temas del día

Notas


Bélgica venció a Estados Unidos en el alargue y enfrentará a Argentina por los cuartos del Mundial

PEDRO UGARTE / AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

Bélgica logró vulnerar a un impresionante Tim Howard recién en el alargue, para vencer a Estados Unidos este martes por 2-1 y clasificarse a cuartos de final del Mundial de Brasil-2014, en los que jugará ante Argentina.

Los ‘diablos rojos’ fueron una máquina de atacar y buscar por todos los medios la victoria frente a un combativo Estados Unidos, pero se encontraron con un Howard que fue la única razón por la que el duelo se definió en el tiempo extra.

Kevin de Bruyne a los 93 minutos y Romelu Lukaku a los 104′ anotaron los goles para la victoria de Bélgica, su cuarta al hilo en Brasil 2014, donde volvió a los mundiales tras doce años de ausencia.

Julian Green descontó para Estados Unidos a los 107 minutos y puso emoción a los minutos finales.

Bélgica jugará el sábado en cuartos de final en el estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia contra Argentina.

De esta forma, los cuartos de final del Mundial quedaron establecidos así: Brasil-Colombia y Francia-Alemania jugarán el viernes y Costa Rica-Holanda y Argentina-Bélgica lo harán el sábado.

El encuentro entre belgas y norteamericanos, que cerró los octavos de final, se disputó en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador ante 51.277 espectadores que asistieron a una clase de como atajar brindada por Howard.

De Bruyne acabó con la resistencia de Howard a los 93 minutos, cuando recogió un balón suelto en el área norteamericana, a la altura del punto penal, y con un remate cruzado y raso logró batir al hasta ese momento inexpugnable portero.

Romelu Lukaku aseguró la victoria de los Diablos Rojos al definir al primer palo de Howard un veloz contragolpe a los 104 minutos.

Tres minutos más tarde llegó el descuento de Green, pero ya fue tarde para Estados Unidos que pagó con la eliminación su poca ambición ofensiva.

- Howard se luce desde el primer minuto -

Estados Unidos le cedió la iniciativa a Bélgica desde un principio, parándose con un nítido 5-4-1 para contener a su rival y cuando la estrategia fallaba contaba con un excepcional Tim Howard.

Al minuto de juego, Bélgica tuvo una gran chance de abrir el marcador y hacer añicos el planteamiento defensivo dispuesto por el DT alemán Jurgen Klinsmann, pero el atacante Divock Origi la desperdició.

Origi, del Lille francés, escapó por derecha y encaró a Howard, pero éste rechazó al corner con su pie derecho el remate cruzado del belga y comenzó a mostrarse inmenso en su arco.

Bélgica intentó imprimir velocidad desde el inicio pero pasado el cuarto de hora bajó sus revoluciones.

El punta estadounidense Clint Dempsey intentó sorprender desde fuera del área pero el portero Thibaut Courtois contuvo sin problemas.

Los europeos volvieron a avisar a los 25 minutos, pero DaMarcus Beasley rechazó en el área chica cuando Marouane Fellaini se aprestaba a anotar tras un internada por izquierda y centro atrás de Eden Hazard.

El volante ofensivo del Chelsea inglés se mostró participativo en la primera etapa pero salvo en esa acción no logró imponer su habilidad en el regate.

El partido cayó en un pozo hasta que el volante Kevin De Bruyne probó desde 25 metros sobre el final de la primera parte, pero su remate fue ‘una masita’ para Howard que controló sin dar rebote tirándose hacia su izquierda.

- El portero estadounidense se agiganta -

A poco de iniciado el segundo tiempo, a los 52 minutos, Origi se volvió a perder la apertura.

El delantero del equipo del DT Marc Wilmots ingresó por el segundo palo para buscar un centro a ras del lateral Jan Vertonghen desde el otro sector, pero el balón le paso por entre las piernas cuando Howard estaba vencido.

Howard, del Everton inglés, volvió a repeler con sus pies un remate cruzado de Hazard dos minutos después, en momento en el que los Diablos Rojos le apedreaban el rancho en busca del gol.

A los 56 minutos fue el travesaño el que salvó a Estados Unidos de la caída de su valla ante un remate de Origi.

Los dirigidos por Klinsmann resistían como podían y con Howard omnipresente los embates de los Diablos Rojos, que ya tenían a todos sus jugadores -salvo el portero Courtois- metidos en campo americano.

Howard volvió a ganarle el mano a mano a Origi a los 71 minutos -otra vez con el pie como al comienzo del partido- y mantenía a Estados Unidos con vida.

El portero estadounidense volvió a mostrarse enorme a los 78 minutos cuando rechazó un disparo cruzado de Hazard que parecía destinado a acabar en la red.

Los últimos minutos eran un monólogo belga, que veía y como una y otra vez Howard se interponía en su camino, hasta que en el alargue se hizo justicia.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados