char, miembro del equipo de investigación del centro académico. El objeto, designado 2014 OL339, es un asteroide de tipo Atón, descubierto en el contexto de un proyecto del consorcio Euronear, usando datos del Isaac Newton Telescope (INT) de 2.5 m ubicado en la isla de la Palma (España).

Recientemente se ha dado a conocer un nuevo estudio, por parte de los autores C. de la Fuente Marcos y R. de la Fuente Marcos, quienes determinaron que este asteroide es una cuasi-luna de la Tierra. El estudio describe que si bien la Tierra tiene un sólo satélite natural que nos acompaña en una órbita estable -la Luna-, existen otros acompañantes ”transitorios”, que por algún tiempo están en una órbita que no es ni estable ni permanente: a éstos se les conoce como cuasi-lunas.

Además de 2014 OL339, las otras tres cuasi-lunas que se conocían hasta ahora son los asteroides (164207) 2004 GU9, (277810) 2006 FV35 y 2013 LX28.

Desde nuestro planeta tenemos la ilusión de que estos objetos nos orbitan debido a que su movimiento, en realidad en torno al Sol y no en torno a la Tierra, coincide con el propio movimiento de la Tierra, generando la impresión de estar ligados a nosotros (la diferente forma de las órbitas aumenta la ilusión de que la cuasi-luna se mueve a nuestro alrededor). Esto es similar a observar a dos personas que no se conocen pero casualmente caminan al mismo ritmo en la calle; alguien que las viera de lejos podría pensar que van juntas.

En cuanto a 2014 OL339, cuyo tamaño es alrededor de 100 m, sabemos que es la cuasi-luna con la órbita más inestable conocida hasta ahora. Comenzó a acompañarnos desde unos 250 años antes del descubrimiento de América, y lo seguirá haciendo hasta cerca del año 2180.

Visto desde la Tierra, este objeto parece recorrer una trayectoria con forma similar a la de un riñón (lo mismo pasa con la cuasiluna (164207) 2004 GU9).

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados