temas del día

Notas


La historia de Lautaro se acerca a Hollywood

Leftraro
Publicado por
Envíanos tu corrección

Acción, heroísmo, realismo mágico y siglos de resistencia, es lo que el productor chileno Eduardo Novión pretende llevar a las salas de cine de todo el mundo con la épica historia de “Leftraro”, el héroe mapuche. Importantes nombres como Alfonso Cuarón, Javier Bardem y Viggo Mortensen podrían sumarse al proyecto.

Una epopeya histórica que nada tiene que envidiar a éxitos de taquilla como “Corazón Valiente”, por ejemplo, merece ser reconstruida en Hollywood y mostrarla al mundo. Esa es la idea que Eduardo Novión, reconocido publicista nacional, hace años viene trabajando y cuyo guión fascinó al respetado productor Ted Field, nombre clave tras películas como “El último Samurai”, “Jumanji”, “La Masacre de Texas” y “Las crónicas de Riddick”.

Field ya está comprometido a trabajar la idea y una vez que haya financiamiento sobre la mesa, podría sumar al director Alfonso Cuarón, reciente ganador de un Oscar por “Gravity”, y actores como Javier Bardem para personificar a Pedro de Valdivia; Viggo Mortensen como Francisco de Villagra y Harvey Keitel, entre otros. Eso sí, Lautaro y los de más personajes mapuche, deberán ser interpretados por mapuche, advierte el creador.

Para Eduardo Novión, la historia de Leftraro es alucinante y lamenta que en las escuelas poco y nada se enseñe de la historia mapuche. “Desde niño me obligaron a leer en el colegio libros horribles, excepto uno: ‘Leftraro, Joven Libertador de Arauco’. Aluciné con este héroe que impulsa la resistencia mapuche por más de 300 años y me impresioné de lo poco que se enseñaba sobre el pueblo mapuche en los colegios”.

“Con todo respeto, Prat se hundió en la Esmeralda, mientras Leftraro ganó una batalla de 300 años. Estudié más allá del personaje y me asombré con la cosmología mapuche. Eso me inspiró a escribir una película de realismo mágico, como si ya la hubiera visto en el cine. Simplemente las palabras salían de mi cabeza como si ya hubieran estado allí por mucho tiempo”.

¿Te has reunido con comunidades mapuche?

“Cuando escribí el primer borrador del guión me reuní con mucha gente a revisarlo. Hace más de 10 años pasé una semana con una comunidad de Lleu Lleu. Allí me contaron muchas historias mágicas que jamás hubieran salido en los libros. Además me documenté con un historiador cañetino que hizo un paralelo de la historia hablada con la escrita y me corrigió el guión. Después leí el libro ‘Yerpún’ de Ziley Mora Pernoz, donde saqué otras ideas mágicas”.

“Hace poco me reuní con representantes de comunidades mapuche de Temuco y Panguipulli. Sé que es casi imposible tener representatividad de todo un pueblo, pero recibieron con mucho entusiasmo la idea de la película, como también dijeron que ojalá se representara lo mejor posible los valores y la tradición mapuche”.

Hay un importante sector del pueblo mapuche que toma acciones directas para recuperar territorios, desde la ocupación de predios hasta daños a empresas forestales. ¿Habrá algo de esta realidad en la historia que quieres contar?

“Estoy absolutamente consiente de que el conflicto que empezó hace 300 años aún sigue vivo. Lo sentí hace 20 años, cuando conviví en una comunidad y lo siento ahora. Esta película no va a devolver las tierras a los mapuche, tampoco pretende ser un grito de guerra o una mecha encendida. Al contrario, esta película trata del entendimiento mutuo de dos culturas, trata de conciliación, trata del respeto por la sangre, trata de la diferencia entre arrasar con las raíces versus entenderlas y reconocerlas”.

“No olvidemos que esta película será hecha en Estados Unidos y por un productor estadounidense que no tiene idea de lo que pasa en Chile. Él se enamoró de la historia de Leftraro. Lo que sí, estoy convencido de que esta película ayudará a poner en la palestra mundial la cultura mapuche y por consiguiente, su reconocimiento a nivel planetario. Ese es el punto. Porque antes de discutir, debemos reconocernos y si no fuimos capaces de hacerlo en Chile, esta película ayudará a que el mundo lo haga”.

De los comerciales al cine

www.bulb.cl

www.bulb.cl

La publicidad es la especialidad de Eduardo Novión. Con la productora TBWA/Frederick ha estado detrás de exitosos comerciales como “el oso” de Ambrosoli o el “despreocupado” de Principal Financial Group. Hoy reconoce que Leftraro es su primera incursión en el cine y tal vez la última. “Toda mi carrera la he dedicado a la publicidad, el cine, la música y el diseño eran parte de mi carrera. Pero hacer un largometraje, jamás. De hecho, no creo que se me ocurra escribir una película más en mi vida”, confidenció a BioBioChile.

¿Cómo llegaste a la idea de un largometraje como éste?

“El proyecto nace después de muchas vueltas en la cabeza. Unas vacaciones me senté frente al computador y simplemente lo escribí. Sin ninguna base histórica, sin leer nada más de lo que me acordaba del libro del colegio. Simplemente puse en un guión un relato, como si lo hubiera visto en el cine, yo solo y nadie más. Luego de tener el primer borrador empecé a documentarme y a ver si lo que había escrito era tan diferente a lo que verdaderamente pasó, gracias a la revisión de un historiador cañetino. Me di cuenta que tenía una historia que estaba viva, que respiraba por si misma. Como si yo hubiera sido sólo el espectador de una película que vi en mi mente”.

Y fueron precisamente “las armas de la publicidad” las que usó para llegar a Hollywood. Con un guión gráfico, un libro de ilustraciones, logotipo, brochure, música original y hasta una sinópsis, Novión fue de puerta en puerta mostrando su idea, llegando incluso a reunirse con el productor de Mel Gibson. Pasaron 8 años y una llamada de su hermano a las 3:00 de la mañana, desde Miami, lo puso en contacto con un productor de películas: José David Yacaman, quien dos años después le cuenta del proyecto a Ted Field, en Los Ángeles, California. “Esa noche Yacaman me llama casi llorando por Skype, diciéndome que Ted Field amó la idea y que quiere hacerla”, contó Eduardo.

¿Y qué falta para que el proyecto avance?

“Leftraro es un proyecto gigantesco que las productoras SobeBrooke Pictures y Radar Pictures están comprometidas a producir, pero los proyectos así de grandes van paso por paso. El guión escrito por mí debe ser reescrito por un guionista de primera línea de Hollywood. Sólo así pasa a la segunda fase, donde ese guión reescrito y producido por Field es leído por Alfonso Cuarón y Javier Bardem, entre otros. Ahí empieza la tercera fase: con esos talentos arriba, Field conseguirá 50 millones de dólares para un proyecto que pretende ganar más de 500, según él”.

Tú también buscas aportar al financiamiento ¿Temes perder control sobre la historia si no aportas con dinero?

“Obviamente si el aporte en mínimo es muy fácil perder la voz y el voto sobre una producción de 50 millones. Antes de que el guionista famoso sea contratado por Ted Field, le dijimos que en Chile conseguiríamos el dinero para contratarlo nosotros y así tener autoridad sobre la historia y por efecto, sobre la producción. En ese paso estamos: debemos conseguir 800 mil dólares para contratar al guionista Andrew Kevin Walker, de ‘Los 7 Pecados Capitales’. Estamos seguros que lograremos cumplir esta meta. Cómo no va a haber capital chileno en una historia que pasó debajo de nuestros pies”.

¿De dónde podrían salir los financistas? ¿A quiénes apuntan?

“Golpearemos todas las puertas posibles. Los primeros inversionistas serán personas que amen la historia, como ya está pasando. Pero no estamos cerrados a hablar con quien sea que quiera trascender siendo parte de una película estéticamente preciosa y culturalmente trascendente, en todo sentido. Bienvenidos todos”.

Podría haber empresas interesadas, pero ¿qué pasa con aquellas que tienen conflictos como comunidades?

“Hace poco tuvimos la posibilidad de juntarnos con una forestal que estaba muy interesada. Le dijimos que no. Por la sencilla razón de que Leftraro es un proyecto rodeado de energía positiva. Mi productor, Juan Pablo Andreani, el diseñador de las criaturas y los concepts, Cristián Montes, y tantos otros que me han aportado en este sueño, son gente buena, que quiere ser parte de un cambio cultural. Por eso, no aceptaremos contribuciones, aunque las necesitamos mucho, de empresas que quieran lavar su imagen”.

¿Cuándo podríamos ver Leftraro en los cines?

“Con la Carta de Intensión firmada por Ted Field, regreso a Chile para empezar a golpear las puertas de todos los inversionistas que antes visitamos. Con el dinero reunido vamos a contratar al guionista, que vendrá a Chile a trabajar durante un mes en el guión conmigo. Esto incluye que vayamos al sur a vivir en carne propia la cultura mapuche. Con el guión definitivo, Field entrará en acción y lo distribuirá en su red de contactos. El primero en la lista es Alfonso Cuarón; el segundo, Javier Bardem”.

“Una vez arriba, el proyecto se empieza a mostrar a distintos grupos de inversionistas de Estados Unidos, lo que puede durar un año. Una vez conseguida la inversión, la pre producción es de 4 meses; la filmación, que será 40% en Chile y 60% en Estados Unidos, durará 2 meses; y la post producción, de 6 a 8 meses más. Estamos hablando de 2017. Newen”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados