Notas


Padres del soldado de EEUU liberado dicen que “necesitará tiempo” para acostumbrarse a vida anterior

MANDEL NGAN / AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los padres del soldado estadounidense Bowe Bergdahl lanzaron un conmovedor mensaje de amor y apoyo el domingo a su hijo, liberado de manos de los talibanes, diciéndole que entendían que necesitaba tiempo para reacostumbrarse a su anterior forma de vida.

Bergdahl, el único soldado estadounidense detenido en Afganistán desde que comenzó la guerra en 2001, quedó libre el sábado a cambio de la liberación de cinco destacados dirigentes del régimen talibán prisioneros en Guantánamo, en el marco de un sorpresivo acuerdo intermediado por Catar.

“Te amo, Bowe”, dijo Jani Bergdahl, la madre del soldado liberado, tratando de contener el llanto, durante una rueda de prensa televisada desde Boise, Idaho (noroeste de Estados Unidos), en la que estaba con su esposo Bob.

“Muchas personas están en el lugar (en Alemania, donde se encuentra) para ayudarte en todos los aspectos de tu rehabilitación, hasta tu recuperación total, confía en ellos. Todo está bien. Y tómate todo el tiempo necesario para reinsertarte y relajarte. No tienes que apresurarte, tienes toda la vida por delante”, dijo la madre del soldado.

Los Bergdahl nunca pudieron hablar directamente con su hijo desde su secuestro el 30 de junio de 2009 en el sureste de Afganistán. Tuvieron que recurrir a los medios de comunicación para comunicarse con él, sin saber si el sargento cautivo había recibido su mensaje.

Las autoridades no han precisado por cuánto tiempo el soldado de 28 años permanecerá en el centro médico militar estadounidense en Landstuhl, Alemania, donde fue ingresado.

“Espero tanto ver tu cara después de estos cinco años, largos, muy largos años”, dijo Jani Bergdahl.

Readaptarse al modo de vida estadounidense representará ciertamente un desafío para un hombre que, según fuentes rebeldes, fue llevado de un lugar a otro a lo largo de la frontera afgano-paquistaní antes de llegar a la zona tribal paquistaní de Waziristán del Norte.

El soldado adoptó las costumbres de sus captores y aprendió farsi y pastún.

Los padres del sargento Bergdahl señalaron que entendían que su hijo necesitaría tiempo para acostumbrarse a su anterior modo de vida en Estados Unidos.

El padre, Bob Bergdahl, señaló que él y su esposa habían decidido no hablar hasta no poder hacerlo directamente con su hijo, por el estrés que un contacto prematuro podría hacerle sufrir, y comparó esta etapa con los niveles de descompresión que deben respetar los submarinistas durante el ascenso.

“Bowe ha estado ausente durante tanto tiempo que para él será muy difícil volver”, agregó el padre.

“Si un buzo asciende demasiado rápidamente” tras una inmersión profunda “eso puede matarle”, señaló.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados