Jorge Navarrete analizó el escenario que configurarán las elecciones

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

El analista político profundizó en las eventuales consecuencias del proceso electoral que definirá a un nuevo Presidente, parlamentarios y consejeros regionales.

En entrevista con Tomás Mosciatti, el analista político Jorge Navarrete analizó el escenario de las próximas elecciones que se llevarán a cabo el 17 de noviembre, tras renunciar a la DC tras 25 años de militancia.

“El partido democratacristiano es hijo de otro tiempo”, remarcó respecto a una decisión basada en que personalmente cree que el partido dejó de cumplir un rol que desarrollaba en la política del país. Además, explicó que pese a que fue uno de los principales colaboradores de la campaña de Claudio Orrego, cometieron equivocaciones al diseñar una campaña de nicho y menospreciar la distancia de los ciudadanos con la clase política.

Navarrete además profundizó en el equilibrio del poder que se generará después de las elecciones del próximo domingo, explicando que en la derecha se reconfigurará el protagonismo de sus líderes. “Hay una generación de políticos, que fueron muy importantes en la transición democrática y en estos 25 años, que literalmente se van para la casa”, explicó respecto a líderes como Evelyn Matthei, Andrés Chadwick y Jovino Novoa, para ceder espacio a “otros líderes, a otras generaciones”.

“Lo que se ha agudizado en la derecha es la pugna de las dos tradiciones que conviven en ese sector, una más conservadora y ligada a la dictadura militar, la mayoritaria, con otra, un poco más liberal, más desenfadada, más conectada con el mundo de hoy, la cual suponíamos era liderada por Sebastián Piñera, porque está además en una carrera personal”, explicó.

Además aseveró que de algunos resultados electorales en las senatoriales surgirán liderazgos, pero “si Michelle Bachelet gana en primera vuelta, parte de ese costo también lo asume el Presidente”. En tanto, respecto a La Nueva Mayoría, explicó que es lo mismo que la Concertación con nuevos arreglos, y que la gestión de un eventual gobierno de Bachelet estará marcado por las altas expectativas, una clase política fragmentada, un escenario más complejo en términos económicos y una ciudadania con una lógica de la inmediatez. “Va a obtener un contundente triunfo en el Congreso”, explicó remarcando que de todas formas alcanzarán los doblajes para el quórum necesario.