Notas


La ONU afirma que hay matanzas masivas y niños soldados en Sudán del Sur

Arsenie Coseac (CC) | Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El subsecretario general de la ONU para los Derechos Humanos, Ivan Simonovic, afirmó que hay niños soldados combatiendo en Sudán del Sur y que se registraron matanzas masivas.

“Las informaciones que nos llegan dan cuenta de matanzas masivas, ejecuciones extrajudiciales, destrucciones a gran escala, saqueos, y el reclutamiento de niños soldados”, declaró a la prensa el enviado de la ONU en una visita a Sudán del Sur.

La agencia de la ONU para la infancia, UNICEF, dijo que también tenía “informes creíbles de que hay niños participando en el conflicto”, aunque no brindó cifras.

La ONU acusa a las fuerzas del presidente Salva Kiir y del exvicepresidente Riek Machar de llevar a cabo atrocidades en el conflicto, que comenzó el 15 de diciembre.

“Hemos oído que se está reclutando a un cierto número de niños soldados en el llamado Ejército Blanco”, añadió Simonovic, en referencia a una milicia que ha devastado el estado de Jonglei (este) en los combates que libra junto a soldados amotinados leales a Machar en la localidad de Bor, en manos rebeldes.

Las organizaciones de ayuda humanitaria cifran en 10.000 el número de personas muertas en los combates, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió a ambos bandos de que serán considerados “responsables”.

Simonovic dijo que es necesario que se rindan cuentas por toda violación de los derechos humanos cometida.

La ONU también juzgó posible este viernes que, a finales de mes, más de 100.000 sursudaneses hayan huido a campos de refugiados de países cercanos, como consecuencia de la violencia.

Más de 86.000 personas cruzaron ya las fronteras de esta joven nación desde el inicio del conflicto, y unas 468.000 están desplazadas en el interior del país, según la ONU.

En el plano militar, el ejército dijo haber perdido el contacto con sus fuerzas en la ciudad petrolera de Malakal, que podría haber sido tomada por la rebelión.

Los dos bandos fueron cuestionados por la ONU y las ONG y Somonovic advirtió que los culpables podrían ser juzgados por crímenes contra la humanidad.

“Se puede ahora considerar el conflicto como un conflicto armado interno. En derecho, esto significa que además de las violaciones de los derechos humanos y de los crímenes potenciales contra la humanidad, se puede hablar de crímenes de guerra”, dijo.

El responsable de la ONU viajó a Bentiu, en el Estado petrolero de la Unidad (norte), reconquistada la semana pasada por el ejército regular.

Citado el jueves por la misión de la ONU en Sudán del Sur, habló de “una ciudad fantasma” y dijo que vio cuerpos de personas atadas antes de ser ejecutadas

“Desde el momento en que un bando retoma el control de Bentiu, comete violaciones de los derechos humanos y mata civiles”, declaró Simonovic.

Al conflicto político se agregan actos de violencia entre la comunidad dinka a la que pertenece el presidente Kiir y la comunidad a la que pertenece Machar.

Luego de bentiu, Malakal, en la provincia petrolera del Alto Nilo (noreste), se convirtió en escenario de una de las batallas más duras.

Muchos habitantes de Malakal tratan de llegar a Sudán, del que se escindió sudán del Sur en julio de 2011 tras una larga guerra civil.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados