Notas


Estudio demuestra que niños con autismo poseen un déficit de procesamiento sensorial

cristina (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un estudio realizado en la Universidad de Vanderbilt, demostró por primera vez la relación y el fuerte déficit en los bloques de construcción sensoriales para el lenguaje y la comunicación que pueden crear obstáculos en las habilidades sociales y de comunicación de los niños con autismo.

La investigación indica que los niños con trastornos del espectro autista tienen serios problemas para integrar la información simultánea de sus ojos y oídos, por lo que entender para ellos sería como ver una película extranjera que fue mal doblada.

El documento fue publicado en The Journal of Neuroscience, y recogido por EurekAlert!, donde el investigador Mark Wallace, Ph.D. y director del Instituto del Cerebro de Vanderbilt, comentó que “Hay una enorme cantidad de esfuerzo y energía para ir en tratamiento de los niños con autismo, que prácticamente en ningún caso se basa en una base empírica ligada a la función sensorial”.

“Si podemos solucionar este déficit en la función sensorial temprana, entonces tal vez podremos ver los beneficios en el lenguaje y la comunicación y las interacciones sociales”, señaló Wallace.

Por otro lado, los resultados podrían tener incluso aplicaciones más amplias, debido a que en el funcionamiento sensorial encontramos la base de las discapacidades de desarrollo de otras enfermedades, como dislexia y esquizofrenia.

En el estudio, investigadores de Vanderbilt compararon a 32 niños de desarrollo típico con edades de 6 a 18 años de edad con 32 niños de alto funcionamiento con autismo, haciendo coincidir los grupos en prácticamente todas las formas posibles, incluyendo el coeficiente intelectual.

Los participantes del estudio trabajaron a través de una batería de tareas diferentes, entre ellos estímulos visuales como destellos simples y sonidos, además de estímulos ambientales más complejos, como un martillo golpeando un clavo. En tanto, se les pidió a los participantes decir si los acontecimientos visuales y auditivos ocurrieron al mismo tiempo.

El estudio reveló que los niños con autismo tienen un agrandamiento en algo conocido como la “ventana de la unión temporal”, es decir, el cerebro tiene problemas para asociar los acontecimientos visuales y auditivas que suceden dentro de un cierto período de tiempo.

“Los niños con autismo tienen dificultades para procesar la entrada simultánea de canales de audio y visuales. Es decir, que tienen problemas para integrar la información simultánea de sus ojos y sus oídos”, dijo el coautor Stephen Camarata, Ph.D. y profesor de la audición y del habla. “Es como si estuvieran viendo una película extranjera que fue mal doblada , las señales auditivas y visuales no coinciden en sus cerebros”, agregó.

“Una de las imágenes clásicas de los niños con autismo es que tienen sus manos sobre sus oídos”, destacó Wallace. “Creemos que una de las razones para esto puede ser que ellos están tratando de compensar sus cambios en la función sensorial con sólo mirar un sentido a la vez. Esto puede ser una estrategia para minimizar la confusión entre los sentidos”, aclaró.

Finalmente, Wallace aseguró que el diagnóstico fue recientemente publicado en el Manual Estadístico de los Transtornos Mentales -que sirve como una autoridad universal para el diagnóstico psiquiátrico-, y que ahora reconoce el procesamiento sensorial como un déficit básico en el autismo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados