temas del día

Notas


Policía ucraniana fracasa en su intento de desalojar a manifestantes

Antanana (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

La policía antidisturbios ucraniana fracasó este miércoles en su intento de desalojar del centro de Kiev a los miles de manifestantes opositores, que cantaron victoria y recibieron el apoyo de la diplomacia internacional.

En la plaza de la Independencia, la oposición cantó victoria después de que miles de antidisturbios la abandonaran tras haber intentado recuperarla por la noche de manos de los manifestantes.

“¡Aquí es donde se hace el destino de Ucrania!”, lanzó Arseni Yatseniuk, uno de los líderes de la oposición.

“¡Lo hemos hecho!”, dijo el líder nacionalista Oleg Tiagnybok.

“¡El poder tiene miedo de los ucranianos!”, aseguró el dirigente del partido Udar, el boxeador Vitali Klitschko.

Yanukovich, por su parte, prometió en esta jornada no recurrir a la fuerza contra las manifestaciones pacíficas, al tiempo que llamó a la oposición al diálogo tras los enfrentamientos con la policía.

“Para poder llegar a un compromiso, llamo a la oposición a no rechazar las conversaciones y no continuar en la vía de la confrontación y los ‘ultimátums’”, declaró Yanukovich en un comunicado, prometiendo “no recurrir a la fuerza contra los manifestantes pacíficos”.

Los manifestantes congregados en la plaza de la Independencia recibieron la visita de la secretaria de Estado norteamericana adjunta, Victoria Nuland, que llegó a Kiev la víspera para intentar una mediación tras haber pasado por Moscú.

Nuland acudió a la plaza después de que el martes lo hiciera la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, tras reunirse con el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich.

Tras entrevistarse con el mandatario ucraniano, Nuland calificó de “absolutamente inadmisible en un Estado democrático” la intervención policial contra manifestantes en Ucrania y aseguró que el país “todavía tiene una posibilidad de salvar su futuro europeo”.

La jefa de la diplomacia de la UE condenó “el uso de la fuerza y la violencia” contra “manifestantes pacíficos” y pidió “esforzarse al máximo para moderarse”.

En un comunicado, Ashton se refirió a su encuentro con Yanukovich indicando que el presidente ucraniano aseguró estar dispuesto a iniciar un diálogo político.

Ashton se volvería a entrevistar por la tarde con Yanukovich, pero aseguró que “tras las acciones de la policía de anoche el inicio de un diálogo político se hace más difícil que antes”.

“Condeno el uso de la fuerza y la violencia –que no puede ser una respuesta a las manifestaciones pacíficas y pido esforzarse al máximo para moderarse”, declaró Ashton en un comunicado.

A su vez, en una conversación telefónica con su homólogo ucraniano Pavel Lebedev, el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, “destacó los daños que podría causar una intervención del ejército para reprimir las manifestaciones y llamó a la contención”.

“El ministro Lebedev ha asegurado que la posición del presidente Yanukovich es la de no emplear a las fuerzas armadas contra los manifestantes y ha dicho que transmitirá el mensaje (de Hagel) directamente al presidente Yanukovich”, precisó el portavoz del Pentágono.

El primer ministro ucraniano, Mykola Azarov, indicó que las operaciones policiales estaban destinadas únicamente a la “limpieza de las vías públicas cubiertas de nieve”.

Azarov aseguró que la entrada de Ucrania en la Unión Aduanera propuesta por Moscú no está sobre la mesa y, en cambio, afirmó que Kiev está dispuesta a firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE) si recibe 20.000 millones de euros de ayuda en inversiones.

El jefe de la Iglesia ortodoxa ucraniana, el patriarca Filaret, por su parte, advirtió de que “las acciones violentas solo pueden desembocar en una radicalización de la protesta y en un conflicto civil mayor” y señaló que “la manera más aceptable de salir de la crisis puede ser una finalización rápida de las negociaciones y la firma de este acuerdo”.

Esta oleada de protestas comenzó a finales de noviembre cuando el poder ucraniano decidió renunciar a un acuerdo de asociación con la UE para acercarse a Rusia.

Moscú amenazó con medidas de represalia y tienta con miles de millones de dólares a Ucrania, exrepública soviética de 46 millones de habitantes sumida en una profunda crisis económica y financiera.

La oposición acusa a Yanukovich de preparar en secreto la entrada de Ucrania en la Unión Aduanera establecida por Moscú y que integra a exrepúblicas soviéticas.

Azarov afirmó el miércoles que este tema no está en el orden del día de una reunión entre el presidente ucraniano y su homólogo ruso, Vladimir Putin, prevista para el 17 de diciembre en Moscú.

El primer ministro repitió que Ucrania no firmó el acuerdo de asociación con la UE por razones exclusivamente económicas y anunció que Kiev está dispuesto a hacerlo a cambio de 20.000 millones de euros de ayuda europea.

Sin embargo, la UE rechazó esta petición de Ucrania.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados