Notas


Cómo detectar la pubertad precoz

Martinak15 (CC) Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La pubertad precoz se define como la aparición de los caracteres sexuales secundarios antes de los 8 años en las niñas, y antes de los 9 años en los niños, y afecta aproximadamente al 1% de la población.

La aparición del botón mamario y el aumento del tamaño testicular, en la niñas y en los niños, respectivamente, marcan su inicio. Habitualmente estos hitos se acompañan con una aceleración de la velocidad de crecimiento en las niñas, y aparición de vello púbico y olor axilar.

Una vez que en las niñas se ha demostrado la presencia del botón mamario, se debe documentar cuál es la velocidad con que progresa la pubertad. Para esto, es necesario volver a examinar a la niña más adelante, observando la evolución del desarrollo mamario y la velocidad de crecimiento. El especialista puede solicitar además una radiografía de la mano para determinar la madurez ósea y una ecografía para evaluar el tamaño del útero y de los ovarios.

En ciertas ocasiones, en las niñas se puede a confundir la pubertad precoz con obesidad, como señaló la especialista en endocrinología pediátrica de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes, SOCHED, la doctora Francisca Grob, ya que diferenciar el botón mamario de la lipomastia, o grasa en la región mamaria puede ser difícil a simple vista.

“Si una niña presenta el botón mamario antes de los 8 años, el pediatra o endocrinólogo pediatra, debe ser capaz de diferenciar si el aumento de las mamas se debe efectivamente al botón mamario o a lipomastia. Una vez que se ha identificado la presencia del botón mamario, se debe observar la velocidad de progresión de los caracteres sexuales secundarios y la velocidad de crecimiento. Se ha observado que la edad de la aparición del botón mamario se ha adelantado en el mundo, sin embargo, la edad de la menarquia o primera regla, ha variado en forma muy discreta. En Santiago, el promedio en que las niñas tienen su primera menstruación es a los doce años y cuatro meses”, señaló la especialista en endocrinología pediátrica.

“Entonces, a pesar de observar de que las mamas están apareciendo antes, la menarquia sigue llegando a la misma edad, por que probablemente estamos frente a pubertades que son tempranas y lentamente progresivas y eso el médico debe ser capaz de evaluar”, expresó, añadiendo “ya que no siempre requieren tratamiento”.

En la mayoría de las pacientes, una vez que se realiza el estudio de la pubertad precoz no se logra determinar la causa, especialmente cuando la pubertad se inicia entre los 6 y 8 años de vida. En los varones es diferente, ya que en un mayor porcentaje de casos identificaremos una enfermedad importante.

Recomendaciones

Si los padres observan que su hija tiene un desarrollo antes de los ocho años, “deben consultar al pediatra, para que éste determine si corresponde o no al botón mamario, determinar el grado de desarrollo de las mamas, si hay desarrollo de otros caracteres sexuales secundarios o si existe una progresión acelerada de la velocidad de crecimiento. Si es así, debe ser derivada al endocrinólogo”, sostuvo Grob.

Con respecto a los varones, aseguró que “si tienen un aumento del tamaño del pene, testículos, o del vello púbico antes de los nueve años, también deben ser derivados al especialista”.

A su vez, diferenció la pubertad con respecto a otros procesos. “La sola presencia de vello púbico u olor axilar en las niñas antes de los ocho años sin botón mamario no se llama pubertad, se denomina pubarquia o adenarquia prematura y se evalúa de manera diferente que las pubertades tempranas. En el caso de los varones, si existe desarrollo del vello púbico y/o olor axilar antes de los 9 años sin un aumento del tamaño testicular, también el médico debe evaluarlo de manera exhaustiva”, afirmó la médico de la Universidad Católica.

Complicaciones

Pese a que en muchos casos no es posible definir la causa de la pubertad precoz, la endocrinóloga afirmó que dependiendo de la edad de aparición, existe mayor probabilidad de establecer una causa.

“Mientras más temprana sea la aparición de la pubertad precoz, especialmente antes de los seis años de vida, existe una mayor probabilidad de diagnosticar una enfermedad que la produzca, especialmente una lesión intracraneal, y eso es lo que debemos lograr descartar en nuestro rol de endocrinólogos”, aseguró la especialista.

A edades más tempranas también existe la posibilidad de que los niños no alcancen su estatura completa debido a que el crecimiento se detiene de manera prematura.

Algunas niñas pueden presentar problemas psicológicos por el hecho de iniciar su desarrollo en forma prematura, pero todas las pequeñas son diferentes deben ser evaluadas en forma única.

Habitualmente y debido a que se encuentran en frecuente comparación con sus pares, ya sea en el colegio o en su círculo de amistades, el desarrollo sexual precoz puede provocar que se sientan distintos a sus pares. Los padres deben ser capaces de conversar con las niñas e identificar si existen temores y aclarar dudas.

Puede existir fuerte miedo y ansiedad frente a los cambios que no siempre comprenden bien, y en algunos casos puede ser necesario que un psicólogo las evalúe, afirmó la doctora Francisca Grob.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados