temas del día

Nacional


Presidente Juventud UDI: En Venezuela fui encañonado y recibí constante hostigamiento psicológico

Mauricio Méndez | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Tras regresar al país la mañana de este sábado y someterse a un chequeo médico, el presidente de la Juventud de la UDI, Felipe Cuevas, relató el proceso de su detención en Venezuela y denunció que fue “encañonado” y recibió “hostigamiento constante psicológico”.

Rodeado de dirigentes y militantes del gremialismo en la sede del partido, el joven resaltó que “estoy muy contento de estar de vuelta en mi país, con mi familia, con mis amigos, en un minuto pensé que no iba a tener la oportunidad de verlos de nuevo”.

“Estoy muy agradecido de mi partido por las gestiones que hizo, el presidente, la directiva, de la juventud (…). Quiero agradecer también a los partidos de la Alianza que se cuadraron y fueron muy eficientes al exigirle al Gobierno que tomara cartas en este asunto, en esa detención política, de la cual fui injustamente objeto. Quiero agradecer también a los partidos oficialistas que también condenaron la situación, a la Democracia Cristiana, al diputado Jorge Tarud (…). Quiero agradecer también al Gobierno”, acotó.

Sobre su aprehensión, comentó que “fui encañonado, a mí no se me dijo nada por qué se me estaba tomando detenido. Cuando ingresé al penal (…) no se me imputó ningún cargo, solamente me dijeron que nosotros íbamos a ser procesados, yo pregunté cuáles eran los motivos por los cuales me habían tomado detenido, nunca fueron claros”.

“Me pidieron -continuó- mi documento de identidad, yo les entregué mi carnet de identidad, ellos al parecer no tenían conocimiento que el carnet de identidad es lo mismo que el pasaporte a nivel sudamericano; por lo tanto, siempre me exigieron el pasaporte pero yo les pasé el carnet de identidad, después se dieron cuenta efectivamente que el carnet es válido”.

Asimismo, dijo que “me hicieron firmar mis derechos de manera obligada, diciendo que si yo no firmaba no iba a tener derecho a mi llamada, llamada que nunca tuve acceso, porque solamente me pude comunicar con mi hermano ayer (viernes) a las seis de la tarde”.

“La situación en la cual yo me encontré en el penal fue bastante delicada, si bien yo no recibí malos tratos físicos, sí recibí un hostigamiento constante psicológico, las condiciones en las que yo me encontraba era una sala de cinco por dos, donde habíamos 19 personas (…). Dormimos las 19 personas ahí en un hacinamiento brutal (…). La sala obviamente estaba llena de cucarachas, llena de bichos”, añadió.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados