Notas
Filme africano en Cannes se inspiró en lapidación de una pareja de amantes bajo ley islámica
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las im√°genes de “Timbukt√ļ”, que compite por la Palma de Oro, muestran el horror cotidiano impuesto por guerrillas yihadistas que portan kalachnikovs y tel√©fonos port√°tiles. La cr√≠tica mundial aplaudi√≥ esta pel√≠cula, que abri√≥ la competencia oficial.

 

Por Ana Maria ECHEVERRIA/AFP

 

Cannes, 15 mayo 2014 (AFP) – En momentos en que el mundo tiene los ojos puestos en Nigeria, donde islamistas secuestraron a 223 estudiantes, un realizador africano, Abdehrrahmane Sissako, trajo a Cannes un po√©tico y violento filme sobre la guerra santa lanzada hace dos a√Īos contra la legendaria ciudad de Timbukt√ļ.

 

Una mujer joven recibe latigazos porque fue hallada cantando, una pareja es sepultada hasta el cuello en las arenas del Sahel y un equipo de f√ļtbol juega ese deporte… pero sin bal√≥n.

 

Las im√°genes de “Timbukt√ļ”, que compite por la Palma de Oro, muestran el horror cotidiano impuesto por yihadistas que portan kalachnikovs y tel√©fonos port√°tiles. La c√°mara de Sissako est√° cargada de denuncia, pero tambi√©n de poes√≠a, y capta la arena y la luz del desierto, el correr de las gacelas, las quietas aguas del r√≠o N√≠ger.

 

La película del cineasta mauritano fue muy aplaudida por la crítica. El filme es una denuncia del obscurantismo religioso; en este caso, el islamismo radical.

 

La acci√≥n se desarrolla Timbukt√ļ, ciudad del norte de Mal√≠, la llamada “perla del desierto”, anta√Īo un lugar √ļnico y misterioso donde se mezclaban todas las comunidades. Ocupada en el 2012 por los yihadistas, esta m√≠tica ciudad del S√°hara se convirti√≥ en una “ciudad m√°rtir”, de calles silenciosas, temerosas.

 

“Nos volvemos indiferentes al horror”

 

“El punto de partida de la pel√≠cula fue la lapidaci√≥n de una pareja en una aldea del norte de Mal√≠”, por estar juntos sin estar casados, cont√≥ el realizador Sissako, en una emotiva rueda de prensa en el Palacio de los Festivales de Cannes.

 

“Pero lo terrible fue no s√≥lo el hecho, sino que nadie habl√≥ de ello”, dijo Sissako, que no pudo contener las l√°grimas al recordar el horror que viven las poblaciones sometidas a los yihadistas.

 

“Nos volvemos indiferentes al horror”, observ√≥. “Y quiz√° yo lloro en lugar de ellos, en lugar de los que han sufrido de verdad”, confes√≥ el realizador, que viaj√≥ a Cannes acompa√Īado de los protagonistas de la pel√≠cula, la mayor√≠a de ellos no profesionales.

 

Sissako pens√≥ en un principio hacer un documental, y rodar en Timbukt√ļ, luego de que la ciudad fuera “liberada” por el ej√©rcito franc√©s, en 2013.

 

“Pero era demasiado arriesgado”, dijo, y explic√≥ que un mort√≠fero atentado que tuvo lugar en septiembre del 2013 lo convenci√≥ de que era mejor rodar el filme en la vecina Mauritania.

 

La cámara de Sissako es un arma de denuncia impregnada de humanidad y compasión, que retrata personajes y escenas verídicas en su complejidad contradictoria.

 

Esta es la primera vez que Sissako figura en la competici√≥n oficial del Festival de Cannes. Y si los aplausos que recibi√≥ la pel√≠cula en el pase de prensa son un bar√≥metro, este realizador, que hace 15 a√Īos present√≥ “La vida sobre la tierra” en la secci√≥n paralela Quincena de Realizadores, y que regres√≥ en 2006 con “Bamako”, fuera de concurso, podr√≠a alzarse con un premio en la ceremonia de clausura de esta 67¬ļ edici√≥n del Festival.

ame/pc
© 1994-2014 Agence France-Presse

 

URL CORTA: http://rbb.cl/9euw
Tendencias Ahora