TV y Espectáculo


Daniel Muñoz descarta sumarse a teleseries tras fin de Los 80: “Los guiones son muy básicos”

Hans Scott / Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Daniel Muñoz está tranquilo y satisfecho. Al menos así se le ve y cuenta a la hora de hablar de su vida y Los 80, la exitosa serie de época de Canal 13, que el próximo 5 de octubre iniciará su séptima y última temporada.

Luego de siete años al aire, la familia más conocida de Chile -Los Herrera- dirán adiós, con una serie de eventos que esperan responder las expectativas del público, que fielmente le ha dado sus preferencia.

Lee también: Así será la nueva y última temporada de Los 80

En conversación con BioBioChile, el actor de 48 años reconoce que haber hecho esta serie “marca un antes y un después” en su carrera artística. “Son 7 años de aprendizaje. Mi vida como actor después de esta serie no puede ser igual. No me veo trabajando en proyectos menos ambiciosos que éste y me parece que es bueno que así sea, no sólo para nosotros que formamos este equipo, sino para la televisión”, cuenta de entrada.

Eduardo Woo / BBCL

Eduardo Woo / BBCL

A su juicio, la serie fue determinante para la generación de otras de mayor calidad y trasfondo. “El Reemplazante (TVN), Los Archivos del Cardenal (TVN), Sudamerican Rockers (CHV), son proyectos que creo yo, han sido teñidos por una forma de hacer televisión y contar historias que sentó Los 80“, dice.

¿Quieres seguir haciendo series?

- Sí, de hecho hay ya grabada una serie (Príncipes de Barrio) que debió haberse exhibido este año, para ser un poco como la continuación del proyecto de series del canal, pero por equis motivo, no fue así. La deberían exhibir en marzo o cuando empiece la Copa América. Pero claro, siguiendo los mismo cánones del trabajo de Los 80.

¿Te interesan las teleseries?

- No. No me interesa para nada. Como están las teleseries ahora, el nivel de exigencia para construir un personaje no me llama la atención.

¿Cómo así?

- La teleserie tiene un formato en que necesitas hacer cinco capítulos a la semana. O sea es muy difícil de abordar si uno quiere desarrollar un personaje bien hecho. Cuesta mucho profundizar, porque los guiones de las teleseries son muy básicos. Entregan un contenido muy elemental. Entonces, aunque los actores sean muy buenos, no pueden hacer más. Es un formato que necesita que la gente esté entretenida rápidamente. De ahí que se le llame fábrica de salchicas, o de comida rápida, porque se quiere que la gente esté rápidamente enganchada con la historia. A mí no me satisface. No puedo decir nunca jamás, uno tiene que vivir de esto, pero si me dan a elegir, prefiero series.

¿Qué viene ahora tras el fin de Los 80?

- Mi contrato termina ahora en diciembre y quedo a la deriva. No hemos hablado nada todavía, no sé qué vaya a pasar con mi vida de actor, pero estoy para na’ preocupado. En este momento estoy muy tranquilo. Tengo la música. Es un proyecto que ha ido creciendo cada vez más. Si no tengo lo que necesito como actor, la música suple muy bien ese espacio.

¿Te gustaría seguir en Canal 13?

- Estoy con sentimientos encontrados, porque siento que Canal 13 se ha farreado mucho su Área Dramática. No la ha apoyado de la manera que debería apoyarla y claro, no veo muy auspicioso continuar acá si es que siguen las cosas como están. El hecho que hayamos trabajando tanto en Príncipes de Barrio, para que después la serie se haya postergado, no lo entendí.

¿Te molestó?

- Sí porque me hablaba de poca rigurosidad y poca visión para continuar con lo que la propia Área Dramática ha generado. Se acaban Los 80, que era el caballito de batalla que tiene el canal. Hacía falta continuar esa tradición de buenos trabajos con esa calidad. Que lo hayan postergado, me desilusionó bastante. Ahora, uno dice ‘se está hundiendo el barco y las ratas huyen’ y yo tampoco me quiero sentir como rata, si igual el canal me ha dado muchas satisfacciones y podría seguir acá trabajando, pero todo depende cuáles sean los proyectos.

¿Cómo tomas esta pelea que tendrás con Las Mil y Una Noches y el hecho que sea un fenómeno extranjero?

- Una pelea es constructiva en la medida de respetarse mutuamente. Si uno gana, debiera ocurrir porque uno hace un mejor trabajo que cautive el público. Competir con la teleserie más exitosa del momento y que no es chilena, es un tremendo desafío. Esperamos ganar la pelea, honrosamente. Si no la ganamos, ojalá empatar por último. Ya perder, implica replantearse varias cosas.

Pero ya con el éxito de Los 80 te da satisfacción ¿no?

- Sí, pero eso no es garantía de nada. Lo peor es quedarse dormido en los laureles. Ahora, yo no creo en el rating. Es una farsa. Hay ahí un siniestro sistema que existe en nuestro país y que se inventó para generar esa inestabilidad y dependencia. Nadie me ha podido comprobar que esa cuestión existe.

¿No conoces gente con la famosa cajita?

- No poh, nadie. A todo el mundo le preguntas y nadie sabe quién cresta tiene esa cajita. Dónde está, cómo se evalúa. Mira, con un hecho muy concreto. Con la teleserie Secretos en el Jardín (Canal 13), el rating estaba bastante mal, pero las últimas exhibiciones el rating continuó bajo, sin embargo explotó a nivel de comentario popular. Entonces, ¿cómo te explicas eso? Porque si el rating es evaluación del televidente, aquí le va mal, y en el otro lado no. ¿De qué sirven los aparatitos si la gran masa está para este otro lado? Así que pienso que esta cuestión es muy rara.

Un hecho desconocidos para muchos, es que Daniel Muñoz conoció su pareja actual en Los 80, con quien construyó una historia que hoy está sacramentada con anillo y todo.

“Vivimos hace 5 años. Ella se fue después de Los 80 a Los Archivos del Cardenal. Ella tiene una hija que es como mía, además de mis dos hijos de 23 y 16 años. Esa es mi familia”, relata.

EN EL CINE

Por lo pronto -además de la televisión- Muñoz estrenará Allende en su laberinto, película dirigida por Miguel Littin y en la que precisamente interpretó al fallecido mandatario, con algunas escenas en Venezuela, y que calificó como una experiencia “enorme”.

“Uno se nubla, es demasiado grande. Salvador Allende es un personaje mitológico. Es una leyenda. Su historia no es muy clara, se conoce al hombre de los discursos, pero al padre de familia no. Había harto para especular, inventar. Como soy bien mateo, me puse a indagar la historia de Chile de la época. Leer, leer y leer. Después de hacer eso, tener la esperanza de decantar”, comenta.

A lo anterior, se suma El Cordero, película de ficción que presentará en los próximos días en un festival de cine en Francia, donde compite. La misma acumula otros logros en el Festival de Cine en Guadalajara. Sobre otros proyectos, dice, todo en conversaciones.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados