temas del día

Notas


Tifón Neoguri se aproxima a principales islas de Japón con ráfagas de 250 km/h

NOAA
Publicado por
Envíanos tu corrección

El centro del potente tifón Neoguri se acercaba el miércoles por la noche de las principales islas de Japón, que debía golpear el jueves por la mañana tras haber sacudido la región de Okinawa en el extremo sur, causando la muerte de cuatro personas.

El miércoles hacia las 23H50 locales (10:30 hora de Chile), la Agencia Nacional de Meteorología bajó en un peldaño el nivel de alerta en Okinawa, aunque mantuvo un firma advertencia sobre los peligros derivados de las precipitaciones.

Sigue habiendo riesgos importantes de corrimientos de tierra, inundaciones y otras catástrofes en esta isla, la más meridional de Japón, donde al menos 32 personas resultaron heridas entre el martes y el miércoles por la mañana.

El tifón se dirige hacia la parte suroeste de las cuatro islas principales (Kyushu, Shikoku, Honshu, Hokkaido) y se acompaña de lluvias torrenciales que deberían acentuarse el jueves.

“En algunos lugares llueve con una violencia inaudita, es una situación extremadamente peligrosa. Sigan las consignas de las autoridades, protéjanse”, declaró un responsable de la Agencia meteorológica en conferencia de prensa.

Algunas empresas y fábricas de regiones amenazadas decidieron permanecer cerradas el jueves a la espera de una mejora de las condiciones meteorológicas, según los medios de comunicación.

“Es muy importante no permanecer en el exterior y ponerse a buen recaudo porque los terrenos y ciertos edificios se encuentran debilitados por las precipitaciones anteriores y por las ráfagas de viento a más de 250 km/h”, comentó un especialista de la televisión pública NHK. Las lluvias tienen un volumen excepcional.

Varios cauces de agua han sobrepasado con creces el nivel de alerta y aumentan también los riesgos de tornados, en general muy destructores, advierte también la agencia.

AFP PHOTO / JIJI PRESS

AFP PHOTO / JIJI PRESS

- Diluvio de varios días -

Este ciclón tropical, un poco debilitado, se encontraba el miércoles a 140 km al suroeste de la isla de Fukuejima, que forma parte de la prefectura de Nagasaki (suroeste).

“No sólo es grande y potente, sino que se desplaza lentamente (15 km/h), lo que aumenta los riesgos”, subrayó un especialista de Nippon TV. “Neoguri se ha debilitado un poco pero sigue siendo una intemperie peligrosa”, añadió.

La agencia meteorológica prevé que el centro del tifón llegue a Kyushu el jueves por la mañana y estima que estará durante bastante tiempo en las regiones de Nagasaki, de Kagoshima, y de Kumamoto, ya inundadas por trombas de agua desde hace 24 horas.

Los meteorólogos alertan de que se temen olas de hasta 11 metros en las aguas de los alrededores.

“El punto máximo será el jueves por la mañana”, se preocupaba en la televisión un habitante de Kagoshima.

Las autoridades de esta provincia preparaban el miércoles alrededor de 200 centros de acogida por si había que emitir órdenes de evacuación.

Ya alertó a cerca de 833.000 habitantes para que se prepararan a abandonar sus casas, por voluntad propia o a la fuerza, en las próximas horas. A finales del día, unas 28.500 personas habían recibido ya la recomendación de refugiarse en los edificios públicos en esta región, a las que suman las decenas de miles de otras personas alertadas en las otras regiones.

Las fuertes borrascas y lluvias han causado dos muertos el martes, en Kochi (Shikuko) y Kumamoto (Kyushu), y otro dos el miércoles en Fukushima (noreste) y en la provincia central de Nagano, donde un niño de 12 años murió por un corrimiento de tierra que dejó atrapada a su familia, según la cadena NHK

El miércoles, casi el 90% del territorio japonés estaba afectado por una advertencia o alerta ante las precipitaciones, vientos, tormentas y oleaje relacionados con el tifón.

Esta conjunción provoca también violentas lluvias en la región de Niigata (noroeste) con los mismos riesgos de crecidas y corrimientos de tierras. Miles de hogares de la región recibieron recomendaciones de evacuación.

Japón está acostumbrado a sufrir todos los años ciclones tropicales, pero rara vez son tan violentos el mes de julio.

Frente a esta situación excepcional, el ministro encargado de catástrofes y las agencias competentes se reunirán el jueves por la mañana, anunció el miércoles por la noche el gobierno.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados