temas del día

Notas


Europa: Sucios retazos del invierno

Imagen de Archivo | Jerick Parrone (cc)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

¿Cuánto durará en Italia ese Gobierno que ahora está en las manos de un impaciente y ambicioso ex alcalde de Florencia, Matteo Renzi? Nadie olvida: en Roma y entre las bambalinas del poder sigue aleteando un viejo carcamal político, Silvio Berlusconi, el caimán, condenado una y otra vez por sus fechorías pero siempre a salvo de la justicia y a flote. Y en el rol de conspirador.

Italia, de todos modos, sigue siendo tercera economía europea. Tal cual suena y pese a la crisis y al continuo e inestable circo político, donde en los últimos 60 años han habido 68 gobiernos.

¿Consternación en Europa ante los brutales sucesos de Ucrania? La verdad: hablar de “consternación” es -por decirlo suave- exagerado. Al europeo medio le interesa harto poco el drama y la represión en un país que también anhela ser europeo mientras el poder ruso, con Putin a la cabeza, lo ahoga en sangre. Hay indiferencia ante el dolor de un pueblo hermano.

A la gente de a pie y a la otra le preocupa más aprovechar las últimas gangas del invierno que brindan aquellos iluminados centros comerciales. El hombre es el lobo del hombre, señaló Tito Maccio Plauto, comediógrafo latino que vivió entre los años 254 – 184 Antes de Cristo.

Nueva señal de la “marca España”. Aclaremos. La tal marca es invención del gobierno momio de Rajoy para sacarle brillo internacional al país ¿Cuál país? Un país donde perfumados delincuentes de cuello y corbata se ríen de los peces de colores. Un país sumido en oscuros conflictos. Donde Cataluña, una nación hecha y derecha, pugna por su independencia. Un país donde se devalúan los salarios, los empleos son precarios, donde hay brutales reformas que no garantizan ninguna vida digna y donde la educación pública es calamitosa. España, campeona europea de la desigualdad social, título que comparte con Letonia.

España, donde un gobierno con fétido olor a Opus Dei, intenta con su Código Penal una ley maldita contra el aborto y contra las mujeres. España donde abuchean a los miembros de la llamada casa real, por corrupción, mientras hay mimosa protección para la hija de Juan Borbón, Cristina, centro de una suculenta y real estafa financiera al Estado.

España donde tirotean a los desesperados náufragos en la frontera marítima de Ceuta. Seres humanos que huyen de guerras, violaciones y hambre en países africanos. Que manotean entre las olas mientras la Guardia Civil, bajo órdenes superiores, apunta y deja en el mar quince cadáveres.

Aquello que los países de la Unión Europea denominan inmigración irregular aumentó durante el año 2013 en un 46 por ciento. Hubo 170 mil ingresos “a la mala” como diríamos en Chile.

Aquí los derechos humanos cuentan poco. Tampoco los derechos del mar, que los hay. Los indocumentados reciben tratos inhumanos.

Los asuntos de seguridad interior, protección de fronteras, inmigración y asilo forman parte de los deberes de Bruselas, la acicalada sede del gobierno europeo. Sin embargo los países del Viejo Mundo se involucran harto poco o nada. Es mejor, piensan los satisfechos, criminalizar a los infelices, sobre todo si son negros. Hay leyes internacionales y están bien, gracias. Hay confusión, mezquindad, oportunismo. Pero a la hora de contar con gente para trabajos sucios, indeseables, con salarios humillantes ahí sí que cuentan los miserables forasteros.

El hombre es el lobo del hombre.

Crónicas de la actualidad europea cuyo autor, Oscar Vega, reside en Portugal. Periodista y escritor, se inició en 1956 en el vespertino Crónica de Concepción. Ha trabajado, entre otros medios, en los diarios La Discusión, Clarín, La Nación, Fortín Mapocho, La Época y en revistas como “Hechos Mundiales” y “Cauce” de Chile y “Límite Sur”, de México. Igualmente, entre otras emisoras, Magallanes, Minería, Cooperativa (1960-1970) y radio Berlín Internacional (1980-1990) Su último libro, “Música para dos”, fue publicado el 2012 por editorial Lom.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados