temas del día

Notas


EEUU: Ejecutan reo en medio de polémica por componente de inyección

PATH (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un preso condenado a muerte fue ejecutado la noche del miércoles en Misuri (centro), después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara en el último momento un recurso sobre un componente de la inyección letal, informaron los abogados del reo.

El juez Samuel Alito había suspendido in extremis la ejecución de Herbert Smulls, de 56 años, la noche del martes por otro recurso, pero finalmente decidió dar luz verde.

Smulls fue condenado a muerte por el asesinato en 1991 de un joyero durante un robo a mano armada.

Después de que el gobernador de Misuri rechazara el martes suspender la ejecución, la abogada Cheryl Pilate pidió a la Corte Suprema que exigiera al estado revelar el nombre del laboratorio no homologado a nivel federal que le facilitó el anestésico de la inyección.

Tras la aprobación de la Corte Suprema y antes de la ejecución fueron presentados otros tres recursos. El último seguía pendiente cuando el reo fue declarado muerto, informaron a la AFP los abogados.

Ante la escasez de productos para las ejecuciones, Misuri -como otros estados- usa el anestésico pentobarbital, pero no ha revelado qué laboratorio se lo proporciona.

Pilate argumentó ante la Corte Suprema que mientras se desconozca la procedencia del pentobarbital, es imposible saber si la inyección constituye “un castigo cruel e inhumano”, que prohíbe la Octava Enmienda de la Constitución estadounidense.

Alito también debe juzgar el caso de Christopher Sepulvado de Luisiana (sur), condenado a muerte el 5 de febrero por haber golpeado y quemado hasta producirle la muerte a su hijastro de seis años de edad en 1992, que presentó un recurso por el mismo motivo que Smulls.

Los letrados de ambos reos sugieren que los fármacos utilizados para dar muerte a los presos podrían haber sido ensayados y aprobados por el mismo laboratorio que realizó pruebas con el medicamento usado en una polémica ejecución en Oklahoma el pasado 9 de enero, en la que el recluso Michael Lee Wilson se quejaba de que podía sentir su cuerpo “ardiendo” cuando se le administró la inyección.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados