temas del día

Notas


Las 7 colaboraciones musicales más desastrosas del rock

Pedro Cerda | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

Cada cierto tiempo los músicos, en un afán de reinventarse, nos sorprenden con nuevos proyectos en los que incluyen duetos, participaciones especiales o nuevos sonidos. Con éstos, buscan llegar al próximo nivel y finalmente pasar a la historia por ser aclamados tanto por la crítica como por sus fanáticos.

Sin embargo, en algunas ocasiones, la vida del rock & roll, las excentricidades y pretensiones al momento de trabajar con otros artistas en el estudio, terminan por escaparse de sus manos, logrando canciones o discos que no hacen otra cosa más que dejar pasmados a sus seguidores.

Es por eso que en Biobiochile te ofrecemos un listado con las colaboraciones musicales que provocaron diversas críticas y que a más de algún fanático le revolvió el estómago.

1. Chris Cornell y Timbaland

El año 2009 Chris Cornell, una de las mejores voces del rock y líder de una de las bandas de grunge más emblemáticas de los 90, decidió dar un giro radical en su carrera, para lo cual creyó una buena idea unir fuerzas con Timbaland, productor ligado al pop y hip hop, quien ha destacado por sus trabajos con Nelly Furtado, Justin Timberlake o Madonna.

Resultado: Scream, el tercer disco en solitario de Cornell, posee el sello característico de hip hop que Timbaland imprime en sus colaboraciones. En el disco los temas no desatacan precisamente por sus letras, los estribillos se repiten a más no poder y, lo más lamentable de todo, es que la poderosa voz de Chris Cornell se ve ahogada por una avalancha de loops y samplers vocales.

Es muy probable que las bajas ventas de Scream y las críticas de sus fanáticos, llevaran a Cornell a anunciar a comienzos de 2010, el regreso de la banda de sus inicios, Soundgarden, con la que actualmente se encuentra en gira promocionado su última producción, King Animal.

http://youtu.be/_pcWbnQDMD0

2. Lou Reed y Metallica

Desde el momento que se anunció la colaboración entre Metallica y el mito neoyorquino, Lou Reed, fue algo que causó extrañeza para todos. ¿Qué podía resultar de la mezcla de músicos de corrientes tan opuestas?

La respuesta esta interrogante fue despejada en 2011 y se llamó Lulu. Disco compuesto por 10 canciones que en resumen es escuchar a Lou Reed recitando sus críticas poesías de un mundo posmoderno, acompañado de los riffs de Metallica y las mínimas intervenciones de su vocalista James Hetfield, quien además se escucha fuera de lugar.

Es así como Lulu se convirtió en un disco de canciones repetitivas, en el marco de una serie de excentricidades y caprichos que nacen luego de confrontar estilos musicales tan disímiles.

Cabe decir que la crítica y los fanáticos lapidaron el disco, catalogándolo como parte de los peores trabajos de la banda californiana y también del líder de la legendaria The Velvet Underground.

http://youtu.be/MCq4SqGStzE

3. Korn y Skrillex

Con sólo 22 años, Skrillex saltó a la fama con su disco My Name is Skrillex, mezclando dubstep y brostep, rápidamente ganándose la admiración de músicos como Tom Yorke o Eminem.

En 2011 la banda pionera del nu metal Korn formó una alianza con Skrillex, que arrojó como resultado Get Up!, canción que forma parte del disco The Path of Totality.

Sin duda el tema generó división en cuanto a las criticas, ya que algunos disfrutaron de la mezcla de estilos, mientras que otro grupo de fanáticos de Korn la detestó, criticándola por suprimir el sonido característico de la banda, con efectos característicos del dubstep.

http://youtu.be/rZSh9zKeI-s

4. Weezer y Lil Wayne

En “Raditude”, el séptimo álbum de la banda estadounidense Weezer , Rivers Cuomo, líder de la agrupación quería darle un giro a una de las canciones, por lo que decidió llamar al rapero Lil Wayne, quien colaboró con sus rimas en Can’t Stop Partying.

La canción rompe con el corte rockero de disco, pero se transformó en una de las más débiles de la producción, recibiendo las críticas de los fans de Weezer.

http://youtu.be/zLnRDwHy69w

5. Iggy Pop y Sum 41

Para los fanáticos de Iggy Pop, les resultó extraña la colaboración del ícono del rock de principio de los 70′, con la banda canadiense de Pop Punk, Sum 41, que se caracteriza por un sonido típicamente adolescente.

La canción forma parte del disco “Skull Ring” de Iggy Pop, el cual además contó con la participación de The Trolls, Green Day y Peaches

http://youtu.be/T5qBiuIR7ig

6. SuperHeavy

La Super banda compuesta por Mick Jagger, Dave Stewart de Eurythmics, Damian Marley, Joss Stone y A.H. Rahman, no clasifica necesariamente entre las peores colaboraciones, pero sí dentro de las más extrañas.

El disco homónimo cuenta con 17 canciones que funcionan como un viaje por la música hindú, el reggae y tintes de rock, sin canciones brillantes. Pese al peso de sus integrantes no habría destacado demasiado, el disco pasó sin pena ni gloria.

Al menos, otorga la oportunidad de escuchar rapear a Mick Jagger.

http://youtu.be/MTF7T1Nw5OU

7. Paulina Rubio y Slash

Si existe algo que dejó a los acérrimos fanáticos de Guns N’ Roses al borde de un ataque de vergüenza ajena, fue la colaboración de Slash, el icónico guitarrista de la banda, con la cantante pop mexicana Paulina Rubio en la canción “Nada Puede Cambiarme” de 2006.

Más que el trabajo en sí, lo que más impactó a los seguidores fue el video, donde se puede ver a Slash tocando guitarra con una gigantesca torta rosada de fondo, en la cual baila Paulina Rubio.

Al ser consultado acerca del trabajo realizado junto a Rubio, Slash parece no recordar este episodio.

http://youtu.be/IqisMsT70TI

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados