temas del día

Notas


Lamentan que Feria Medieval de Concepción se cancelara debido a falta de apoyo del Municipio

Jorge Leal
Publicado por
Envíanos tu corrección

Se cancela la feria. De súbito se los decimos; súbito como fue para nosotros. Acá los motivos… en caso de que tenga ánimos de seguir leyendo.

Caeremos en la majadería. La feria se hace a punta de esfuerzo. Qué cliché más grande… pero es así. Somos una agrupación literaria, de unos 30 miembros activos, jóvenes llenos de pasión por la literatura.

Hace años ya que hacemos la Feria Medieval del Bío Bío. Es un evento único en el país. Son 2 días de magia, en donde pueden disfrutar familias enteras de sana y gratuita diversión. No se cobra un peso, y todas las actividades son gratuitas y abiertas. Es un evento esperado y ansiado por muchos. Nos mueven los comentarios de gente (Sobre todo, de gente mayor) que nos dicen que la esperan cada año. Nosotros también la esperamos cada año.

El hacer la feria es un proceso simple en teoría: se pide el lugar a la municipalidad, se abren las postulaciones, la gente envía sus fichas con propuestas, y luego el día del evento llegan todos y la armamos. Sin embargo, todo esto se complica por aquel limbo tortuoso conocido como burocracia.

Antes contábamos con el apoyo del Departamento de Jóvenes, que nos guiaba por este laberinto. Este ya no existe. Y al parecer, a nadie le importa que una ciudad como Concepción (Ciudad de jóvenes, Ciudad universitaria, segunda ciudad más importante de Chile, Ciudad Culta, etc…) no cuente con un departamento de jóvenes. Nadie se lo pregunta, eso es lo más grave.

Tras hacer los trámites correspondientes, nos informan entonces, por allá por enero –si recordamos bien– que “El parque no estará disponible, veamos opciones”. Se nos fue todo abajo, el parque es fundamental para la feria. Es el único espacio verde de Concepción para eventos de este tipo.

Otras opciones eran la plaza de los dinosaurios o la plaza Condell, que no son muy conocidas ni espaciosas. La plaza bicentenario, que no es muy atractiva, muy conocida, ni de muy fácil acceso. Pensamos en la UdeC, optamos por la UdeC, y allí nos tuvimos que internar en otro laberinto de firmas, timbres y secretarias – por suerte, amenas.

¿Está bien que no hayan espacios para estas actividades? Concepción es una ciudad verde y limpia – se supone, aunque cualquiera que camine un par de cuadras sabe que no es así – ¿Conocen Cerro Amarillo? Es grave, a nuestro parecer, que no existan espacios en Concepción para el desarrollo de la cultura.

La Municipalidad siempre nos prometió apoyo, pedimos las cosas y teníamos ya listo el escenario, la luminaria, el audio. Pero todo lo demás que se pidió no llegó. Al momento de cancelarla, las cosas no se habían ni enviado a comprar. “Es que nos falta una firma”. De la Universidad de Concepción no nos respondieron, el oficio era dirigido al Rector por parte del Alcalde.

Tras insistir dos veces, nos dijeron “Le responderán por escrito”. Dejamos de insistir. Estábamos ya prestos a buscar otro lugar, pero con el tema del pedido de las cosas (Que se compran por Chilecompras, un monumento a la burocracia, aunque suponemos que es necesario). Al ver que la posibilidad de que no llegasen las cosas a tiempo, y por respeto a los participantes, con pena y rabia, decidimos cancelar la feria.

Cada vez que alguien nos preguntaba “¿Oigan y, dónde es la Feria?”, nos daba vergüenza no poder dar una respuesta.

Y sí, vergüenza, porque tampoco pedimos tanto. Pedimos menos de lo que pide cualquier artista, de esos de la Televisión. Se pide, por ejemplo, ayuda con pasajes para traer gente desde afuera, ayuda para tenerles algo que comer a la gente que viene. Bandas locales vienen casi gratis, no saben qué vergüenza nos da no poder pagarles lo que valen. Una banda puerto montina venía gratis, sí, gratis, solo nos pidieron los pasajes. Ni eso pudimos darles. Otro conjunto musical de Santiago pedían lo mismo, tampoco pudimos darles. Por suerte contábamos con dos academias de Danza de la zona y una banda musical… sino, hubiese sido cancelada mucho antes.

Jorge Leal

Jorge Leal

Este evento es grande, no sabemos si hay otro igual (Ni nos importa competir, la verdad…), pero es algo importante y muy querido por la gente, sobre todo en una ciudad como Concepción que es miserable culturalmente, y que ahora deja claro que todo el discurso sobre la cultura y los jóvenes, se queda en el discurso.

Optar a fondos, como el temido Fondart, es una opción pero… dependeríamos de este cada año. Algunos microempresarios o emprendedores (generalmente, de Santiago) han manifestado el enorme nicho económico que es la feria. Nos han dicho que somos tontos, que deberíamos cobrar $100.000 a cada vendedor.

No tienen idea de que muchos de los que exponen son jóvenes o madres que nos pagan lo poco que cobramos con parte de lo que venden en la misma feria. La Feria nace para mostrar al público que existen agrupaciones y personas interesadas en lo Medieval y lo Fantástico, y se mantiene en el tiempo para brindarles este espacio, y no para lucrar. La Feria se basa en calidad, calidad humana. No, gracias, la Feria se mantiene así, y esperamos que los problemas que hubieron este año se solucionen.

Pero no culpamos a nadie más que a nosotros mismos, a Ohtaríma, Sociedad Tolkien Concepción, porque erramos: Erramos en confiar. Erramos en creer que todo podía salir bien y que con esfuerzo y esmero se pueden lograr grandes cosas, y en esta aventura caótica arrastramos a muchos, que inclusive mientras leen estos tristes párrafos no podrán creer que: Sí. No habrá Feria Medieval este año y que, si no hay un cambio, puede que en los siguientes tampoco.

La Feria Medieval del Bío Bío debe estar incluida en la parrilla programática de la Municipalidad de Concepción. Esto pedimos. No puede ser que cada año tengamos que ir a pedir por favor que queremos hacer la Feria. Qué lindo sería que alguien de la municipalidad (Ni siquiera pedimos que sea el alcalde, faltaba más), nos preguntase “Oigan, ¿Hagamos Feria? y trabajar desde ahí. Siempre estamos a las últimas, siempre obtenemos el permiso a semanas del evento, siempre peleamos por conseguir toldos, hay veces en que hemos tenido que pedir préstamos para tener materiales para cocinar.

Tampoco tenemos auspicios: Radio Bío Bío nos ayuda con publicidad, nos entrevista y nos publica en el Facebook. Agendaconce nos da publicidad también, Artistas del Acero nos ayuda con traer a algún grupo musical (Pero este año estaban con problemas financieros), Assuan nos dio cien pircas, ¡Cómo nos salvaron esas Pircas!, y una Ferretería local nos auspició con 4 tarros de pintura. Las veces que nos hemos hecho el ánimo de ir a golpear grandes puertas (Grandes, esas dobles de hierro con aldabas infernales), no nos han ni contestado. Solamente pedimos lo que se promete año a año: Apoyo.

A los participantes: Lamentamos todo el daño que pueda ocasionarse. En serio. Realmente esperamos hasta quemar los últimos cartuchos para tomar esta horrenda decisión. Volvemos a repetir, no culparemos a nadie, ni vociferaremos alegatos contra nadie. Sabemos que varios artesanos gastaron en insumos, que varios artistas ensayaron por meses, que varios participantes gastaron en preparar sus trajes. Lo sentimos. Y lo sentimos, porque nosotros mismos invertimos tiempo y esfuerzo en esto.

Hay un montón de opciones y lecciones de esto para el futuro: Cambiar el lugar, cambiar de municipalidad, buscar empresas, etc… no las queremos oír ni pensar ahora. No responderemos a ningún mensaje, ni mail, ni privado. Ahora queremos descansar y reflexionar nosotros. Fueron 3 meses de trabajo que se caen a pedazos.

Hasta cuando Eru quiera que nos veamos de nuevo, ¡Honor y Gloria a quienes lucharon con nosotros!

Atentamente:
Comisión Organizadora, VIII Feria Medieval del Bio-bío,
Ohtaríma, Sociedad Tolkien Concepción.

«Ohtaríma» –en Quenya (una de las lenguas creadas por J.R.R. Tolkien) que significa «frontera de guerra», aludiendo al rico pasado histórico de la ribera del Bío-Bío– es el nombre de la Sociedad Tolkien Chilena filial Concepción.

Esta se formó en 1999, cuando cinco amigos, amantes de las obras de J.R.R. Tolkien, deciden crear una instancia que los reuniera y les permitiera compartir su pasión por la literatura de fantasía y la obra del escritor. Ohtaríma surgió como una agrupación eminentemente literaria, pero sin dejar de lado otras manifestaciones culturales afines, como la artesanía y música medieval, entre otras. El día de hoy cuenta con un largo currículum de actividades culturales, entre las que se destacan las Jornadas de Literatura Fantástica, charlas en colegios, jornadas literarias para niños, talleres y, evidentemente, la Feria Medieval del Bío Bío. Es una entidad independiente, sin fin de lucro, pero que siempre contó con el apoyo del Departamento de Jóvenes de Concepción, que en paz descanse.

Jorge Leal

Jorge Leal

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados