Notas


Arqueólogos argentinos hallan restos de navío español hundido en 1765

Archivo / Capture The Uncapturable
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una misión arqueológica argentina logró hallar el sitio donde yace hundido desde 1765 un navío mercante español, en un relevamiento de la costa de Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina.

Se trata del barco más antiguo de los doce naufragios que pudieron ser relevados a lo largo de 200 kilómetros de la inhóspita costa atlántica de la isla de Tierra del Fuego, la enos explorada de los confines de Argentina.

“La Purísima Concepción” naufragó el 10 de enero de 1765 frente a la península Mitre, en el extremo oriental de Tierra del Fuego, a 3.500 km al sur de Buenos Aires, cuando intentaba atravesar el turbulento Cabo de Hornos rumbo a Perú tras partir de Cádiz y luego de una escala en Montevideo.

“No se trata de un galeón con oro y perlas como en las películas, sino de un barco mercante común, pero preferimos resguardar el lugar exacto del hallazgo para preservarlo de los buscadores de recuerdos”, explicó arqueólogo Martín Vázquez, que participó de la misión junto a otros nueve científicos argentinos y uno británico.

El sitio se encuentra en el extremo de la península Mitre en un lugar recóndito de la provincia al que se llega luego de tres jornadas a caballo, en una zona donde no hay caminos.

Vázquez fue director del Museo del Fin del Mundo de Ushuaia, institución impulsora del Programa Arqueológico Costa Atlántica que él dirige y que desde 2009 realizó nueve campañas de exploración durante el verano austral. En esta zona el frío extremo, el viento y la nieve dominan durante gran parte del año.

El museo alberga copias de las crónicas sobre el naufragio del navío español donde se relata cómo gran parte de sus 193 tripulantes lograron llegar a la costa, construir con ayuda de nativos una nueva embarcación y partir meses después hacia Buenos Aires.

“Encontramos balas de 6 libras que se corresponden con un cañón hallado cerca del lugar hace 30 años, además de restos de cerámicas y maderas compatibles con los que se usaban para construir barcos en esa época”, explica.

El lugar es una verdadera trampa para marinos porque es una caleta plana con amplitud de mareas ubicada entre la llamada Caleta Falsa y el río Porlicarpo.

“La toponimia de la costa y los mapas no existían, y entonces los investigadores no teníamos certeza del lugar del naufragio. En base a la evidencia logramos determinar qué ocurrió en ese segmento de costa, esperamos que en una próxima campaña subacuática se lo pueda detectar con precisión”, señaló.

Pero el programa no se limita a ubicar antiguos naufragios sino a relevar yacimientos arqueológicos que ayuden a conocer más sobre los pueblos originarios, los onas o selk’nam, cuyas fogatas vistas desde el mar por el portugués Fernando de Magallanes en 1520 dieron origen al nombre Tierra del Fuego.

“Hallamos unos 400 sitios arqueológicos de pueblos originarios, el 90% desconocidos, algunos con pautas de localización que resultan incomprensibles para la mentalidad moderna y que será preciso estudiar en detalle para conocer más el modo de vida” de estos pueblos nómades y cazadores de guanacos, dijo Vázquez.

La etnia, que untaba su piel con grasa de animal y arcilla para protegerse del frío, fue víctima de los colonizadores y terminó por desaparecer por completo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados