6 cosas en las que debes fijarte antes de contratar a un personal trainer

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Ya se acerca la primavera y con ella la ansiedad de bajar pronto los kilos extras acumulados durante el invierno. Sin duda, la mejor alternativa para poner nuestros cuerpos a tono es comenzar una dieta vigilada por un nutricionista y complementarla con alguna actividad física.

El problema con este estilo de vida sano es que muy pocos pueden mantenerla y otros terminan abandonando la rutina. Una buena alternativa para no dejar el deporte o el gimnasio es contratar los servicios de un entrenador personal. Para esto el subdirector de la Escuela de Deporte de AIEP, Víctor Donoso nos deja las siguientes recomendaciones:

1. Es importante pedir la documentación que demuestre que el entrenador personal es titulado de alguna institución técnica o está certificado en su profesión. Es bueno pedirle recomendaciones y referencias de otros clientes.

2. No hay que dejarse llevar por el físico del monitor ni porque tiene planeadas unas rutinas de entrenamientos extenuantes. Al igual que otras actividades lo importante es la responsabilidad y constancia de las sesiones de práctica

3. Un entrenador personal profesional preguntará desde el comienzo por la salud del alumno. Cualquier rutina de ejercicios que diseñe el instructor debe estar basada en el estado de salud de la persona, ya que una sesión intensa puede tener malos resultados.

4. Un buen instructor también recomendará un estilo de alimentación que debe ser acorde con las calorías necesarias para estar con energía durante el día.

5. El entrenador debe saber transmitir el plan de entrenamiento y alimentación, además de resolver las dudas que puedan surgir.

6. El instructor debe ser un buen motivador. Tendrá la misión de levantar el ánimo en esos días de poca energía y deberá felicitar al alumno por el buen trabajo y disciplina.

Una vez contratado el profesor lo ideal es hacer un registro fotográfico de tu figura para que puedas comprobar si está haciendo efecto la rutina. La talla de la ropa también es un buen indicador.