temas del día

Notas


Rusia acepta posible adhesión de Crimea y amenaza con dejar de exportar gas a Ucrania

Vladimir Putin | Kremlin (c)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hombres armados impidieron el viernes a observadores de la OSCE ingresar a Crimea, en momentos en que Rusia abría sus brazos a la posible adhesión de esta región autónoma ucraniana y Gazprom amenazaba con dejar de exportar gas a Ucrania.

Los 40 observadores militares no armados de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que el viernes intentaron por segundo día consecutivo entrar a Crimea fueron bloqueados por hombres armados, por lo que decidieron regresar a su punto de partida en Ucrania.

Según el ministerio ruso de Relaciones Exteriores, los observadores no habían obtenido “invitaciones oficiales” de las autoridades de Crimea para entrar en la península.

Cerca del pueblo de Chongar, uno de los dos puntos de acceso posibles a la península, diez hombres armados no identificados cerraron el paso a los dos buses en los que iban los observadores, seguidos de unos 50 vehículos civiles ucranianos.

Paralelamente, el grupo público ruso Gazprom amenazó este viernes a Ucrania con interrumpir sus exportaciones de gas debido a los impagos, como ocurrió en 2009, cuando los cortes afectaron al suministro de varios países europeos.

También este viernes, Rusia abrió sus brazos a la adhesión de la península autónoma ucraniana de Crimea, a pesar de las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

El Parlamento ruso anunció este viernes que respetará la “elección histórica” de Crimea, que el 16 de marzo propondrá a sus habitantes en un referéndum la adhesión a la Federación Rusa.

El jueves por la noche, el presidente interino de Ucrania, Olexander Turchinov, había dicho que este referéndum es ilegal y un “crimen contra Ucrania cometido por los militares rusos”.

En el ámbito diplomático, las potencias occidentales y Rusia no han encontrado de momento una salida a la crisis ucraniana, que se agudizó a fines de febrero con la toma de control de Crimea por fuerzas prorrusas, unos días después de la destitución del presidente ucraniano Viktor Yanukovich.

Después de muchas dudas, Washington decidió el jueves imponer sanciones diplomáticas y económicas a Moscú. También Bruselas, donde los jefes de Estado y de Gobierno de la UE recibieron el jueves al primer ministro interino ucraniano, Arseni Yatseniuk.

Por segunda vez en menos de una semana, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo el jueves una larga conversación telefónica con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para explicarle las sanciones adoptadas por Washington.

Estados Unidos restringirá los visados y congelará activos de aquellos ucranianos o rusos que considera “responsables o cómplices de amenazar la soberanía de Ucrania”.

En una cumbre extraordinaria en Bruselas, los dirigentes de la Unión Europea decidieron suspender las negociaciones bilaterales sobre visados y amenazaron con adoptar sanciones más duras, en particular económicas.

La Unión Europea anunció que firmará en breve con Kiev el acuerdo de asociación que Yanukovich se negó a firmar en noviembre, lo que desencadenó el movimiento opositor que terminó tumbándolo el 22 de febrero.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) se manifestó este viernes “impresionado” por la voluntad del nuevo gobierno de Ucrania de llevar adelante reformas a cambio de ayuda para sortear la crisis económica.

Una misión de expertos del FMI se encuentra en Ucrania desde el martes y permanecerá allí hasta el 14 de marzo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados