Notas
6 aberraciones comunes del espa√Īol
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El espa√Īol es un idioma complejo, con una serie de normas y acepciones, que muchos hispanohablantes no conocen.

En su libro “Las 101 cagadas del espa√Īol”, la periodista espa√Īola Mar√≠a Irazusta enumera algunos de esos errores que son habituales en nuestra comunicaci√≥n diaria, tanto escrita como verbal.

A continuación te mostramos algunos de los mencionados por la autora, recogidos por el diario El País.

1. Usar una coma después del saludo en un correo electrónico o carta

“La modalidad de poner coma para terminar los encabezamientos de cartas, correos electr√≥nicos y similares, es anglosajona (Dear Peter,). En nuestro idioma, las f√≥rmulas de saludo van seguidas de dos puntos y no de coma, tanto si se trata de documentos formales como informales. Y si se pone un nombre al ser vocativo, debe a√Īadirse una coma. Ejemplo: Hola, Lola:”, afirma Mar√≠a.

2. El problema con el t√©rmino “agua”

La escritora advierte: “Nunca digas ‘De este agua no beber√©’, porque adem√°s de arriesgado es incorrecto. En cambio, s√≠ puedes decir: ‘El agua que no has de beber, d√©jala correr’. Este extra√Īo fen√≥meno de travestismo tiene una explicaci√≥n: los sustantivos femeninos que van precedidos de un determinante masculino (el agua, el arma‚Ķ) cumplen dos requisitos: comienzan por ‚Äėa‚Äô y el acento recae sobre la primera s√≠laba”.

3. Usar la palabra “adolece” como sin√≥nimo de “carece”

“Su uso incorrecto como sin√≥nimo de carecer est√° muy extendido. Pero su verdadera acepci√≥n es tener o padecer alg√ļn defecto o enfermedad. Si alguien asegura que la Uni√≥n Europea adolece de liderazgo o que Jos√© Mar√≠a adolece de simpat√≠a, lo que en realidad est√° asegurando es que esta o aquel no son m√°s que defectos o enfermedades”, explica.

4. Utilizar la frase “En base a”

Irazusta afirma que “a pesar de figurar en los ficheros de las incorrecciones comunes m√°s buscadas, sigue campando a lo largo y ancho de nuestras conversaciones y escritos. En espa√Īol, para expresar que aquello de lo que se habla tiene su fundamento en algo, hay muchas posibilidades: sobre la base de, en funci√≥n de, bas√°ndose en, a partir de, de acuerdo con, con base en o seg√ļn”.

5. Decir “preveer”

“Es un verbo tan difundido como inexistente. Es un engendro producto de la mezcla de prever y proveer”, sentencia. En resumen, no se “prevee” algo, sino que se “prev√©”.

6. Redundancias por doquier

“Al escribir o hablar, sobre todo en los medios de comunicaci√≥n, caemos en el empleo enf√°tico de t√©rminos similares: nexo de uni√≥n, aterido de fr√≠o, accidente fortuito, ambos dos, deambular sin rumbo, pu√Īos cerrados‚Ķ Cuidado”, dice la autora.

URL CORTA: http://rbb.cl/984f
Tendencias Ahora