temas del día

Notas


Las lesiones que puedes sufrir por estar horas frente al computador

Travis Isaacs (CC) Flickr
Publicado por
Envíanos tu corrección

El académico de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello, Hernán de la Barra, expresó que son cada vez más los oficinistas y estudiantes que pasan largas horas frente a la pantalla de un computador, situación que puede derivar en una serie de inconvenientes para la salud.

“Estar sentado en frente del computador durante tiempos prolongados sumado a una postura inadecuada puede generar una vasta cantidad de trastornos de músculo esqueléticos”, detalló De la Barra,

El kinesiólogo expresó que uno de éstos es el llamado Dolor Cervical o cervicalgias, que se siente en el cuello y que puede ocurrir por un problema muscular, de ligamentos, articular, entre otros.

El dolor cervical tiende a producirse por la adopción de típica “postura de escritorio”, esto es, un individuo encorvado hacia el computador con el cuello estirado y la cabeza desplazada hacia delante. Esta posición tiende a instaurarse conforme transcurren el tiempo, lo que culmina en algún problema en el cuello. Los sujetos comienzan con dolores en la espalda alta, manifiestas tensión en los hombros y dolor cervical alto entre la unión del cráneo con el cuello.

También pasar largas horas frente al computador, puede originar el ‘síndrome postural’ que se caracteriza por contracturas de los músculos de la espalda alta, como los trapecios. Los usuarios se quejan de una tensión excesiva sobre los hombros y que es dolorosa al tacto. Estas contracturas tienden a acompañarse habitualmente de puntos dolorosos denominados “puntos gatillos”.

Dijo que comúnmente algunos dolores de cabeza están asociados a la “posición típica”, y los individuos lo atribuyen al estrés o a otras causas. El dolor de cabeza originado por la mal postura se denomina “cefalea cervicogénica”.

“Ocurre producto del estiramiento del cuello hacia delante, y se debe a la disminución del espacio sub occipital, esto es el espacio entre la nuca y el cuello. En esta región existe una serie de nervios y vasos que al ser comprimidos producen dolor a distancia que se refleja en la región frontal o parietal, en la frente y lateral de la cabeza.

Otro síndrome es el llamado Manguito Rotador, que ocurre por la mala postura de oficina, especialmente con la curvatura del dorso aumentada en una especie de “joroba”, puede ser causa de una lesión de hombro, específicamente los tendones de los músculos del “manguito rotador”.

“Estos músculos son los encargados de mover el brazo acercándolo o alejándolo del tronco. La posición típica asociada a movimientos que implican el levantamiento de la extremidad superior por sobre la cabeza puede generar compresión de estos tendones que se encuentran en la parte lateral del hombro”, expresó el especialista.

También, la Epicondilalgia de Codo, que la gente habitualmente denomina a éste como problema “epincondilitis”.

“Sin embargo, manifestó De la Barra, el término correcto es “epicondilalgia”, que consiste en un dolor que aparece en los tendones de la musculatura del antebrazo y mano, que es la que nos permite mover la muñeca y los dedos. Esta condición ocurre preferentemente en las personas que realizan una actividad repetitiva de dedos y muñecas, como es el caso de tipiar (teclear) horas prolongadas en el computador.

Otra dolencia es el Síndrome del túnel carpiano, ocasionada “por la compresión de un nervio que se encuentra delante de la muñeca, justo en el punto donde apoyamos ésta para teclear en computador y exceso del uso del ratón (mouse). Los pacientes se quejan de dolor en la muñeca, acompañado de adormecimiento de los dedos, y que con el tiempo puede evolucionar negativamente a pérdida de fuerza. Este trastorno ocurre preferentemente en mujeres entre la tercera y cuarta década de vida, y a veces se asocia al embarazo producto de la retención de líquido”, explicó el académico de la U. Andrés Bello.

Del mismo modo, el uso excesivo del computador produce hinchazón o edema de los pies que ocurre como consecuencia de la mantención de la posición sedente por tiempos prolongados.

“Esto ocurre porque el flujo sanguíneo se enlentece al no tener una actividad física en las extremidades inferiores, acumulándose sangre en los pies. La hinchazón provoca dolor de pies y tobillos, y puede propender a generar problemas vasculares como várices o alteraciones de la piel por la mala circulación”, manifestó el docente Hernán de la Barra.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados