¿encontraste un error?
avísanos

Francia y Serbia buscan la primera final de un Mundial de Básquetbol de su historia

Publicado por

Tras sus importantes victorias en cuartos de final, ante España y Brasil, Francia y Serbia disputarán este viernes a las 17:00 horas la segunda semifinal del Mundial de básquet con el objetivo de clasificarse por primera vez para la final de este torneo, donde ya les espera Estados Unidos.

Francia dio el campanazo del Mundial al eliminar a la anfitriona España, gran favorita para llegar a la final del domingo y, según muchos expertos, máxima candidata al oro, por encima incluso de Estados Unidos.

Pero el seleccionador francés Vincent Collet demostró que, pese a las numerosas ausencias en el equipo (la más importante la de su base y líder Tony Parker), ha sabido conjuntar a una serie de buenos jugadores que saben perfectamente lo que tiene que hacer cada uno y cuales son sus límites.

Los franceses tratarán de plantear ante Serbia un partido como el de España, es decir, una dura defensa (los anfitriones se quedaron en 52 puntos cuando promediaban más de 88 en el torneo) y posesiones largas para ir a un marcador bajo al final del partido, con lo que sus posibilidades de triunfo aumentarán.

No obstante, a diferencia de España, los serbios tienen especialistas en el lanzamiento de tres puntos, tal como demostraron en cuartos de final ante Brasil, a la que destrozaron desde la línea de 6,75 metros. Difícilmente los balcánicos firmarán un porcentaje de tiro triple tan paupérrimo como el de los españoles (2 de 22, es decir, un 9%).

En una buena tarde, Milos Teodosic, Bogdan Bogdanvic, Stefan Markovic, Nemanja Bjelica y compañía pueden destrozar a cualquiera, siguiendo la tradición de grandes tiradores de las diferentes escuelas balcánicas.

Serbia, además, cuenta con un juego interior poderoso. Jugadores como Miroslav Radulija o Nenad Krstic que no son espectaculares, pero muy fiables y con una aportación decisiva en defensa, el rebote… e incluso puntos desde la pintura.

El partido ante España puede suponer un punto y aparte en el equipo francés, ya que esa victoria ha supuesto una inyección de confianza que puede llevar a los galos a cotas que no podían ni imaginar.

Si hombres como Boris Diaw o Nicolas Batum ya estaban consagrados, igual que Mickael Gelabale o Florent Pietrus, aunque a un nivel inferior, el partido ante los españoles reveló otras figuras como Thomas Heurtel o Rudy Gobert.

El base impuso con maestría el ritmo de partido que más convenía a su equipo y acribilló a los españoles con nueve puntos en el último cuarto. Gobert, que ni siquiera es el pivote titular, realizó una magnífica defensa sobre los hombres altos de España y fue fundamental en el rebote, con 13 capturas.

Francia y Serbia ya se enfrentaron en la primera fase del Mundial, en Granada, y el triunfo fue para los actuales campeones de Europa por un solo punto, 74-73, gracias a un tiro libre en los últimos segundos anotado por Joffrey Lauvergne.

Ninguno de los dos países ha logrado antes llegar a una final mundialista. En su joven historia, el mejor resultado de los serbios fue el cuarto puesto logrado hace cuatro años en Turquía, misma posición que alcanzó Francia ¡en 1954!, única ocasión en la que los galos accedieron a una semifinal.

URL Corta: http://rbb.cl/alwt

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP