Notas
Estudio sugiere que agente antibacteriano de algunos jabones causa infecciones en la nariz
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un estudio de la Universidad de Michigan sugirió que el triclosán, agente antibacteriano presente en algunos jabones y productos de limpieza, puede actuar como un promotor de las bacterias estafilococos en la nariz, contribuyendo al desarrollo de infecciones en esa zona.

Durante la investigación, los autores determinaron que el triclosán estaba presentes en la nariz de un 41% de los participantes.

“El triclos√°n se ha utilizado como biocida por m√°s de 40 a√Īos, pero los efectos m√°s amplios que tiene sobre el microbioma humano no se han investigado”, escribieron los encargados del sondeo.

Blaise Boles, autor del estudio y profesor asistente de biolog√≠a molecular y celular en la U. de Michigan, se√Īal√≥ que el triclos√°n se utiliza con frecuencia en jabones antibacterianos, pero hay poca o ninguna evidencia de que sea mejor que el jab√≥n regular. De hecho, seg√ļn un documento oficial del estado de Carolina del Norte y un estudio anterior de la mencionada universidad, concluy√≥ lo mismo.

Sin embargo, el triclosán está tan incorporado en nuestros artículos de uso diario que algunos análisis han encontrado rastros de este componente en la orina humana, la leche y el suero.

Lo malo es que cuando altas concentraciones de triclos√°n se encuentran en el sistema endocrino, puede ser perjudicial para el funcionamiento del coraz√≥n y el sistema m√ļsculo esquel√©tico. As√≠ lo afirm√≥ anteriormente, una investigaci√≥n de la Universidad de California en Davis y la Universidad de Colorado, la cual estableci√≥ que este componente no s√≥lo retarda el nado de los peces, y dificulta la contracci√≥n muscular de ratones, sino que tambi√©n afectar√≠a la funci√≥n card√≠aca.

‚ÄúA pesar de que el triclos√°n no est√° regulado como medicamento, este compuesto act√ļa como un potente depresor card√≠aco en nuestros modelos‚ÄĚ, se√Īal√≥ en una oportunidad Nipavan Chiamvimonvat, profesor de Medicina Cardiovascular de la U. de California, quien indic√≥ que pese a que los estudios fueron realizados con animales, las evidencias son contundentes como para tomar resguardos en la salud humana.

Seg√ļn el portal de noticias de salud Medical Daily, el Staphylococcus aureus es una bacteria que se encuentra regularmente en el tracto respiratorio o la piel y es una fuente com√ļn de infecciones cut√°neas, intoxicaciones alimentarias, y enfermedades respiratorias. Adem√°s, las cepas de esta bacteria que causan enfermedades generalmente producen toxinas proteicas que inactivan anticuerpos.

Los autores estiman que un 30% de la poblaci√≥n porta esta bacteria y que cuando el triclos√°n se encuentra en las narices de la gente puede ayudar a este microorganismo pat√≥geno en la organizaci√≥n de las prote√≠nas y la colonizaci√≥n, lo que en √ļltima instancia puede conducir a una infecci√≥n.

“A la luz del uso significativo de triclos√°n en productos de consumo y la contaminaci√≥n generalizada del medio ambiente, nuestros datos combinados con los estudios previos que muestran impactos de triclos√°n en el sistema endocrino y la funci√≥n muscular, sugieren una reevaluaci√≥n urgente del elemento en productos de consumo”, advirtieron los investigadores.

Adem√°s, un estudio anterior de la U. de Michigan inform√≥ que el triclos√°n reacciona en las c√©lulas, lo que puede causar que algunas bacterias se vuelvan resistentes a antibi√≥ticos de uso com√ļn, tales como la amoxicilina. Esta conclusi√≥n fue respaldada por un art√≠culo de la Comisi√≥n Europea, que indica que ‚Äúalgunas pruebas de laboratorio han demostrado que cuando se exponen al triclos√°n las bacterias pueden desarrollar resistencia gen√©tica, volvi√©ndose resistentes a otros antimicrobianos, incluidos, en algunos casos, los antibi√≥ticos. Esta resistencia cruzada, si se produjera en la vida real, podr√≠a tener graves consecuencias para la salud p√ļblica‚ÄĚ.

De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) instaron en diciembre a los fabricantes de jabones que contienen químicos antibacterianos que demuestren que sus productos, utilizados a diario por millones de personas, son realmente eficaces e inofensivos para la salud.

URL CORTA: http://rbb.cl/92i3
Tendencias Ahora