temas del día

Notas


Teatro Nacional Chileno conmemora 73 años de vida con función especial de obra “Por Sospecha”

Publicado por
Envíanos tu corrección

El Teatro Nacional Chileno de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, cumplirá el Domingo 22 de Junio, 73 años de vida. Fundado en 1941 como Teatro Experimental de la Universidad de Chile -hoy TNCH-, por estudiantes de diversas carreras de nuestra Casa de Estudios, se constituyó en el primer teatro universitario del país, iniciativa determinante en el gran impulso que tuvo el desarrollo de la actividad escénica, ya que incorporó una mirada contemporánea y un profesionalismo artístico que modificó por completo la experiencia creativa teatral en nuestro país.

El TNCH conmemorará su ANIVERSARIO/73 con una función especial de “Por sospecha”, de Luis Rivano. Esta obra de teatro popular chileno, dirigida por Carlos Huaico, fue incluida en la Antología “Un siglo de dramaturgia chilena 1910-2010”, editada para el Bicentenario, como uno de los 40 textos más destacados de este período. A través de tres personas detenidas por sospecha en un calabozo policial, la obra muestra la relación de amistad y solidaridad que va construyendo un grupo de hombres privados de libertad y la relación de éstos con la autoridad policial, muchas veces caracterizada por el abuso de poder, historia y tema plenamente vigentes.

Luego de la presentación de la obra, el TNCH destacará la figura de dos artistas que formaron parte del grupo fundador en 1941: la actriz chilena Bélgica Castro y el dramaturgo José Ricardo Morales, español nacionalizado chileno.
Algo de su historia

El 22 de Junio de 1941 debutó oficialmente el Teatro Experimental de la Universidad de Chile con las obras “Ligazón”, de Ramón del Valle-Inclán, y “La guarda cuidadosa”, de Miguel de Cervantes y Saavedra. Lo hizo en el Teatro Imperio, facilitado de manera solidaria por su administración.

Nadie entre los entusiastas espectadores y teatristas presentes pensó esa mañana de domingo que ahí ocurría un hecho histórico para la cultura de nuestro país. En realidad, durante esa jornada teatral, con el nacimiento sobre las tablas del Teatro Experimental de la Universidad de Chile, se estaba constituyendo la Generación del 41.

Sus integrantes eran actores y actrices aficionados, estudiantes de distintas carreras de la Universidad que, por vocación, decidieron fundir en un solo cuerpo los diversos grupos escénicos en que trabajaban.

La iniciativa estudiantil se nutrió del ambiente especial y progresista que se vivía en el país. La Universidad de Chile, que ha acompañado el desarrollo del país casi desde su Independencia de España, acogía con fuerza los vientos sociales de renovación que contenía el lema Gobernar es educar, del Presidente Pedro Aguirre Cerda, que había llegado a La Moneda con el apoyo y los votos del Frente Popular.

La Universidad aplicó esta convicción en el plano educativo y en la difusión artística. En esta misma época, se funda el grupo inicial que, en 1945, sería el Ballet Nacional, con Ernst Uthoff a la cabeza. En tanto, también en 1941, bajo la batuta de Domingo Santa Cruz y Armando Carvajal, sobre la base de varias iniciativas previas, es fundada la Orquesta Sinfónica de Chile, hoy integrante -junto con el Ballet Nacional y el Coro Sinfónico-, del Centro de Extensión Artística y Cultural “Domingo Santa Cruz” (CEAC) de nuestra Universidad.

Para este desarrollo artístico, además del impulso creador de estos jóvenes, se contó también con la gestión certera del Rector Juvenal Hernández y del Vicerrector Arturo Alessandri, hombres con visión de futuro, quienes tuvieron confianza y dieron su total apoyo a los estudiantes artistas.

Así nació el Teatro Experimental. Veintiocho personas fueron sus fundadores, encabezados por Pedro de la Barra y José Ricardo Morales. Entre quienes siguieron la carrera teatral están los hermanos Héctor y Santiago del Campo, María Maluenda, Bélgica Castro, Pedro Orthous, Domingo Piga, Roberto Parada y Rubén Sotoconil.

Al momento de elegir el nombre del nuevo grupo de teatro, se pensó en llamarlo Teatro de Arte, como las entidades de París y Moscú. Sin embargo, se adoptó el de Teatro Experimental por el carácter que tendría este conjunto, nombre propuesto por Gustavo Erazo.

Durante muchos años estos postulados básicos estuvieron vigentes y activos. A medida que todas esas aspiraciones se fueron cumpliendo, surgieron nuevas metas. En el año 1952 se le otorgó el Premio Nacional de Arte a su director Pedro de la Barra.

El Teatro Experimental logra otro importante objetivo el año 1954: la sala propia, ya que sus anteriores presentaciones fueron en los teatros Imperio, Santa Lucía y Municipal. El 10 de Noviembre se estrena en la sala “Antonio Varas”, propiedad hasta hoy del BancoEstado, la obra “Noche de Reyes”, de Shakespeare-León Felipe, dirigida por Pedro Orthous.

En 1959 el TEUCH cambia de nombre y se conoce como Instituto de Teatro de la Universidad de Chile (ITUCH), hasta 1969, cuando fue rebautizado como Departamento de Teatro de la Universidad de Chile (Detuch).

Luego del Golpe militar de 1973, el Detuch fue cerrado, la sala clausurada y disuelta la compañía estable, con algunos de sus integrantes detenidos y perseguidos.

Desde 1975 asumió su nombre actual, Teatro Nacional Chileno (TNCH). En 1990, con el retorno a la Democracia, asumió como director Sergio Aguirre, sucediéndolo Fernando González (Premio Nacional de Artes de la Representación 2005), desde 1998 al 2000. Desde esta fecha el director es Raúl Osorio Pérez.

Los más importantes dramaturgos, actores, actrices, directores y diseñadores chilenos, en más de 600 montajes, se han presentado bajo la responsabilidad de esta institución universitaria que simboliza la tradición, la historia y el desarrollo del teatro de nuestro país.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados